28/11/2022
01:09 PM

Más noticias

Más de 200 jóvenes han sido asesinados en lo que va de 2022, según Red Coiproden

La última masacre registrada en el país fue la madrugada de este jueves en el estacionamiento de un centro nocturno de Tegucigalpa, capital de Honduras donde fallecieron 4 personas.

Tegucigalpa, Honduras.

La Red de Instituciones por los Derechos de la Niñez (Coiproden) compartió recientemente un un informe en el que revela que más de 200 jóvenes han muerto de forma violenta en los primeros 6 meses de lo que va en 2022.

De acuerdo con el informe, en el segundo trimestre, iniciado por el mes de abril, se contabilizaron 42 noticias relacionadas con masacres y asesinatos en medios de comunicación (plataformas digitales, radio y televisión). Las víctimas resultaron ser 47 niñas, niños y jóvenes, 37 hombres y 10 mujeres. De ese total, 14 fueron niñas y niños con edades de entre 0 y 18 años y otros 33 fueron jóvenes de los 19 a 30 años.

Puede leer: Tomás Zambrano condena últimas masacres en Honduras

Para el mes de mayo se contabilizaron 41 noticias relacionadas con masacres y asesinatos. Por lo menos 49 niñas, niños y jóvenes fueron víctimas. De ese total, 7 fueron niñas y niños con edades de 0 a los 18 años y 42 jóvenes de los 19 a 30 años.

En junio se contabilizaron 35 noticias relacionadas con masacres y asesinatos, dejando 44 niñas, niños y jóvenes víctimas. De ese total, 12 eran niñas y niños con edades de 0 a los 18 años y 32 eran jóvenes de los 19 a 30 años.

Según Coiproden, en el primer trimestre del 2022 fueron asesinados 158 niñas, niños y jóvenes en hechos violentos; mientras que en el segundo trimestre (hasta junio) las víctimas fueron 140.

También: Buscan desechar asilo dado por Gobierno de España a Fernando Suárez

La última masacre registrada en el país fue la madrugada de este jueves en el estacionamiento de un centro nocturno de Tegucigalpa, capital de Honduras donde fallecieron 4 personas.

Uno de los fallecidos en el múltiple crimen es un hijo del expresidente hondureño, Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), quien fue identificado como Said Lobo Bonilla.

Entre las víctimas también está un sobrino de la esposa del general retirado Romeo Vásquez Velásquez, identificado como Luis Zelaya. Entre las víctimas también han sido identificados Salomón Vásquez, hijo de un militar retirado que vive en La Ceiba, y Norlan Enrique Rivera Rodríguez, conductor y seguridad de Said Lobo Bonilla.