21/07/2024
01:06 AM

Martínez Lozano: 'Compra de energía es la única salida que tiene el país”

El gerente de la Enee, Roberto Martínez Lozano, dice que la decisión final de firmar el contrato de 50 megas es del Consejo de Ministros.

Luego que la Junta Directiva de la Enee determinara la compra de 50 megavatios de energía térmica, su gerente, Roberto Martínez Lozano, dijo ayer que el costo será de unos 700 millones de lempiras; pero dependerá de la aprobación que haga el Consejo de Ministros la próxima semana.

Según el funcionario, no es cierto que el valor sea de 1,900 millones de lempiras, como aseguran fuentes de la empresa privada, “lo que ocurre es que tratan de deslegitimar la negociación porque ahí no hubo nada irregular”.

Aseguró que el precio consensuado por kilovatio hora anda en los 27 centavos de dólar; los precios actuales andan en 32 centavos en promedio, y una licitación realizada con los mismos oferentes de estos últimos 50 megavatios, el mejor precio fue de 36 centavos. El funcionario también desvirtuó que parientes de funcionarios del Gobierno estén detrás del contrato de los 50 megavatios.

El país está pasando una de las peores crisis energéticas, con precios caros y constantes cortes de fluido eléctrico, lo que provoca la incomodidad de la población y pérdidas a los empresarios.

Con la compra de los 50 megavatios de energía, los cortes ya no serían frecuentes, sino casuales, explicó, y se distribuiría directamente en las zonas que más los necesiten. Serían diez megavatios en Coyoles Central, Colón; 10 en Catacamas, Olancho; 15 en Ocotepeque y otros 15 en La Entrada, Copán.

Aseguró que una vez aprobada la compra, en 60 días las plantas estarían generando a base de diésel.

“Se hizo licitación con tres empresas, para 50 megas en diésel; participaron Nacional de Ingenieros y Reincasa, entre otras, pero los costos son muy elevados, llegamos hasta 36 centavos de dólar el kilovatio, les dijimos que no era viable, por eso exploramos acercamientos con los mismos y otros oferentes para mejores precios”, manifestó.

Son necesarios

Para Martínez Lozano, la compra de energía térmica es la única salida que tiene el país para evitar una mayor crisis en occidente, Olancho y el Bajo Aguán. El funcionario descartó la propuesta de la Cámara de Comercio de Cortés e indicó que la propuesta de Manuel Arriaga está motivada por su “corazón térmico”.

Asimismo, al funcionario se le consultó si el empresario Marco Tulio Gutiérrez estaba participando en la compra de los 50, pero él lo descartó asegurando que, incluso, el empresario se encontraba hospitalizado en Miami, Estados Unidos.

Martínez Lozano también aseguró que “Wartsila es una compañía finlandesa, la número uno del mundo y esa es la que ha sido aproximada para que nos presente una oferta”.

El funcionario asegura que el valor de la compra sería de 27 centavos por kilovatio hora, contrario a los 36 centavos de dólar promovidos en la licitación de compra térmica hace varios meses atrás.

L18 mil millones para energía

Sobre el presupuesto de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, Enee, este año es de 24,330 millones de lempiras, pero la mayoría -unos L 18,000 millones- son para pagar la generación de energía térmica, señala Gerardo Salgado, jefe de operaciones de la estatal.

Según lo establecido en el proyecto de la ley del Presupuesto General de Ingresos y Egresos para 2012, el panorama seguirá siendo el mismo, ya que del presupuesto anual asignado a la Enee, el 80% se destina para pago a térmicas.

Lo anterior deja claro que los seis grupos térmicos del país se quedan con una buena parte de los ingresos de los hondureños, que pagan mensualmente a través de la factura energética.

Según el Presupuesto de 2012, la Enee se convertirá a partir del próximo año en la institución pública con mayor presupuesto, superando incluso a la centralizada Secretaría de Educación, que hasta este año fue la institución pública con mayor presupuesto. Para 2012 el presupuesto de Educación será de 23,226 millones de lempiras, y lo que infla esa cifra es el Estatuto del Docente.

La Enee destinó casi todo su presupuesto para pagar deuda a los generadores de energía térmica, dejando de lado las inversiones en mantenimiento, que ahora generan los reiterados cortes de energía, sostiene Salgado.

“No hay parientes vinculados”

Según Martínez Lozano, dialogando con las mismas empresas se acordaron precios por debajo de la licitación y los precios de los de contratos actuales. En ese sentido, las plantas operarán con diésel en los cuatro puntos indicados.

“En el contrato actual serían 27 centavos comparado con 36 que fue licitación, serían entonces 35.5 millones de dólares (unos 700 millones de lempiras), mientras que con la licitación serían 47 millones de dólares (casi mil millones de lempiras), esas son las diferencias”, explicó.

De proveedor de la energía de emergencia dijo que es la empresa Wartsila, con la cual tuvo acercamientos directos, a través de notas enviadas por él, por lo que descarta cualquier intervención o mediación de funcionarios o parientes de estos. “Al hablar de cifras de 1,900 millones de lempiras es para confundir, sacar ganancias de las aguas revueltas, es más barato, hace 20 años costaban mucho más, nosotros contratamos los precios más bajos. Esto se debe a cuestión de tiempo, es cuestión de decencia, de probidad o habilidad para comprar”, dijo.

En cuanto a la vinculación de parientes en la contrata, indicó que no es cierto porque lo aprobó la Junta Directiva y esta es independiente, deliberativa, sin injerencia ni manipulaciones.

Además, la directiva la preside el ministro de Recursos Naturales y Ambiente,

Serna. La decisión fue tomada por unanimidad, excepto por los representantes de los empresarios, que se opusieron.