01/03/2024
07:03 AM

Mario Zelaya y Natalia Ciuffardi se conocieron en night club

  • 05 diciembre 2014 /

Medios chilenos realizaron un perfil de la amante de Mario Zelaya y la llaman la nueva Geisha chilena.

Santiago de Chile.

Natalia Patricia Ciuffardi Castro (28) ya es conocida como la nueva Geisha chilena tras involucrarse con Mario Zelaya, exdirector del Instituto Hondureño de Seguridad Social, acusado del saqueo de esa institución.

La historia de amor y poder inició en Chile, donde la joven residente en una casa de Puente Alto llamaba la atención por sus aspiraciones de modelo.

Zelaya llegó a Natalia tras conocer a la auxiliar de enfermería Ruth Ciuffardi, tía de Natalia, y quedó intrigado por su belleza según publica el diario La Cuarta de Chile.

Según el diario La Segunda, la chilena le robó el corazón a Zelaya en una noche de mediados de 2011 cuando se conocieron en el night club Platinum.

'Ella trabajaba como prostituta y él estaba de visita en Chile. Después de unos tragos y una amena conversación comenzaron a salir. 'Fue amor a primera vista', le comentó la joven a su círculo más íntimo', según el portal on line del diario austral.

Lea: Mario Zelaya, el perfil de una mente maestra

Además: Dictan auto de prisión a Mario Zelaya por abuso, fraude y malversación

Zelaya estaba especializándose en ortopedia y traumatología en el Instituto Traumatológico de la Universidad de Chile, por lo que pasaba viajando a Chile para visitar a Natalia, 'la niña que salió con apenas un 4,9 del liceo Brígida Walker de Ñuñoa y empezó recibir regalos caros e invitaciones para asistir a los locales más exclusivos de la capital'.

Eso si, Zelaya había olvidado mencionar un pequeño detalle: estaba casado y tenía tres hijos que lo esperaban en la capital de Honduras.

Lujos y más lujos

Trascendió que cuando pedía un mes de vacaciones, Mario Zelaya salía tres semanas con su familia hondureña y dejaba unos días para pasearse con su amante.

'Zelaya no abandonó a su familia y Natalia tampoco dejó a sus clientes, a quienes cobraba 300 mil pesos por sus servicios -cerca de 500 dólares-', escribe La Segunda.

'Zelaya se encargaba de enviarle mensualmente entre 2 y 3 millones de pesos -tres mil a cinco mil dólares-'.

Producto del furtivo romance, procrearon un hijo tras año y medio de relación. Zelaya incluso participó del parto y mantuvo todos los lujo a su amante'.

Zelaya regresó a Honduras mientras Natalia 'se sometía a una lipoescultura, liposucción e implantes mamarios'.

La Segunda señala que 'por meses el romance fue idílico. Natalia recorría el Caribe alojando en resorts cinco estrellas' y visitaba Tegucigalpa con regularidad. 'Se quedaba en los mejores hoteles de la capital hondureña esperando que Mario lograra alguna coartada para visitarla'.

La caída

Pero el cuento de hadas se empezó a desmoronar lentamente cuando Zelaya comenzó a ser investigado por el Ministerio Público por el desfalco de más de 230 millones de dólares en el Seguro Social.

Zelaya compró cuatro propiedades a nombre de Natalia en Tegucigalpa, dos departamentos en La Florida (Santiago), avaluados en 70 millones de pesos cada uno -115 mil dólares-, una casa en Puente Alto y otra en el balneario del litoral central El Tabo.

“Creemos que ella tenía conocimiento de todo. Un indicio no menor es que en un día adquiere cuatro inmuebles por un valor de aproximadamente 200 millones de pesos -326 mil dóalres-. Eso para nosotros es un indicio suficiente de que estaba participando en operaciones irregulares”, indicó el fiscal Omar Mérida, de la Fiscalía Metropolitana Sur.

Foto: La Prensa

Mario Zelaya, exdirector del IHSS, junto a su amante cuando ella dio a luz.
La separación

A su regreso a Chile, mientras Zelaya empezaba la fuga, Natalia seguía con los lujos sin saber que investigadores hondureños le seguían los pasos en colaboración con autoridades de ese país.

En su casa de tres pisos 'se encontraron documentación por la compra de dos vehículos marca Hyundai (uno Tucson y el otro Elantra), además de un camión JAC que costó 35 millones de pesos y escrituras de las propiedades. En total, tiene un patrimonio que excede los 300 millones de pesos -cerca de medio millón de dólares-. Todo adquirido con dinero proveniente desde Honduras', cuenta el subprefecto y jefe de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI, Luis Silva.

'También se hallaron cuatro televisores LED de 55 pulgadas, carteras Louis Vuitton, varios zapatos Gucci y perfumes de todo tipo, entre otras cosas. Tenía una pieza llena de ropa de marca guardada en maletas', dice Silva, quien añade que la joven reconoció que se dedicaba al comercio sexual desde los 19 años. 'Había trabajado en clubes nocturnos en Santiago, Rancagua, Temuco y Puerto Montt', agrega.

Mamá la defiende

“Mi hija es inocente, lo diré hoy, mañana y siempre. Lo que Mario Zelaya le haya dado a mi hija y sus propiedades fueron adquiridas antes que naciera mi nieto Juliano, y que eran para que su hijo no quedara desamparado y también para que mi hija se dedicara a su hijo”, dijo Patricia Castro, mami de Natalia.

“Las acusaciones que caen sobre mi hija que sería cómplice de lavado de dinero son insólitas y mentiras. La he cuidado desde que llegó a vivir a ese país, he sido siempre su compañera. Me decidí acompañarla a Honduras porque es un país muy peligroso para los extranjeros. Lo que pedía el fiscal por la extradición de mi hija no lo voy a permitir, porque después a mi hija la van a devolver en un cajón”, agregó la mujer.

En una segunda visita la PDI capturó a Natalia en su casa de Puente Alto acusada de lavado de activos, delito cuya pena va de entre cinco a 15 años de cárcel.

Los investigadores hondureños solicitaron la extradición de Natalia para que responda por su supuesta participación en el blanqueo de dinero, pero como no existen tratados entre Chile y Honduras, la petición no prosperó.

Lea: Dejan en libertad a la amante de Mario Zelaya

“Ella siempre ha hecho una vida normal. Nunca tuvimos miedo ni temor de irnos de nuestro hogar, ni de escondernos ni arrancar. Somos inocentes y una familia muy unida, más con nuestro nieto que lleva sangre hondureña, pero es chileno”, dijo Patricia Castro, luego de escuchar en el tribunal de Puente Alto que su hija quedaba en libertad.

“Ella solo es la pareja del señor Zelaya, el cual es investigado en Honduras, esta es una investigación en curso. Lo que sí existe en esta causa es que mi representada tiene una relación sentimental con el señor Zelaya y que esta relación está avalada con un hijo. Por lo tanto es una relación seria en la que es normal que el padre del niño lo mantenga de acuerdo a su nivel social”, explicó la abogada Jessica Acevedo, representante de la Naty.