Luego de que el presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, invitó al expresidente de Honduras Manuel Zelaya Rosales ¨a ponerse de rodillas y pedirle perdón a Dios por todo el daño que le causó a Honduras¨, el exmandatario le contestó este lunes que “aunque Juan Orlando Hernández se hinque de aquí a Lempira, no tiene perdón de Dios por todo lo que le ha hecho al pueblo en estos tres años'.

El expresidente indicó que durante su gestión (2006-2009) no creó impuestos, sin embargo “ellos llevan doce paquetazos', en referencia a la administración del presidente Porfirio Lobo (PN).

Zelaya partió en un vuelo comercial del aeropuerto internacional de Toncontín hacia República Dominicana junto a su esposa, la candidata presidencial del Partido Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro.

El expresidente, separado de su cargo en 2009, retó a los oficialistas a comparar datos de su gobierno (cuando militaba en el Partido Liberal) con los de la actual administración nacionalista.

En ese sentido criticó que se empleen los fondos de bonos soberanos para el pago de deudas en lugar de la inversión. 'Lo que demuestran es una quiebra total del país porque se pagarán deudas de sobre gasto que tiene el gobierno; ellos no han dado respuesta a los problemas de los hondureños”, aseveró.

Respecto al actual gobierno dijo que le echan la culpa a su administración por la situación en la que se encuentra el país, mientras que él durante su mandato sólo mencionó a su predecesor, Ricardo Maduro, en una ocasión.

Dijo que culpar a los otros es un recurso de la incapacidad e indicó que el presidente del Congreso está en campaña electoral y está preocupado porque su esposa, Xiomara Castro, lo aventaja ¨sobradamente¨.

En cuanto a la condonación de la deuda externa de Honduras, el expresidente Liberal y fundador de Libre aseveró que “la condonación la conseguimos nosotros, fuimos la mejor administración que ha habido”.

Referente a las declaraciones el subsecretario adjunto para la lucha antinarcóticos, William Brownfield, quien dijo que apoyarán a la Policía pero no al director ni a su cúpula de mando, Zelaya dijo que Estados Unidos 'debería sacar sus narices de aquí' y opinó que la posición de Estados Unidos es ambigua, 'cómo es eso que van a apoyar a la Policía, pero no a su director, es una posición ambigua”.

El expresidente mostró su desacuerdo con la pretensión del gobierno de Lobo de 'establecer comités de censura' a los medios de comunicación, aunque sí se pronunció a favor de democratizar los medios.

Zelaya también dijo que Libre se ha consolidado así como el proceso de la izquierda en América Latina también se ha fortalecido.

A criterio de Juan Orlando Hernández, el expresidente Zelaya 'tiene nostalgia del poder' y lo invitó a 'que se tome una tacita de café para que se acuerde de esos tiempos. Ya el pueblo hondureño le dio ese privilegio y el pueblo hondureño tendrá que valorar qué es lo que ocurrió en su mandato y qué es lo que ha ocurrido ahora en el Congreso Nacional'.