Tegucigalpa, Honduras.

El Gobierno en su lucha contra la extorsión anunció ayer que jueces especiales trabajarán en conjunto con la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA).

El presidente Juan Orlando Hernández informó que buscarán los recursos para proceder al nombramiento de jueces especializados y certificados para comenzar a capturar a los cabecillas de las bandas de extorsionadores y quitarles sus bienes.

La medida fue aprobada en el seno del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad en las últimas horas, como parte de las nuevas estrategias en seguridad que se implementarán a partir del 27 de enero.

“Si el Poder Judicial requiere recursos adicionales para el nombramiento de estos jueces, vamos a encontrar la forma de conseguir esos recursos. No queremos que eso sea excusa”, dijo Hernández a Radio América. Explicó que la medida, aprobada por el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, busca mejorar la efectividad que se ha tenido en el combate de este delito al capturar a los ejecutores, los que cobran, los que amenazan y hacen las llamadas.

“Si no llegamos a capturar a los cabecillas y quitarles sus bienes, como lo recomendó la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), en San Pedro Sula, entonces no vamos a tener el disuasivo adecuado”.

Denuncias

Datos de la FNA establecen que solo el año anterior fueron detenidas 667 personas por extorsión y esa dependencia recibió 921 denuncias, de estas se pudieron judicializar 380 y además se lograron 311 sentencias condenatorias.

Hernández sostuvo que si bien se ha logrado judicializar a una buena cantidad de jefes y personas ligadas a la extorsión, “también es cierto que muchos jueces que tienen estos casos están muy cargados de trabajo y no se han especializado en ese aspecto”. El gobernante expuso que en estas dos situaciones (los jueces especializados en la antiextorsión y asegurar que los casos de alto impacto sigan siendo manejados por los jueces con jurisdicción nacional) se requiere el acompañamiento del Poder Judicial.