Más noticias

Juan Orlando: 'Hasta encuestas de Libre me dan como ganador”

Juan Orlando Hernández, candidato presidencial en Honduras por el Partido Nacional, cerró su campaña ayer en San Pedro Sula y Tegucigalpa.

San Pedro Sula, Honduras

La única bandera que debe flamear en el país es la de Honduras y no la de otras naciones como Venezuela.Esa fue una de las expresiones del candidato presidencial por el Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, que más encandiló a miles de nacionalistas durante las masivas concentraciones de cierre de campaña ayer en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Los cierres de campaña se realizaron este fin de semana previo a las elecciones generales de Honduras el próximo 24 de noviembre.

Ver especial multimedia: Elecciones en Honduras 2013

La jornada comenzó en la capital industrial con una efusiva manifestción de respaldo que tuvo lugar en el segundo anillo de circunvalación.

Juan Orlando llegó acompañado de los expresidentes Ricardo Maduro y Rafael Callejas y de Armando Calidonio y Nasry Asfura, candidatos a alcaldes de San Pedro Sula y Tegucigalpa.

Los candidatos a diputados de Cortés y Francisco Morazán también estuvieron presentes en los eventos que mostraron la sólida unidad del Partido Nacional.

Miles de simpatizantes inundaron las plazas escogidas para los cierres de campaña y ondeando la bandera de la estrella solitaria coreando pegajosos arreglos musicales como “Juan fogón, a Juan Orlando necesita mi nación” y “Sumate cachureco” .

Mensaje de paz

Los discursos que el presidenciable pronunció en ambas ciudades se centralizaron en lo que tanto ha progonado durante su campaña, como recuperar la paz y la tranquilidad con el apoyo de la Policía Militar (PM), respeto a la soberanía y elevar el Bono1 0 Mil a 800 mil familias pobres, que recibirán el paquete básico del programa Vida Mejor, que incluye ecofogón, techo digno, piso de cemento, filtro y pila de agua, letrina y huerto familiar.

A los sampedranos, el aspirante les dijo que no se necesita la cara del Che Guevara para sentirse hondureño porque tenemos a nuestros propios héroes nacionales al referirse al uso de la bandera del revolucionario argentino por parte del partido Libertad y Refundación (Libre). “Perdón, sampedranos, porque no han tenido alcalde”, agregó el aspirante a Presidente en su discurso y luego pidió el voto para Armando Calidonio.

Como una medida de compromiso para el apoyo de la Policía Militar, Juan Orlando juramentó a los 20 candidatos a diputados por el departamento de Cortés a quienes comprometió a defender la existencia de la PM si son electos congresistas.

“Levanten su mano derecha por favor todos los candidatos a diputados por Cortés, ante el altar de la patria, ante este pueblo que los está viendo: prometen y juran que al llegar al Congreso votarán por la Policía Militar”, preguntó Hernández. Los candidatos a una sola voz respondieron: “sí, lo prometemos”.

“La patria los necesita, el pueblo hondureño los necesita, por eso votar por el Partido Nacional es votar a favor de la Policía Militar”, les dijo.

En el acto de cierre de campaña también le pidió a Armando Calidonio, candidato a alcalde de San Pedro Sula, un juramento.

Le pidió que jurara que a las 6:00 de la tarde del próximo domingo lo llamara por teléfono, por cobrar si es necesario, para informarle que ha ganado la alcaldía sampedrana y que se ha ganado todo el departamento de Cortés.

Pidió a sus seguidores en la zona norte cuidar los votos en las urnas.

Luego profundizó en sus tres ejes de gobierno: seguridad, generación de empleo y programas sociales. Además, vaticinó un triunfo arrollador en las urnas.

“Este 24 de noviembre, a Honduras le toca decidir entre el camino malo de la indiferencia, de los que provocan violencia y dejaron al país quebrado y más endeudado que nunca y no permiten que los niños reciban sus 200 días de clases, y el camino bueno que propone el Partido Nacional, con una Policía Militar dándole seguridad al pueblo hondureño y con los soldados de las Fuerzas Armadas realizando patrullajes en las calles y no en las barracas”.

Intensa jornada azul

En menos de seis horas, el presidenciable realizó dos concentaciones masivas. En Tegucigalpa estuvo acompañado por la dirigencia del partido y por el candidato a alcalde Nasry Asfura.

La frase que lo ha identificado durante la campaña no faltó en sus discursos de cierre: “Yo, Juan Orlando Hernández, voy a hacer lo que tenga que hacer para recuperar la paz, de la mano de Dios y del pueblo hondureño y dentro de la ley”.

También se refirió a la generación de empleo y anunció 120 mil nuevas fuentes de trabajo con las maquilas; 200 mil en las microempresas; 125 mil en el sector de la palma africana y cien mil con el programa “Chamba Ahorita”, dirigido a jóvenes y madres solteras.

Asimismo, garantizó veinte mil millones de lempiras para reactivar al agro y que convertirán a Honduras otra vez en el granero de Centroamérica.

“En mi gobierno, además, aumentaremos la cobertura del Bono 10 Mil a las 800 mil familias más pobres de Honduras, porque no puedo soportar que 3,700,000 hondureños vivan con menos de veinte lempiras al día… ¡Eso no es justo!”

Anunció que las personas que reciban el Bono 10 Mil, con la condición de enviar a sus hijos a la escuela, también serán incorporadas al programa social “Vida Mejor” que impulsa junto a su esposa Ana García, para recibir un paquete básico que consta de ecofogón, techo digno, piso de cemento, pila y filtro de agua, letrina y huerto familiar.

“Estamos listos para ganar arrolladoramente el 24 de noviembre, pero hay que cuidar los votos porque allí sigue un sisimite en caída libre que quiere provocar desorden porque sabe que el triunfo será del Partido Nacional”, añadió el presidenciable mientras era vitoreado por sus miles de simpatizantes.

No permitirán injerencias

Juan Orlando también dijo que hasta las encuestas ligadas a Libre le dan un holgado triunfo al Partido Nacional de al menos ocho puntos de diferencia; aunque en otras mediciones su ventaja oscila entre nueve, diez y hasta once puntos, por lo que vaticinó una victoria que no dejará lugar a ninguna duda.

Alzando su mano derecha mostró los dedos y dijo: “Tengo cinco amigos a los que llevaré a las urnas para que voten por el Partido Nacional. Dos son de Libre, otros dos son liberales, y el último nunca ha participado en política.

Cada cachureco debe hacer lo mismo, llevar a otras cinco personas y así ganaremos hasta por 15 puntos de diferencia”, señaló.

Finalmente, Juan Orlando les dio la bienvenida a los observadores internacionales, pero les pidió que “respeten la autodeterminación del pueblo hondureño, porque no vamos a permitir injerencia ni irrespetos de nadie”.

“En mi primer día de gobierno donaré 100 patrullas ”

Con el respaldo de miles de seguidores, Armando Calidonio Alvarado, candidato a la alcaldía de San Pedro Sula, cerró su campaña electoral prometiendo que en su primer día de gobierno donará 100 patrullas a la Policía con el apoyo de la empresa privada.

El candidato le recordó al conglomerado que los vientos de cambio que trae el Partido Nacional para el próximo año se convertirán en un huracán de bienestar, de paz, de tranquilidad y de prosperidad, en especial para los miles de sampedranos que han sido excluidos por los últimos dos Gobiernos de los partidos Libre y Liberal en los últimos ocho años.

Calidonio prometió que con la fuerza de sus manos limpias gobernará con honradez y con el corazón que ama a San Pedro Sula cuidará las vidas de sus ciudadanos. “No más inseguridad, eliminemos la corrupción y dejemos atrás estos ocho años de estancamiento”, manifestó.

El candidato preguntó: ¿dónde están los 16 mil millones de lempiras que se han consumido en estos últimos años en las administraciones liberales y de Libre? Luego afirmó que seguimos viviendo en una ciudad en decadencia y que no cabe duda que los de Libre y del Partido Liberal son los únicos culpables.

“En segundo instancia quiero poner fin a las acciones irregulares que ha habido en los últimos ocho años, como los borrones de cuentas, peajes sin control, impuesto de guerra por el acarreo de basura como publicaron los medios locales y que la Fiscalía investiga”, expuso.

Calidonio les hizo saber a los nacionalistas que trabajando junto a la sociedad civil, líderes comunitarios, empresa privada y con las estrategias que pondrá en práctica en prevenir los actos ilícitos para bajar los índices de la violencia vamos a vivir en paz, tranquilidad y bienestar.

El candidato le pidió a la multitud que le ayuden a construir puentes, pero no solo puentes de concreto, sino puentes hacia el futuro, hacia la paz y hacia el amor entre hermanos y que juntos deben cambiar de rumbo, con seguridad, pero sobre todo cambiar con alegría. La alegría de un mejor mañana, de oportunidades y de esperanza.

Finalmente les pidió a los sampedranos sonreír con cada amanecer, trabajar duro por recuperar el tiempo perdido y que al llegar a nuestras casas al final de las largas jornadas de trabajo sigamos soñando con la ciudad del futuro.

“En siete días toda la ciudad le sonreirá al cambio con el triunfo contundente de nuestro gran Partido Nacional”, puntualizó.