Tegucigalpa, Honduras.

Los presidentes de los países del Triángulo Norte se reunieron ayer con el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, en donde le pidieron un trato justo para los inmigrantes.

En la reunión, Honduras presentó los lineamientos para la ejecución de los fondos del Plan Alianza para la Prosperidad (PAP).

El esquema de inversión de los 750 millones de dólares (L16,725 millones) aprobados por el Congreso norteamericano fue presentado en una reunión presidencial en Ciudad Guatemala. Participaron el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, el mandatario de El Salvador, Salvador Sánchez y el nuevo gobernante guatemalteco, Jimmy Morales. El encuentro se produjo minutos antes de la toma de posesión en la capital guatemalteca.

Tras la reunión, Hernández dijo que los países del Triángulo Norte plantearon al vicepresidente de Estados Unidos la necesidad de iniciar cuanto antes la implementación del Plan, cuyo propósito principal es frenar la migración ilegal.

Agregó que Honduras expuso que ha presupuestado 965 millones de dólares (L21,519 millones) para programas y proyectos basados en los lineamientos del Plan Alianza para la Prosperidad.

“Necesitamos iniciar cuanto antes, en el caso de Honduras nosotros ya empezamos porque es nuestro plan de trabajo original, por eso lo compartimos con la región, para que pudiéramos tener ya unos lineamientos que le sirvan a la región”, expresó.

El Plan Alianza es una iniciativa conjunta y formulada por Honduras, Guatemala y El Salvador para atacar las causas de la migración mediante la generación de oportunidades, el combate a la pobreza y la reducción de la violencia.

La iniciativa es respaldada por el Gobierno de Estados Unidos. Durante la reunión, los gobernantes centroamericanos establecieron con el segundo al mando de la Casa Blanca que los fondos aprobados sean invertidos en los programas pactados entre las partes.

Hernández, anunció que “vamos a tener una reunión dentro de 15 días a nivel de los gabinetes del Plan de la Alianza para la Prosperidad con el vicepresidente (Biden), probablemente en menos de un mes estaremos dándole seguimiento a la implementación del Plan este año y a la gestión de recursos para 2017”.

Hernández, también informó que en la reunión se planteó “que necesitamos un trato justo, digno para nuestra gente en Estados Unidos”.