04/03/2024
01:51 PM

Identifican a los cinco hondureños asesinados en Texas

El sospechoso del tiroteo fue identificado como Francisco Oropeza, de 39 años.

Texas, Estados Unidos

Los cinco hondureños ejecutados por un vecino mexicano la noche del viernes en el condado de Jacinto, Texas, Estados Unidos, ya fueron identificados por sus familiares.

Las víctimas, todas de una misma familia, fueron identificadas como Sonia Guzmán y su hijo de ocho años Daniel Guzmán.

También está Julissa Rivera y Jonathan Cáceres, quienes supuestamente eran pareja y otra mujer identificada como Diana Velásquez.

Sonia y su hijo Daniel, dos de las víctimas mortales del tiroteo.

El autor del tiroteo, de nacionalidad mexicana, se dio a la fuga y podría estar armado con un fusil de asalto AR-15, un arma usada en muchos de los tiroteos de los últimos años, dijo el alguacil de San Jacinto, Greg Capers, en una rueda de prensa horas después del suceso, que ha causado mucha consternación en Honduras.

El sospechoso fue identificado como Francisco Oropeza, de 39 años, y se le imputaron cinco cargos de asesinato, indicó Capers al diario The Washington Post.

Mexicano irrumpió en vivienda de hondureños y los asesinó a sangre fría (FOTOS)

El sospechoso irrumpió en la vivienda de sus vecinos después de que ellos le pidieran que dejara de disparar en el jardín con su fusil porque era muy tarde y un bebé estaba intentando dormir, explicó Capers.

El sospechoso fue identificado como Francisco Oropeza, de 39 años.

Cuando la Policía llegó, vio cómo dos de las mujeres fallecidas estaban en el dormitorio de la vivienda y sus cuerpos estaban encima de dos de los niños que sobrevivieron, en un aparente intento de protegerlos de las balas, detalló Capers en esa comparecencia ante la prensa.

Las autoridades locales están ofreciendo una recompensa de 5 millones de dólares a quien tenga información que conduzca a la detención del autor del tiroteo, indicó en Facebook la Oficina del Alguacil del condado de San Jacinto.

Hondureños asesinados vivían legalmente en San Jacinto, Texas

La Oficina del Alguacil tiene en su poder la tarjeta consular del sospechoso y también tiene un video en el que se le ve caminando hacia la casa de sus vecinos para dispararles.

Capers dijo a la cadena de radio NPR que los agentes están buscando al autor del tiroteo “cada minuto de cada hora” y esperan encontrarlo pronto.

De acuerdo a la cadena CNN, el sospechosos está a unos 20 kilómetros de donde ocurrió el suceso, en una zona boscosa, y la Policía lo tiene rodeado.

Sonia era madre de tres hijos y esposa.

Los agentes supieron que algo estaba ocurriendo cuando recibieron un aviso el viernes por la noche.

Se dirigieron inmediatamente a la vivienda, pero, cuando estaban de camino, el centro de comunicaciones del condado empezó a recibir múltiples llamadas del número de emergencia 911 que alertaban que se estaba produciendo un tiroteo en el lugar al que se dirigían los policías.

Cuando los agentes llegaron a la vivienda, el tiroteo ya se había producido y el sospechoso se había dado a la fuga.

Según Gun Violence Archive (GVA), un proyecto sin ánimo de lucro que sigue la violencia armada en Estados Unidos, en lo que va de 2023 se han registrado 174 tiroteos masivos.

GVA define como tiroteo masivo aquel que acaba con cuatro víctimas, sean muertos o heridos, sin incluir al autor del ataque si es que ha fallecido o sufrido lesiones durante el suceso.