10/08/2022
01:13 AM

Más noticias

Hondureños seguirán experimentando apagones sin aviso

Aunque no habrá calendario de racionamientos, los horarios se ampliaron. Además de las horas pico, quitarán la energía de 9:00 a 11:00 am y de 2:00 a 5:00 pm.

San Pedro Sula, Honduras.

La población esperó ayer que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) publicara el primer calendario de racionamientos para todo el país con el objetivo de tomar precauciones ante la crisis energética que abate la región; sin embargo, la noticia nunca llegó, aunque sí los apagones imprevistos.

Emi Hawit, gerente general de la estatal, asegura que pasó reunido con su equipo de expertos y monitorearon el patrón de consumo de los hondureños en horas pico, de 12:00 meridiano a 2:00 pm y de 6:00 a 8:00 pm.

“Ya oficializamos los racionamientos debido al cambio climatológico, pero también es necesario explicar que la apertura de circuitos (corte de energía) se hará dependiendo de la demanda”, manifestó Hawit.

Ante la ausencia de un calendario de racionamientos, la Enee también pretende racionar energía de 9:00 a 11:00 am y de 2:00 a 5:00 pm para reducir los circuitos en las horas pico. “Debemos cuidar los espacios y la energía con que contamos. En Tegucigalpa, solo racionamos seis megavatios del circuito 227 por una falla técnica y en San Pedro Sula tuvimos al mediodía 38 megas de racionamiento de los circuitos 391, 206, 394 y 230, o sea que bajó”.

Baja consumo

Tras el anuncio oficial de los racionamientos, el consumo de energía eléctrica en todo el país bajó, según Hawit, además del registro mayor de generación de energía eólica y la compra en el mercado centroamericano.

“Tegucigalpa funcionó normalmente; no hubo racionamiento más que una falla técnica. Es necesario explicar que se harán los racionamientos dependiendo de la demanda. Iremos anunciando sobre la marcha porque no tenemos alternativa”, afirmó Hawit.

Los racionamientos se harán sin aviso, como ha sucedido, y en las zonas donde se pueda calendarizar, la Enee lo hará. Según el gerente, uno de los planes es racionar energía en la zona residencial en el día y en la industrial por la noche, cuando la demanda es poca.

La demanda

Revivir la calendarización de racionamientos como en 1994 por ahora no será factible, ya que la Enee ha optado por vigilar la demanda en horas pico.

“No sabemos cuánto durará esta situación, pero, según los pronósticos, el clima cambiará en septiembre. La apertura de circuitos se hace desde hace dos o tres semanas. El martes apenas lo oficializamos”, recordó.

Con el clima, la demanda y el calentamiento de las líneas de transmisión han aumentado; la Enee ha sido sorprendida y ahora está obligada a racionar sin aviso.

“Seguiremos viendo el comportamiento de la demanda, pero el 95% de este problema es por asuntos climatológicos: el fenómeno de El Niño, la falta de lluvias y las altas temperaturas. Al principio pronosticamos racionar en horas pico, pero también analizamos otros horarios”.

Circunstancias

Según la Enee, los racionamientos dependen de varias circunstancias: de la demanda, de lo que se pueda comprar en el mercado centroamericano y de la producción eléctrica intermitente.

“Creíamos que íbamos a racionar el doble en San Pedro Sula, pero nos han ayudado las condiciones, el comportamiento y la compra de oportunidad que hicimos en Centroamérica. Por eso es difícil pronosticar en estas circunstancias”.

Para el gerente, ayer fue un día bueno porque no se tuvo que racionar como se creía; además percibe que la población está tomando conciencia de la necesidad de ahorrar porque, tras anunciar los racionamientos, bajó la demanda en horas pico. En San Pedro Sula hubo quejas por las prolongadas suspensiones.

Proyección

Para el empresario Benjamín Bográn, quien representó por muchos años al Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) en la junta directiva de la Enee, la estatal debe hacer proyecciones de racionamientos nacionales.

“El cambio climático afecta gravemente la generación de energía en el país, por lo que, en un corto tiempo, la Enee tiene que establecer una proyección de cómo va a manejar la situación”, manifestó Bográn.

Para el empresario, calendarizar los racionamientos lleva un proceso de aprendizaje para la Enee porque la situación es imprevista.

“Es un año totalmente atípico. Pareciera que estamos en pleno marzo o abril. Por eso digo que para la misma empresa estatal es un proceso de aprendizaje. Es este el momento preciso de orientar a la población para que use más eficientemente la energía eléctrica, especialmente en las horas de alta demanda”.

Sobre el plan de emergencia que la Enee debió tener ante el anuncio de los estragos naturales que el fenómeno de El Niño provocaría en 2014 en la región, el empresario recalcó que se dificulta cuando la crisis abarca a toda Centroamérica.

Ahorro obligado

Al consultarle si las medidas producirán ahorro en las facturas mensuales, Rolando Castillo, jefe de la División de Contrato de la Enee, dijo que los medidores dejarán de marcar las dos o cuatro horas que dure el corte y se tendrá que reflejar una rebaja en la factura.

Castillo estima que puede haber una rebaja de 10 horas y cerca de diez vatios por cliente, que podrían representar entre 30 y 50 lempiras menos en la factura.

“Una rebaja va a depender de las horas que duran los racionamientos”, explicó.