23/05/2024
04:15 PM

Recuperan otra finca de palma invadida en Colón

El proceso de desalojo continuó con la finca de palma africana La 27 en Tumbador, Trujillo. Quedan unas 15 fincas más por recuperar.

Trujillo, Colón.

De forma pacífica fueron desalojadas varias familias que tenían invadida la finca de palma africana La 27, ubicada en el sector de Tumbador en Trujillo, Colón.

Dicha propiedad pertenece a la Sociedad Agroindustrial Blanca de la familia Nájera, la cual tenía alrededor de un año de estar invadida.

En la acción participaron agentes de la Policía Nacional y del ejercito, así como fiscales del Ministerio Público. Dicho desalojo obedece a una orden emitida por el Juzgado de Letras Penal Seccional de Trujillo, luego que sus propietarios interpusieran la denuncia ante la Fiscalía.

Claves

1__La policía no desalojará las fincas que están dentro de un convenio firmado en febrero de 22 entre el Gobierno y la Plataforma Agraria.

2__El conflicto agrario en el Bajo Aguán ha provocado que se pierdan unos 1,200 empleos.

“Hablamos con las personas que estaban ahí y ellos atendieron el llamado a la orden que venía de un juez, no opusieron resistencia. Llegamos de manera pacifica y ellos también estaban pacíficos. Les dimos un tiempo y desalojaron sin problemas”, apuntó Cristobal Muñoz, jefe policial en Trujillo.

Solo en Trujillo la Policía Nacional tiene en agenda recuperar unas 15 fincas de palma africana más, las que serán desalojadas en los próximos días.

“Solo estamos esperando que nos den el visto bueno para proceder”, agregó Muñoz.

La operación de desalojo comenzó el 28 de junio tras un mandato de la presidenta Xiomara Castro luego del fracaso de las comisiones que se crearon encabezadas por la secretaría de Seguridad con el fin de resolver el conflicto agrario en Colón.

Los primeros desalojos de tierra se hicieron en las aldeas Chapagua y Los Tarros de Trujillo, en donde operan las fincas Aprova y la Cooperativa Agropecuaria La Norteña.

En estos sitios se recuperaron unas 3, 500 hectáreas. Asimismo se han detenido a cuatro personas acusadas del delito de usurpación y se decomisaron dos armas de fuego tipo pistola.

Antes de estos últimos desalojos se tenían contabilizadas unas 25 mil hectáreas de fincas de palma africana invadidas en el Bajo Aguán, por centenares de campesinos y grupos armados.