14/08/2022
12:16 PM

Más noticias

Honduras podría cerrar 2021 con más de 3,500 homicidios, según expertos

La tasa de homicidios en Honduras es alarmante, expertos indican que hay entre 41 y 42 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Tegucigalpa, Honduras.

Honduras podría cerrar 2021 con más de 3,500 homicidios, un flagelo cuyo combate, según expertos consultados este martes por Efe, pasa por la prevención del delito y el fortalecimiento de la Policía de Investigación.

Honduras, que ha figurado entre los países más violentos del mundo, sin vivir en guerra, cerrará el año con una tasa de “entre 41 y 42 homicidios por cada 100 mil habitantes”, dijo el especialista en criminalística Gonzalo Sánchez.

Esa tasa de homicidios “es alarmante” en un país de 9,5 millones de habitantes que “no está en guerra”, indicó Sánchez, exmiembro de la Policía de Investigación de Honduras.

Además lea: En menos de 20 días mataron a 5 mujeres en el litoral atlántico

Según las cifras oficiales, el país centroamericano acumula hasta el 17 de diciembre 3.481 homicidios y un promedio diario de 9,9, por lo que, de continuar con ese índice, apunta a cerrar el año con más de 3.500 muertes violentas.

El experto destacó que Honduras ha logrado reducir la tasa de 86,47 homicidios en 2011 a 38,67 en 2020, una cifra que, según dijo, todavía “se puede bajar más”.

Las altas tasas de homicidios registradas anualmente son atribuidas en su mayoría, por fuentes oficiales, a las pandillas Mara Salvatrucha (MS 13) y Barrio 18.

Prevención del delito

Según Gonzalo Sánchez, para reducir los homicidios se debe fortalecer la Policía de Investigación y apostarle a la prevención del delito.

“Hay que mejorar la prevención, lograr una mejor interacción entre la ciudadanía y la Policía, y hacer un replanteamiento de estrategias de cómo trabajar la prevención del delito”, señaló.

Añadió que reducir los homicidios es uno de los principales retos en materia de seguridad del próximo Gobierno de Honduras, que encabezará Xiomara Castro a partir del 27 de enero de 2022.

“El hecho de que haya un cambio de Gobierno no significa que los niveles de criminalidad van a bajar, se debe seguir atacando frontalmente la delincuencia, tanto común como organizada con toda la fuerza que tiene el Estado”, subrayó.

El especialista insistió en la necesidad de que el Estado de Honduras cuente con “una Policía de Prevención muy bien fortalecida y una Policía de Investigación con suficientes agentes y tecnología”.

Otro problema que enfrenta Honduras es un “crimen organizado de mil cabezas” que ha “corrompido y se ha confabulado con la Policía Nacional”, añadió Sánchez.

Señaló además que combatir el crimen organizado es “sumamente difícil aun con las agencias policiales y el fortalecimiento de más investigadores, la Policía Militar y el Ejército”.

El crimen organizado es responsable del 70 % de las muertes violentas de mujeres en Honduras, donde más de 300 han sido asesinadas este año y más del 90 % de los casos están en la impunidad, según organizaciones feministas.

Nuevas estrategias para reducir homicidios

La reducción de la tasa de homicidios en Honduras en los últimos años ha sido posible gracias a “los esfuerzos” del Gobierno de Juan Orlando Hernández a través de proyectos de prevención y la certificación de planes locales de convivencia y seguridad ciudadana, señaló Arabeska Sánchez, experta en criminología.

La Administración de Hernández, quien lleva dos períodos en el poder desde el 27 de enero de 2014, ha puesto en marcha varias medidas para bajar la violencia, que incluyen la creación de nuevas fuerzas de seguridad.

Aunque todavía falta por cerrar diciembre y validar los datos de octubre y noviembre, la especialista pronostica que el país cerrará con una tasa de homicidios de “entre 37 y 42 por cada 100.000 habitantes”.

Arabeska Sánchez destacó la importancia de que el Gobierno de Castro, líder del Partido Libertad y Refundación (Libre), continúe trabajando para reducir más la tasa de homicidios a través de “nuevas estrategias de seguridad”.

Castro, esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio de 2009, también deberá prestar atención a los delitos de criminalidad organizada, porque son los que “mayor daño macroeconómico tienen”, subrayó la experta.

“La lucha anticorrupción, la lucha contra la narcoactividad, el tráfico de drogas, el tráfico de armas, la trata y el tráfico de personas, y el lavado de activos de origen ilícito, son delitos que van a estar para cualquier gobierno que llegue, de cualquier tendencia política”, explicó la especialista.

La alta impunidad y la evolución de las bandas criminales con armamento de alto poder, contribuyen a la violencia en Honduras, coincidieron los expertos.