Tegucigalpa, Honduras

La Policía Nacional cerró el paso por los puentes que conectan Tegucigalpa y Comayagüela ante la crecida del río Choluteca a causa de las lluvias de la depresión tropical Eta.

Los puentes cerrados son el Juan Ramón Molina, Estocolmo, Mallol, Soberanía y Carías a causa del alto nivel del río Choluteca que se desbordó a la Primera Avenida de Comayagüela.

El comisionado de Policía, José Osmin Gómez Romero, detalló que la medida busca preservar la vida de la población y sus bienes ante el posible desbordamiento total del Río Choluteca.

'En las próximas horas analizaremos, tras un monitoreo, si se hace necesario cerrar por completo los demás pasos peatonales y vehiculares que comunican a Comayagüela y Tegucigalpa sobre el Río Choluteca', explicó.

Además pidió a la ciudadanía a no dirigir sus vehículos por esa zona y buscar vías alternas como medidas de prevención para evitar cualquier riesgo que pueda provocar una tragedia personal o familiar.

Devastación total en diferentes sectores de Honduras dejaron en la noche del miércoles las torrenciales lluvias ocasionadas por la depresión tropical Eta.

Las fuertes precipitaciones que desde el domingo castigan al país dejan inundaciones en diversos sectores, áreas incomunicadas, daños en viviendas, infraestructura y cientos de evacuados.

El fenómenos afectó todo el territorio nacional, pese a que Eta se degradó en una depresión tropical este miércoles al cruzar la frontera entre Nicaragua y Honduras.

Las crecidas de los ríos como el Ulúa, Chamelecón, Choluteca, Cangrejal mantiene en vilo a gran parte del país.

Las inundaciones en barrios y colonias de las zonas urbanas como Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba y las rurales dejan a cientos de evacuados, mientras que varias rutas de acceso han sido destruidas, así como los puentes.

Lea: Impactantes imágenes de Puerto Cortés

También se ha registrado la interrupción de los servicios públicos como la energía eléctrica y el agua potable en varias comunidades por la caída de árboles a causa de las ráfagas de viento que deja el fenómeno.