11/08/2022
07:53 AM

Más noticias

De los 37,600 albergados por las inundaciones, el 80% son de Cortés

La cooperación internacional realiza una evaluación de los daños para canalizar la respuesta a las comunidades afectadas.

TEGUCIGALPA.

Unas 153,000 hectáreas de cultivos dañadas o perdidas en Honduras reportan hasta el 9 de noviembre producto del paso de la tormenta tropical Eta, según el último informe de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (Ocha).

Más de 37,000 personas han sido instaladas en los 348 albergues en todo el país, las cuales están enfrentando dificultades porque los albergues carecen de suficientes equipos de protección personal, servicios de agua y saneamiento para prevenir el covid-19.

Las prioridades de respuesta se concentran en operaciones en las comunidades afectadas, donde se trabaja en la elaboración de mapas para ver las condiciones de los albergues y la respuesta para las tareas de reconstrucción.

En los próximos días se desplegará a Honduras un equipo de Naciones Unidas para la Evaluación y Coordinación en Caso de Desastre (Undac).

Fondos

Las organizaciones humanitarias en Honduras siguen identificando y reasignando fondos existentes para respaldar la respuesta en la emergencia. Son 19 organizaciones identificadas las que están trabajando en 15 departamentos, pero hay muchas necesidades; de 37,600 personas en albergues, el 80% se ubican en el departamento de Cortés. Solo en Villanueva se reportan que hay 10,000 personas en 42 albergues.

Se trabaja en realizar pruebas diagnósticas de covid-19 en los albergues, además de implementar programas para promover la salud.

La cooperación aportó 16,000 dólares para apoyar la instalación inmediata de tres albergues temporales de emergencia en Puerto Cortés.

Foto: La Prensa