09/05/2022
01:31 AM

Más noticias

Detectan fugas en compuertas de la hidroeléctrica Patuca III

Gabriel Perdomo, coordinador de la comisión interventora de la Enee, informó que se le ha pedido a Sinohydro resolver las fallas. Ese y otros problemas pueden aplazar su inicio.

TEGUCIGALPA.

Técnicos e ingenieros de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) detectaron fugas en las compuertas de la represa hidroeléctrica Patuca III, por lo que su reparación podría aplazar el inicio de operaciones del multimillonario embalse.

El proyecto de 104 megavatios, que debió comenzar a operar comercialmente a finales de 2014 y luego en octubre de 2018, ha estado a cargo de la multinacional china Sinohydro; pero en los últimos años ha sufrido múltiples atrasos por problemas financieros, técnicos y sociales en las comunidades de influencia.

La represa a la fecha tiene un valor estimado de 550 millones de dólares, alrededor de 13,700 millones de lempiras al cambio actual, fondos provenientes de un préstamo de la Enee con el Bank Of China (ICBC) y de la Iniciativa de Petrocaribe.

Pruebas

La fecha de inicio de operaciones de la hidroeléctrica estaba previsto para septiembre y octubre de este año; sin embargo, a la fecha todavía no ha sido posible realizar las pruebas húmedas de sus dos generadores tipo Kaplan; además, se detectaron fugas en varias de sus cinco compuertas radiales que deberán resolverse por la empresa constructora antes de certificar la finalización del proyecto.

Gabriel Perdomo, coordinador de la junta interventora de la Enee, informó a LA PRENSA que Patuca III es un proyecto llave en mano que Sinohydro deberá entregar a entera satisfacción del Estado hondureño, por consiguiente debe ser sometido a una serie de pruebas técnicas previas para detectar posibles fallas que puedan ser corregidas antes de comenzar a operar plenamente.

Foto: La Prensa

Patuca III está casi lleno y se han hecho descargas controladas.
En ese sentido, indicó que lo único que puede poner en peligro que se aplace la operación del embalse más allá de octubre de 2020 es que se descubran otras fallas en la etapa de pruebas, como en efecto ya ocurrió con las filtraciones detectadas en las compuertas.

“Nosotros tenemos desde hace varios meses personal permanente en la planta de mucha experiencia, quienes han estado comenzando a identificar varios ‘problemitas’ que Sinohydro debe resolver; por ejemplo, se encontraron fugas en las compuertas, y obviamente eso se le comunica a la constructora para que lo resuelva en el ámbito de su responsabilidad porque no ha cerrado el contrato”, enfatizó.

Se encontraron fugas en las compuertas, y obviamente eso se le comunicó a sinohydro.

Gabriel Perdomo, coordinador junta interventora

Asimismo, el interventor explicó que se ha venido trabajando muy fuerte en el cierre administrativo del proyecto, previsto para el último trimestre del presente año. El cierre administrativo dijo que ha sido un proceso muy complicado porque se deben honrar todas las deudas que la Enee ha venido arrastrando desde los últimos 14 meses con las empresas supervisoras y las contratistas encargadas de las obras de infraestructura conexas, incluyendo 5 millones de dólares que todavía se le adeudan a Sinohydro como pago de la primera fase del proyecto.

“Se trata de procesos separados (el administrativo y operativo), pero nosotros estamos seguros de que no pasamos del último trimestre de 2020 con la entrada en operación de Patuca III, ya que se están terminando las capacitaciones y estaremos realizando las pruebas”, agregó.

Foto: La Prensa

Cuenta con 5 compuertas.

Patuca III alcanza los 287.2 metros

TEGUCIGALPA. El excelente régimen de lluvias que ha experimentado el departamento de Olancho ha permitido que la represa Patuca III esté cerca de alcanzar su capacidad máxima, pero todavía no ha sido posible realizar las pruebas de generación para su inicio de operaciones, previsto para septiembre y octubre de este año.

Hasta el lunes de esta semana, el embalse reportó una cota de 287.5 metros sobre el nivel del mar (msnm), muy cerca de alcanzar su capacidad máxima, que es de 290 msnm.

Según el último informe de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), a las 8:00 am del miércoles 19 de agosto la represa alcanzó la cota de 287.02 metros sobre el nivel del mar (msnm); es decir, a 2.8 metros para alcanzar su nivel máximo, que es de 290 msnm.

Técnicos de la Enee explicaron a LA PRENSA que por seguridad del embalse se mantienen abiertas parcialmente las compuertas número 2, 3 y 4 para permitir el paso regulado del caudal aguas abajo de la cortina, en una cantidad aproximada de 224.03 metros cúbicos por segundo.

Uno de los técnicos asignado al proyecto indicó que la falla detectada en una de las compuertas obedece un sello defectuoso, pero no se ha podido resolver por falta de supervisión. “Es un problema que hay que resolver, no es solo ordenar a los chinos, sino certificar que se haga bien la reparación”, dijo.