25/02/2024
09:22 PM

Blasito, el celebrador de la palabra de Dios que murió ante Jesús Sacramentado

Su muerte consternó a todo un pueblo que lo acompañó masivamente hasta su última morada

Erandique, Lempira.

“Blasito” tenía su guitarra lista, su sombrero y su morral para ir a cumplir una santa misión a la aldea de San Antonio Valle cuando cayó fulminado por un infarto frente a Jesús Sacramentado.

El padre Sandro Aguilar conversaba con el delegado de la palabra de Dios y ministro Extraordinario de la Comunión, José Blas Cárcamo Ferrera, mientras preparaba la hostia consagrada que expondría en San Antonio donde lo esperaban los devotos feligreses. Pero Dios tenía otros planes para Blasito que alcanzó a postrarse de rodillas ante el santísimo y en ese momento su corazón se detuvo.

Su muerte consternó a todo un pueblo que lo acompañó masivamente hasta su última morada. No lo hicieron solo los católicos, también sus paisanos a los que él sirvió en labores de albañilería. Blas era reconocido también por ese talento, su don de servicio.

Blasito, el celebrador de la palabra de Dios que murió ante Jesús Sacramentado

En la misa de cuerpo presente, el padre Sandro relató los últimos momentos del celebrador de la palabra.

“Dios llamó a su presencia a José Blas Cárcamo Ferrera, un hijo conocido por esta comunidad, por la parroquia, la diócesis, conocido por su misión en la iglesia, por eso hoy ofrezco la eucaristía de manera especial por su alma, queremos agradecerle por su misión realizada acá en la tierra, en la iglesia, la parroquia y la comunidad”, dijo el sacerdote.

“Hemos querido tener lo que el utilizó siempre para su misión lo que nunca faltó, la palabra, esa devoción a María Santísima y como no decir ese regalo que Dios le dio el llevar la sagrada comunión a muchos enfermos, pero también esa manera alegre que él ponía desde su manera de ser en la vida de la iglesia”.

Blasito, el celebrador de la palabra de Dios que murió ante Jesús Sacramentado

Dios permitió que en ese momento que le llamó yo estuviera ahí y en un lugar tan grande y tan lindo que es donde está el santísimo. Así son los planes de Dios dijo muy conmovido el sacerdote.

El padre recordó que iniciaron las horas santas que tiene cada comunidad y Blas andaba como siempre en acción. “Estábamos en la iglesia y le dije que si podía ir a San Antonio a exponer el santísimo y él dijo: “sí con gusto” y quedamos que a las 7 y minutos nos encontraríamos....llegó contento, como siempre a la casa cural y yo le dije listo?. El respondío – si- .

“Estábamos platicando de lo que iba a hacer en la aldea y yo preparaba la hostia consagrada que él llevaría para exponerla, se hincó y ahí Dios le llamó”, narró el sacerdote.

Blasito, el celebrador de la palabra de Dios que murió ante Jesús Sacramentado

Blas era también un hombre devoto de la virgen María y fiel creyente en los testimonios de vida su misión era que todos amaramos a Dios y a la iglesia. Dedicó su vida a evangelizar, a visitar enfermos y a ayudar a todos los que podía. Trabajó junto a varios sacerdotes desde el tiempo del padre Luis Corea y era conocido por su forma educada de tratar a las personas y servirlas.

Hoy todo un pueblo le llora, pero reconoce el legado, la humildad y el trabajo de evangelización que el celebrador realizó. Blasito estaba casado con doña Celina Pineda con quien procreó cuatro hijas: Mercedes, Arling, Lesly y Belky Cárcamo Pineda. QDDG Blas Cárcamo un hombre que vivió para servir.