Copán Ruinas, Honduras

Los estudios para revelar a quién pertenecieron los restos encontrados en una tumba localizada al lado norte del Parque Arqueológico de Copán, continuarán durante los próximos meses.

Así lo anunció el director del sitio arqueológico, Rolando Marroquín, quien aseguró que las osamentas serán trasladadas para los respectivos análisis al centro de investigaciones ubicado a un kilómetro del parque.

El domingo, autoridades del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH) y expertos de la Universidad de Kanazawa de Japón, ddieron a conocer el más reciente hallazgo en Copán, el cual consiste en una tumba que contiene cinco esqueletos que serán sometidos a investigaciones.

Identificar si los esqueletos pertenecieron a gobernantes o a una familia de élite de la cultura maya, así como identificar el tiempo que llevan sepultados son algunos de los factores que buscan determinar los expertos.

“Este hallazgo es de gran relevancia para Honduras, se trata de una tumba con restos que podrían contribuir a conocer más sobre esta civilización” acotó Marroquín.

Foto: La Prensa

Durante cuatro meses aproximadamente, expertos en arqueología a cargo de Seiichi Nakamura, han efectuado excavaciones en la zona y se espera que en los próximos dos años se realicen trabajos de reconocimiento al lado oeste del Parque Arqueológico.

El hallazgo de la tumba, cuya exhibición y avances pueden ser visitados por los turistas que arriban al Parque que es Patrimonio de la Humanidad, es considerado uno de los más importantes de los últimos años.

La presentación de la tumba se realizó con el asesoramiento y visita de campo de los doctores Hiroshi Yamamoto y Kenta Ueda, vicepresidente y encargado de los becarios internacionales respectivamente, de la Universidad de Kanazawa.

Durante la visita de los catedráticos se realizó un recorrido por el Parque Arqueológico Copán, Museo de Escultura, Museo Regional de Arqueología Maya, Museo Digital y Centro de Investigaciones Arqueológicas que posee el sitio maya.

Además se supervisaron avances en la construcción del edificio que será el Centro de Formación y Restauración del Patrimonio Cultural, donde se potenciarán las habilidades de hondureños en temas arqueológicos para que de este modo se continúen las investigaciones y se preserve la riqueza de los sitios arqueológicos.