24/05/2024
12:43 PM

Extraditados a EUA tendrán 'castigos largos y duros' dice embajador Nealon

  • 24 noviembre 2014 /

El diplomático visitó San Pedro Sula este lunes y dijo que no revelará datos de extraditables pero que trabajan permanentemente en ello.

San Pedro Sula, Honduras.

' A los culpables por los delitos de tráfico de droga, les esperan castigos en Estados Unidos, van a ser largos y duros'. Así lo aseguró hoy el embajador de Estados Unidos en Honduras, James Nealon, al ser consultado en San Pedro Sula, al norte de Honduras, sobre lo que le depara a los hondureños que serán extraditados a su país por esos delitos.

El diplomático visitó San Pedro Sula junto al senador de Delaware, Thomas R. Carper y el director de Usaid para Honduras, James Watson, con el fin de conocer el Museo del Niño.

Nealon respondió brevemente la consulta de los periodistas quienes le preguntaron su opinión sobre los cambios en la Policía Nacional. 'Son asuntos netamente hondureños', dijo.
Sobre los procesos de extradición de hondureños que aún se encuentran pendientes dijo que su gobierno trabaja de cerca con Honduras en la lucha contra el narcotráfico.

'Jamás vamos a hacer comentarios en casos específicos en extradiciones, pero estamos trabajando de forma permanente con este gobierno para extraditar a los malos narcos a Estados Unidos', comentó.
A los culpables por los delitos de tráfico de droga, les esperan 'castigos en Estados Unidos, van a ser largos y duros', afirmó.

Honduras extraditó en mayo al primer hondureño acusado por delitos vinculados al narcotráfico. Carlos Arnoldo Lobo se declaró culpable ante un tribunal de Miami por el delito de asociación ilícita para traficar cocaína a sabiendas de que sería distribuida en Estados Unidos.

En octubre fue entregado al gobierno estadounidense Juving Alexander Suazo Peralta, convirtiéndose en el segundo hondureño en ser extraditado por su presunta asociación con el tráfico de estupefacientes. Aún se encuentran pendientes los procesos de extradición de otros cinco compatriotas, de los cuales un juez de la Corte Suprema de Justicia ya aprobó cuatro: el de José Inocente Valle, su esposa Marlen Gricelda Amaya, y sus hermanos Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle Valle.