San Pedro Sula, Honduras.

Eta, que impactaría las costas entre Honduras y Nicaragua como un huracán de categoría 5, es potencialmente catastrófico.

Los efectos de sus vientos y lluvias serán marejadas ciclónicas mortales, vientos catastróficos, inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra, advirtió el Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami.

Debido a los daños nefastos que dejará el huracán en Honduras, los departamentos de Gracias a Dios, Atlántida, Colón, Islas de la Bahía y Olancho están bajo alerta roja, que además implica evacuación de personas en riesgo por las intensas lluvias.

Ante la emergencia, el Gobierno hondureño envió por vía aérea ayuda humanitaria para los pobladores de Gracias a Dios.

Copeco también mantiene en alerta amarilla (vigilancia) los departamentos de Cortés, Santa Bárbara, Yoro, Comayagua, Francisco Morazán y El Paraíso.

En alerta verde (preventiva) están Copán, Ocotepeque, Lempira, Intibucá, La Paz, Valle y Choluteca.

Las lluvias y los fuertes vientos afectaron la zona norte y el litoral del país, aumentando el caudal de los ríos y el oleaje del mar.
Debido a una cuña de alta presión que afecta la zona norte desde el sábado, más las bandas nubosas y circulación asociada a Eta, en San Pedro Sula, Puerto Cortés, Choloma, Tela y La Ceiba se reportaron calles anegadas y ríos desbordados. En los dos municipios de Atlántida se evacuaron familias que residen a orilla de ríos.

“Se prevé que en los departamentos de Olancho y Gracias a Dios habrá la mayor acumulación de agua, por lo que llamamos a los hondureños en esta zona del país a estar atentos sobre la evolución de este fenómeno”, dijo el meteorólogo Francisco Argeñal.

Trayectoria

Honduras mantiene una vigilancia para la costa caribeña desde Barra Patuca hasta el cabo de Gracias a Dios. Además, mantiene vigilancia de tormenta tropical de Barra Patuca a Punta Castilla, sector en el que se prevén vientos superiores a los 119 kilómetros por hora durante las próximas 36 horas, con un oleaje que podría superar los tres metros.

Según el patrón de trayectoria, el centro de Eta se aproximaba anoche a la costa nororiental de Nicaragua y tocaría tierra en algún punto entre la frontera con Honduras y Sandy Bay Sirpi esta madrugada con fuerza de huracán mayor.

Un huracán “mayor” lleva vientos a partir de 178 kilómetros por hora.

El fenómeno dejará daños en Centroamérica, pues las bandas llegarán hasta El Salvador y Guatemala.
Tras el impacto y el consiguiente debilitamiento, Eta permanecerá sobre el norte de Nicaragua hasta la madrugada del miércoles. Luego, según el pronóstico de su trayectoria, entrará a Honduras por el oriente como depresión tropical.

Juan José Reyes, jefe del Sistema de Alerta Temprana de Copeco, dijo que “la trayectoria que más visualizamos es que se puede dirigir entre Olancho y El Paraíso y a toda esa línea fronteriza, por lo que hay que esperar algunas condiciones; pero ante todo debemos estar muy prevenidos”.

El mar puede elevarse hasta 18 pies (5.4 metros) por encima de su nivel normal en las zonas bajo aviso de huracán en Nicaragua y hasta 10 pies (3 metros) en Honduras.

Se preparan

Copeco informó que en todo el país se mantienen en alerta para trasladar a las personas afectadas a albergues seguros.

En La Ceiba recibieron ayer decenas de raciones de alimentos, colchonetas y kits de higiene personal. La ayuda humanitaria está lista para ser distribuida a las alcaldías de los ocho municipios de Atlántida con el fin de estar preparados para el impacto del huracán. Asimismo, las instalaciones del instituto La Ceiba fueron acondicionadas y están listas para recibir albergados, en caso de que sea necesario.

El fenómeno dejará daños en Centroamérica, pues las bandas llegarán hasta El Salvador y Guatemala.
Mientras, en occidente están en permanente monitoreo y activaron los comités municipales de emergencia.

Hasta la tarde de ayer, en el occidente no llovía, pese a que el fin de semana se mantuvo lluvioso.

Wendell Torres, subcomisionado regional de Copeco, dijo: “Hemos identificado lugares vulnerables que han sido afectados recientemente. Hasta el momento (ayer por la tarde) no tenemos reporte de incidentes en el occidente” producto de las bandas nubosas de Eta.
“Se tuvieron reuniones virtuales con cuerpos de socorro. Pero según el tipo de alerta para zona se van a ir activando protocolos, en este momento estamos en monitoreo”, expuso.

También se realiza el monitoreo en tramos carreteros y vías secundarias en los diferentes municipios de los departamentos de Ocotepeque, Copán y Lempira.

La región

Aparte del viento y la lluvia, que afectará, además de a Nicaragua y Honduras, a partes de Guatemala, Belice, Panamá y Costa Rica, Jamaica, el sureste de México, El Salvador, el sur de Haití y las islas Caimán, el mayor peligro es la marejada ciclónica acompañada de un fuerte oleaje y corrientes.