Santa Rosa de Copán, Honduras.

Acompañado por sus hijos y su esposa, el empresario Mario Cruz Pérez, propietario del Hotel Gran Plaza y el Supermercado 20 Menos, negó tener vínculos con los hermanos Valle Valle después de que fuerzas de seguridad aseguraran algunos bienes en este municipio.

“Claramente expongo que jamás hemos tenido nexos con personas que cometan actos irregulares, ilícitos o atípicos. Somos gente que, lejos de hacer esas acciones, estamos encaminadas a la generación de trabajo para mucha gente porque damos empleo directo e indirecto”.

Añadió: “Hemos sido sorprendidos con una noticia en un medio impreso en el que claramente se nos está acusando como de formar parte de alguna operación ilícita en la zona. Somos una empresa con más de 20 años, en la que los únicos socios somos mi esposa, mis hijos y yo”.

El empresario recordó que su proyecto comenzó hace 20 años, cuando era propietario de una bodega con el mismo nombre, y que hace siete años logró expandir sus negocios y conformar el supermercado.

Luego de que en el municipio circularan rumores sobre el cierre del establecimiento comercial, afirmó: “Aclaramos a nuestros clientes que el supermercado está abierto y esa imagen que se nos ha creado puede tener repercusión, pero confiamos en que esto se resolverá”.

El propietario del Supermercado 20 Menos aseguró que jamás recibió una notificación formal sobre la supuesta investigación de sus bienes.

“A pesar de que dicen que la Oabi y Fusina están haciendo un aseguramiento de bienes, no entendemos. Habría sido conveniente que nos entregaran una nota donde nos dijeran que hay algo irregular, pero no se ha hecho nada. Vamos a ejecutar acciones posteriores para que esto se aclare. Le consulté ayer al coronel Vásquez el porqué la presencia militar, pero dijo que tampoco lo sabía y que fueron instrucciones que él siguió (…). Mañana voy a Tegucigalpa a los entes reguladores de justicia para que me aclaren esto”.

Pérez se presentó ante los medios de comunicación locales y nacionales con sus tres hijos y su esposa porque afirmó que sus bienes pertenecen a su familia.

“Estamos dando la cara aquí como familia y nos enfrentamos a esta situación así porque no tenemos nada que esconder. Los entes reguladores pueden venir a revisar nuestros documentos; los abogados están al tanto de esto”.

Mario Pérez aseguró que sus empresas han sido mantenidas con financiamientos ofrecidos por la banca nacional a lo largo de más de 20 años.