26/11/2022
11:09 PM

Más noticias

El 85% de la población de Honduras no tiene acceso a la seguridad social

Representantes del sector laboral indicaron que es necesario ampliar la cobertura; desde el CN trabajan en la construcción de la ley integral de protección social.

San Pedro Sula, Honduras.

Abordar los desafíos de los sistemas de seguridad social a través de nuevos pactos sociales y fiscales en los países de América Latina y el Caribe es más urgente que nunca.

Lo anterior fue planteado por representantes de organismos internacionales en el segundo seminario regional de desarrollo social, organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).Los participantes coincidieron que la seguridad social es imprescindible para un dar impulso hacia el desarrollo sostenible en la región.

PARA SABER

La ley integral de protección social se trabaja con la Secretaría de Trabajo, Desarrollo Social, Salud, el sector privado, los institutos de previsión y otros sectores.

La seguridad social es la protección que una sociedad proporciona a los individuos para asegurar el acceso a la asistencia médica y garantizar la seguridad del ingreso, en particular en caso de vejez, desempleo, enfermedad, invalidez, accidentes del trabajo, maternidad o pérdida del sostén de familia.

A pesar que es un derecho universal al que todos los ciudadanos deben tener acceso, en Honduras muy pocos están cubiertos.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), de una población de 9,500,257 de habitantes, de los cuales 4,071,227 representan la población económicamente activa y 3,722,370 los que trabajan; hay 1,489,384 afiliados a los cinco Institutos Públicos de Previsión Social y las cinco Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías del país.

Eso indica que los sistemas de protección social abarcan a un 15% de la población hondureña y a un 40% de los trabajadores, quedando desprotegidos el 85% de la población nacional.

Reacciones

Ante la baja cobertura, los entrevistados por LA PRENSA coinciden en que es necesario desarrollar acciones que permitan incrementar el número de hondureños con acceso a la seguridad social. Para el dirigente obrero, José Luis Baquedano, la población que goza de los beneficios de la seguridad social son los trabajadores del sector formal.

“Seguridad social no solo es salud, es vivienda, educación y empleo, si la gente tiene acceso a la seguridad social mejora su calidad de vida, por eso se exige que por lo menos en el caso del Instituto Hondureño de Seguro Social se expandan los servicios a otros sectores, por que hay un segmento de la población del sector informal de la economía que no son beneficiados”. De acuerdo al dirigente, son más de 1.5 millones de hondureños que están en ese sector.

Desde los institutos de previsión social también se aborda el tema. Amable de Jesús Hernández, director del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp), señaló que ampliar la cobertura debe ser una meta de país.

“Tiene que ser parte de una política de estado permanente, porque la inmensa mayoría de la población, nuestros ancianos en el interior del país fallecen sin tener acceso a un salario. De nueve millones de Hondureños hay unos ocho millones que están desprotegidos”.

Nueva Ley

En abril de este año se declaró inconstitucional la Ley Marco de Protección Social que definía las políticas públicas en esa materia.

Ante ese vacío jurídico, se debe trabajar con todos los sectores en la construcción de un nuevo sistema de protección social, que permita acceder a la población a este derecho constitucional, opina Gustavo Solorzano, asesor legal del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

“Son muchos los retos, el IHSS debe de pasar por un proceso de transformación, con un plan bien definido de lo que se debe de hacer y por su parte el gobierno entender que la seguridad social no es simplemente salud, sino todas las contingencias en la vida económica de los ciudadanos que nos deben de cubrir desde que nacemos hasta que morimos.

Debemos de ampliar el sistema y permitir que otras instituciones en forma complementarias contribuyan a dar garantía a la seguridad social”, apuntó. No obstante, desde el Congreso Nacional se trabaja en una normativa que reemplazará la Ley Marco; se trata de la Ley del Sistema Integral de Protección Social en Honduras.

El 85% de la población de Honduras no tiene acceso a la seguridad social

El vicepresidente del Poder Legislativo, Hugo Noé Pino, expresó que están en la fase de la organización con diferentes sectores del país. “Estamos en el proceso de inicio y de pláticas con las instituciones del Ejecutivo, sectores empresariales, trabajadores, gremios que nos permita llegar a esa ley integral y tener una verdadera protección social en el país”.

La ley estructurará un nuevo modelo de protección social, implicará políticas como el régimen del Piso de Protección Social, que garantiza el acceso a servicios esenciales y transferencias sociales para los más pobres y vulnerables. El congresista prevé que la iniciativa podría estar construida el próximo año para ser discutida en la Cámara Legislativa.