16/04/2024
12:06 AM

Desalojan a conductores de buses del bulevar del sur de San Pedro Sula

  • 10 enero 2017 /

Los motoristas de rapiditos mantenían bloqueado el bulevar desde las 7:00 am.

San Pedro Sula, Honduras

Un grupo de conductores de buses rapiditos que mantenían bloqueado el bulevar del sur a la altura de las casetas del peaje en San Pedro Sula fueron desalojados por policías antimotines.

Los motoristas y ayudantes de rapiditos de las rutas de Chamelecón, Cofradía, San Manuel, Pinalejo, Potrerillos, Villanueva y Pimienta fueron desalojados con bombas lacrimógenas. Unos seis conductores fueron detenidos por agentes policiales.

Los transportistas protestan por el constante decomiso de licencias de conducir por parte de la Policía de Tránsito. 'No es justo que por tres esquelas (multas), le decomisen la licencia por seis meses', cuestionó uno de los manifestantes.

A pesar de ser desalojados de ambas vías, el congestionamiento vehicular continuaban en el bulevar que conducia hacia Tegucigalpa.

En ambos carriles del bulevar del sur los carros particulares comenzaban a circular lentamente, mientras que cientos de personas caminaban hacias sus trabajos por la falta de unidades del transporte público.

'Están acostumbrados a generar desorden en las calles, irrespetando a los usuarios del transporte, peleando rutas y viajando con sobrecargar', explicó el comisionado Leonel Sauceda.

'La Ley es para aplicarla', recordó Sauceda.

“Vamos a poner orden y sabemos que una de las medidas que más ha impactado es el decomiso de las licencias”, recordó.

Con la aplicación del artículo 102 de la Ley de General de Tránsito los accidentes de rapiditos se redujeron en los últimos meses.

Foto: La Prensa

Policías antimotines listos para desalojar a los conductores de buses cerca de las casetas de peaje en el bulevar del sur de San Pedro Sula.

Foto: La Prensa

Un grupo de obreros esperan buses mientras se desarrolla la protesta de los conductores de rapiditos.

Foto: La Prensa

Cientos de trabajadores caminan hacia el centro de San Pedro Sula por la falta de rapiditos.