Tegucigalpa, Honduras.

La tormenta tropical Bonnie ya está de nuevo en aguas abiertas, esta vez en el océano Pacífico, luego de su paso por Costa Rica y Nicaragua.

Dado que se está moviendo sin obstáculos, los pronósticos apuntan a que en las próximas horas se va a convertir en un huracán de categoría 1.

De acuerdo con la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Bonnie alcanzaría esa fuerza mañana, lunes, en horas de la madrugada, pero, para ese entonces, se situará bastante lejos de Honduras.

“En la trayectoria de la tormenta tropical Bonnie se pronostica que para el lunes en la madrugada se convertiría en huracán menor, pero ya no tendría influencia sobre el país”, informó.

Lea también: Bajo la lluvia realizan desfile de carrozas en San Pedro Sula

En ese sentido, los meteorólogos prevén que las bandas nubosas del huracán no alcanzarán el territorio nacional en los próximos días, pero, este domingo aún hay varias alertas vigentes.

Copeco puso en alerta amarilla (de vigilancia) a dos departamentos del norte y occidente del país y en verde (de prevención) al resto del territorio por 24 horas.

Cortés y Santa Bárbara son los departamentos con la alerta amarilla, pero esa medida concluirá a las 12:00 del mediodía de este día, a menos que las lluvias continúan y haya riesgo de derrumbe o inundación.