Tegucigalpa, Honduras.

Que las personas electas sean “idóneas” y “honestas” es lo que espera la Conferencia Episcopal de Honduras para la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El monseñor Roberto Camilleri opinó que el país necesita “un cambio importante en la CSJ, porque sin una justicia real, expedita y honesta no hay libertad posible para ningún país”, según declaraciones recogidas por la radio HRN.

A su vez, manifestó que la Corte debe ser independiente, sin vínculo con algún partido político o autoridad gubernamental, porque solo así habrá verdadera justicia.

Lea también: Roberto Camilleri, nuevo presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras

“(...) Que no esté ligada en ningún momento con nadie, con ningún partido político, que sea capaz de impartir la justicia sin mirar a quienes estén en el Poder Legislativo o en el Poder Ejecutivo”, sino que “vean los intereses del país y sean respetuosa de la ley”, opinó el obispo de la Diócesis de Comayagua.

Por otro lado, Camilleri consideró que la última elección de la CSJ provocó “división”, no solo en el Congreso Nacional, sino en sectores sociales del país.

“Corresponde trabajar, impartir justicia con transparencia y que las personas que deben estar en esos puestos sean las más idóneas, honestas, que se conozca que son independientes y que quieren impartir justicia buscando el bien común”, pronunció.