19/06/2024
10:51 PM

Conductores sampedranos atorados en infernal caos vehicular

En las horas pico, el 80% de las calles, avenidas y bulevares de la capital industrial de Honduras se transforman en una “locura” para los miles de conductores que circulan en San Pedro Sula.

San Pedro Sula, Honduras

La fila es interminable y apenas son las 6:30 am. Ya hay vehículos atravesados, bocinas que no paran de sonar porque el tráfico no avanza. Esta escena se repite todos los días y es la tortura que viven miles de conductores que circulan por las principales vías de entrada y salida de San Pedro Sula.

Adolfo Caballero es uno de los que queda atrapado en el infernal caos vial del bulevar del norte. Debe estar en su trabajo a las 8:00 am, pero para llegar a tiempo necesita una hora y 10 minutos. De su casa, ubicada en Choloma, al peaje de San Pedro Sula se demora 10 minutos, pero su pesadilla inicia a la altura de la colonia Fesitranh, desde ahí hasta la 105 Brigada de Infantería, que es donde se empieza a diluir el tráfico, tarda casi una hora. “Termino hasta cansado de manejar, estoy desesperado porque el tráfico es ida y vuelta y cuando hay un accidente es una locura”, relató.

El parque vehicular en San Pedro Sula está calculado en 350,000 vehículos sin contar el flotante.

Autoridades y expertos en vialidad han concluido que la capital industrial en eso ya colapsó y urgen nuevas obras de libramiento y rutas alternas.

LA PRENSA aborda en una serie de reportajes la odisea que sufren conductores, pasajeros y peatones, quienes demandan de las autoridades municipales soluciones urgentes a este problema.

Selva de cemento

Como si se tratara de una selva de cemento, en los bulevares se impone la ley del más fuerte.

Las enormes filas se observan en toda la ciudad y ante la ausencia de agentes de tráfico, los conductores se las ingenian para llegar a sus destinos.

Ambos carriles del bulevar del norte -que conduce de San Pedro Sula a Puerto Cortés- son calificados por los motoristas como los más lentos por la gran cantidad de personas que residen en los 144 barrios y colonias sumado al funcionamiento de varios centros educativos y al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Además, permanece el atasco en el puente de Las Brisas que lleva cuatro meses dañado.

Otro dolor de cabeza es el bulevar del este, -salida a La Lima- donde, según los conductores, predomina el abuso de los motoristas de buses y rapiditos que forman hasta cuatro filas para avanzar.

Según Soptravi, en la ciudad circulan alrededor de 6,000 buses, incluyendo rapiditos, y 5,400 taxis.

Otro punto de enredo es el bulevar del sur al convertirse en un embudo en el peaje.

Según registros de la Unidad de Peajes, por este bulevar salen diariamente unos 22 mil carros.

El infernal tráfico también lo viven quienes se desplazan por el segundo anillo de circunvalación y en los bulevares y principales avenidas del casco urbano.

Un ejemplo es el bulevar que conduce hacia la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula que se vuelve intransitable de 6:00 pm tarde a 9:00 pm.

En algunas calles y avenidas del centro, los vendedores ambulantes y transeúntes apenas dejan paso a los autos y si a ello se le agrega que los transportistas de buses, rapiditos y taxis suben y bajan pasajeros en cualquier lugar. Conducir en San Pedro es una tortura.

Conductores pasan largas horas en las interminables filas

En San Pedro Sula ya no hay por donde circular sin hacer fila, pues el 80% de las calles, avenidas y bulevares se vuelven puntos críticos, especialmente en las horas pico.

El peor momento del día para ir detrás del timón es de 5:00 pm a 7:00 pm, y si llueve, el infierno vial es una locura.

“A esta hora sale toda la gente de trabajar, tenemos a los estudiantes de las universidades de San Pedro Sula saliendo de clases y algunos colegios nocturnos. Nosotros recomendamos esperar que baje el movimiento para que no se queden en el congestionamiento”, afirman agentes de Tránsito.

El tráfico empieza a disminuir a partir de las 8:00 pm en los tres principales bulevares de la ciudad.

Las causas

Las autoridades de Tránsito identifican como causas puntuales del embotellamiento el déficit de más del 100% de agentes sumado al 60% de los semáforos en mal estado y a la falta de señalización.

Además indican que se han reunido con las autoridades municipales porque son las encargadas de reparar los semáforos, se han comprometido a darles mantenimiento e instalarlos en las zonas donde se necesitan. Sin embargo, hay aparatos que lleven varios meses en mal estado.

Otra causa que suma al congestionamiento es el crecimiento anual del 5% del parque vehicular que contrasta con las cero obras de infraestructura. Hace 10 años el parque vehicular en San Pedro rondaba en los 150,000 autos, pero actualmente es de unos 300,000 sin contar el tráfico flotante, lo que sumaría medio millón.

Según un estudio presentado por el Consejo para el Desarrollo de Honduras en un Foro Vial en junio de 2013, la capital industrial tiene 30 años de retraso en obras.

En el foro se identificó y actualizó la problemática de movilidad vial pendiente de solución. Para sacar a la ciudad del embotellamiento se requieren 46 proyectos.

En el estudio también se recomiendan obras por prioridad a corto, mediano y largo plazo.

Una de ellas es la modernización y automatización en las tres casetas de peaje ubicadas en el norte, sur y este de la ciudad. Además, la instalación de puentes peatonales y la construcción de más carriles, según las demandas en cada bulevar.

Educación vial

La falta de educación vial también se ha identificado por los expertos como otra causa del atascamiento vehicular.
A esta problemática se agregan los 15 accidentes que a diario contabiliza Tránsito y cuya capacidad de respuesta es de 45 minutos, en algunos casos hasta dos horas.

Ronmel Rivera, jefe de Escuadrón Metropolitano de Tránsito, aseguró que el mayor número de accidentes ocurren al mediodía.

La institución es consciente que los agentes no se dan abasto ,ya que solo cuenta con 85 policías, de los cuales hay 65 activos. De estos, solo tres equipos atienden los accidentes.

“Necesitamos por lo menos 200 elementos más. Lo que hacemos cuando hay accidentes en zonas congestionadas es que mandamos una motorizada para que vaya a marcar y sacar los vehículos de circulación y que siga fluido”, afirmó Rivera.

La institución admite que no cuenta con el personal completo para dar vías, por ello seleccionan las zonas adonde van.

Solo en 2013 se reportaron 3,853 accidentes; en 2012, ya fueron 4,133.

“Tenemos más presencia en el bulevar del norte, el bulevar Roberto Micheletti por un semáforo en mal estado, la Unah-vs y el bulevar del sur porque la salida de los ciudadanos es concurrida para esos sectores. Además del puente Las Brisas y el segundo anillo”, agregó.

Bloquean rutas alternas

El drama diario lo ha venido a intensificar el cierre de cientos de pasos que los conductores tomaban como rutas alternas.

“Antes había vías de alivio, si un conductor no podía salir por un lado usaba otro, pero ahora todo mundo ha colocado trancas hasta en bulevares y vías principales.

La ciudad es unidireccional”, afirmó Osmín Bautista, miembro de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC). Actualmente en la ciudad hay más de 100 barrios y colonias que han sido cerradas con trancas, portones y láminas, desde pequeños pasajes hasta importantes vías.

Las rutas alternas han sido bloqueadas y pese a que en las oficinas del Juzgado Municipal se reciben denuncias de vecinos afectados, casi a diario, no hay respuesta.

“Todos los días viajo por el bulevar del este, es una cola enorme, antes me iba por la calle del colegio José Trinidad Reyes, pero con el inicio de clases es otro embotellamiento y en las colonias aledañas no hay paso, todas las calles están cerradas atrás de la Departamental de Educación”, comentó José Alexander Guevara, un ciudadano afectado por el colapso que experimentan las principales arterias de San Pedro Sula.

Proyectos viales

Bulevar del Norte

-Modernización y automatización de las casetas de peaje.

-Prolongación del segundo anillo periférico a partir del bulevar del norte hasta intersección con bulevar de acceso a aldea El Zapotal.

-Puentes peatonales.

-Segunda trocha entre Unah-vs hasta intersección con acceso a la morgue.

BULEVAR DEL SUR

-Modernización y automatización de las casetas de peaje.
-Ampliación a seis carriles entre las casetas de peaje y la intersección con la carretera de occidente.

-Soluciones viales en giros a la izquierdo en el bulevar del sur.

-Intercambiador de tráfico en Monumento a la Madre.

Bulevar del este

-Modernización y automatización de las casetas de peaje.

-Soluciones en intersecciones del bulevar del este.

-Construcción bulevar de cuatro carriles en sector Chamelecón desde el estadio Olímpico- salida a Villanueva.

-Intercambiador paso a desnivel en el Olímpico.