04/07/2022
12:17 AM

Más noticias

Con 12 policías especializadas buscan reducir ola de violencia

Cinco de los cuerpos policiales fueron creados en el gobierno de Porfirio Lobo Sosa.

Tegucigalpa, Honduras

Honduras es el país de las policías. Ante las alarmantes cifras de muertes violentas en el país, el Estado de Honduras ha creado varios escuadrones policiales enfocados principalmente en el combate al crimen organizado.

Desde que se declaró que 2013 es el año nacional de prevención de la violencia, el Gobierno de Honduras acompañado por el Congreso Nacional y la Corte Suprema de Justicia han incrementado los cuerpos especializados de la Policía Nacional, los que ya suman 12 escuadrones, en los cuales se ha introducido la presencia de militares.

Cinco de los 12 cuerpos para combatir el crimen fueron creados en este Gobierno.

Según los últimos datos del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), se ha dado una leve disminución del 1.8% en los homicidios durante el primer semestre de 2013 en comparación con 2012.

Según las cifras de la Secretaría de Seguridad, hasta el primer trimestre de 2013 se contabilizan 2,629 homicidios, a diferencia del Observatorio de la Violencia que cuantifica 3,547 muertes violentas.

Escuadrones

De las direcciones que ya existían en la Policía Nacional, algunas se han fusionado con la llegada del secretario de Seguridad, Arturo Corrales.

La cifra de hombres que conforman la Policía Nacional es desconocida, aunque expertos manejan que son alrededor de 15,000 uniformados distribuidos en varias direcciones, en su mayoría en la Dirección Nacional de la Policía Preventiva (DNPP).

El objetivo principal de la Policía Preventiva es la conservación del orden público, combate a delitos comunes, faltas e infracciones. Además, luchan contra el narcotráfico, crimen organizado y el lavado de activos. Se desconoce cuántos miembros conforman este escuadrón de los 15,000 registrados. Sus principales jefaturas están localizadas en el Distrito Central y en San Pedro Sula.

Existe también la recién creada Fuerza de Tarea Policial de Investigación (FTPI), que se da de la fusión entre la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) y la Dirección de Servicios Especiales de Investigación (DNSEI). Son los encargados de la investigación en todos los niveles.

Estos equipos trabajan muy de cerca con la Fiscalía General de la República. El hecho de que la investigación criminal esté en poder de la Policía Nacional, ha provocado algunas controversias con los fiscales, ya que en los últimos años se ha descubierto la complicidad de policías en algunos crímenes y expertos cuestionan quién investiga a la Policía Nacional.

El objetivo de la FTPI es investigar secuestros, extorsiones, lavado de activos y contrabando entre otros delitos tipificados. Existe también otro escuadrón policial muy reconocido en el país y es la Dirección Nacional de Tránsito (DNT), que son los encargados para dirigir, organizar y ejecutar las políticas de tránsito a nivel nacional.

Especializaciones

Otro escuadrón policial es la Dirección Nacional de Servicios Especiales Preventivos (DNSEP), encargados de la seguridad en las cárceles de Honduras. A ellos se les ha encargado la capacitación, rehabilitación y socialización de los reclusos. También se desconoce por asuntos de seguridad, cuántos policías la conforman.

Desde hace unos años también se creó el Sistema de Educación Policial (SEP), conformado por varias instituciones académicas de la Policía Nacional como la Universidad Nacional de la Policía y la Academia Nacional de Policía (Anapo).

Otro grupo que hasta hace unos meses era conocido como el escuadrón élite de la Policía Nacional, es el Comando Especializado Cobra (Coeco), compuesto por agentes antimotines y disturbios.

La especialización de este grupo era de la mayor categoría hasta que se crearon otros en este año. Conocidos popularmente como Cobras, esta policía ha recibido capacitaciones de cuerpos antimotines de Estados Unidos.

Los más nuevos

Los últimos años han sido escandalosos para la Policía Nacional. La Secretaría de Seguridad, de la que depende la Policía, ha tenido en el último Gobierno tres secretarios de Estado: Óscar Álvarez, Pompeyo Bonilla y en la actualidad Arturo Corrales. Lo mismo ha sucedido con la dirección de la Policía, en donde han desfilado varios oficiales, siendo el último, el general Juan Carlos Bonilla.

Tras descubrir que algunos miembros activos de la Policía se han confabulado con el crimen organizado conformando bandas delictivas y hasta participación en crímenes, inició en este Gobierno la depuración policial empujada por varios sectores de la sociedad civil.

Es así como desaparece la Dirección Nacional de Asuntos Internos y se crea la polémica Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), la que encabeza un lento proceso de depuración policial. Esta dirección es la encargada de investigar a todo el cuerpo policial, incluida la cúpula, elaborándoles pruebas de confianza como el polígrafo, pruebas toxicológicas e investigación sobre el patrimonio de los miembros de la Policía Nacional.

Resultados

De las policías recién creadas, la que más ha dado resultados es la Fuerza Nacional Anti Extorsión (FNA), encargados de combatir el “impuesto de guerra”, que tiene atemorizados a cientos de hondureños.

Este escuadrón que cuenta con el apoyo de inteligencia de las Fuerzas Armadas de Honduras y de la Unidad Anti Extorsión de la Fiscalía General de la República, inició operaciones en marzo de 2013.

“Más de 178 casos han sido judicializados en 2013 y tenemos más de 300 personas con medidas cautelares con prisión preventiva por este delito. Pedimos a la población que sigan denunciando este delito para que los extorsionadores no continúen delinquiendo. La mayor parte de las denuncias se registran en Tegucigalpa seguido de San Pedro Sula, en tercer lugar está La Ceiba y le sigue Comayagua, Danlí, Choluteca, Siguatepeque, Intibucá y otras áreas rurales”, informó una fuente de la FNA.

En abril de 2013 se creó la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII), la que cuenta solo con miembros certificados. Son los que certifican a las personas que van a trabajar en los operadores de justicia como la Corte Suprema, la Fiscalía y Seguridad. También combaten el delito de extorsión y dependen directamente del presidente de la República.

Tigres y Policía Militar

Su puesta en operaciones la han anunciado para este noviembre, se trata de la Tropa de Inteligencia y Grupo de Respuesta Especial de Seguridad (Tigres), dirigida por el director de la Policía Nacional. La puesta en marcha de este escuadrón se ha retrasado debido a la implementación de las pruebas de confianza.

El objetivo principal de Tigres es el combate al crimen, investigación al lavado de activos y delitos financieros. Unos 300 hombres ya están certificados para conformar este escuadrón, que puede llegar a tener hasta 1,500 uniformados.

Y el más reciente escuadrón policial militar creado es la Policía Militar de Orden Público (PMOP), conformada por militares de todos los batallones del país. Autoridades informaron que hay unos 1,500 hombres enfilados para combatir la delincuencia común y el crimen organizado. Sus operativos serán sorpresivos y pueden llegar a tener en sus filas hasta 5,000 hombres armados capacitados en derechos humanos, formación balística, investigación en escenas de crímenes y control de tránsito.

Este último Congreso Nacional ha creado tres cuerpos especializados para combatir el crimen. “Hemos creado la anti-extorsión, Tigres y la Policía Militar. Tenemos que estar conscientes que sin órganos especializados no podemos combatir el crimen, estoy de acuerdo que se creen estos dentro de la Policía Nacional pero especializados, según la naturaleza de cada delito que se vaya teniendo mucha incidencia social”, explicó el vicepresidente de la comisión de seguridad del Legislativo, Germán Leitzelar.

El diputado señaló que es necesario endurecer penas por lo que han tenido que crear nuevas leyes. “La unidad anti-extorsión ha dado excelentes resultados, sobre Tigres y la Policía Militar no podemos hablar de resultados todavía porque no han empezado a operar”, agregó Leitzelar.