23/01/2023
09:17 PM

Más noticias

CMI invertirá unos $60 millones en Honduras

CMI produce harinas, galletas, pastas, productos avícolas y porcícolas. Es dueña de las marcas Pollo Campero y Pollolandia.

San Pedro Sula, Honduras.

CMI Alimentos, división de la transnacional guatemalteca CMI (Corporación Multi Inversiones), invertirá alrededor de $60 millones en los próximos tres años en Honduras dentro de un plan de $1,000 millones en 16 países.

En una entrevista exclusiva con Diario LA PRENSA, José Gregorio Baquero, CEO (Chief Executive Officer) de CMI Alimentos, anunció que la compañía destinará ese capital para proyectos de innovación y tecnología, aumento de capacidad y sostenibilidad.

CMI Alimentos produce harina de trigo y maíz, pastas y galletas, embutidos, alimentos avícolas y porcícolas y balanceados para animales y mascotas. Es propietaria de la famosa marca de restaurantes Pollo Campero que en Honduras, como franquicia, tiene abiertos 17 establecimientos.

Para cientos de hondureños, CMI Alimentos es de importancia económica porque, a través de su proyecto empresarial social ampliamente conocido como Pollolandia, son empleados o propietarios de pequeños restaurantes que funcionan bajo esa marca.

Ustedes tienen un proyecto social empresarial que se llama Pollolandia, una marca que está en todas partes en Honduras. ¿Cuál es el efecto que está teniendo tanto en el ámbito social como económico?

Es una pregunta muy importante, justamente en mi discurso de apertura de Ovum 2022 (Congreso Latinoamericano de Avicultura, celebrado en San Pedro Sula, la semana anterior), hablé mucho del apoyo que nosotros ofrecemos a los emprendimientos, Pollolandia es uno de esos muchos apoyos.

El venezolano Gregorio Baquero estudió Ingeniería Industrial en la Universidad Católica Andrés Bello de Venezuela. Máster en administración de empresas con honores del Wharton School de la Universidad de Pennsylvania.

Tenemos La Casa de Pollo Rey, de la cual tenemos muchísimas en Guatemala, un poco más de 1,000; otro ejemplo es Pollolandia; también tenemos una iniciativa que se llama Cedecap (Centro de Desarrollo y Capacitación en Harinas de Trigo), que es de apoyo y entrenamiento a panaderos o a personas que deseen entrar en la industria de la panadería. De Pollolandia en Honduras tenemos un poco más de 300. Es un componente fundamental de nuestro modelo de negocios, por un lado nos da sostenibilidad al negocio y por otro lado ayudamos a emprendedores locales a desarrollarse, a tener un negocio digno, un negocio sostenible en el cual, básicamente, puedan tener su emprendimiento y desarrollo.

¿Cuál es el resultado que ha logrado la marca Pollo Campero después de varios años en Honduras? ¿Hacia dónde va?

La marca Pollo Campero es una de nuestras marcas insignias en CMI. Es posiblemente la marca más conocida que tenemos. En el mercado hondureño hay 17 locales de franquicia. Es una marca que se está consolidando en el mercado.

Es una de las marcas principales de crecimiento, de mejorar nuestra propuesta de valor, no solo en el mercado hondureño. Pollo Campero es una de nuestras marcas principales de punta de entrada en el mercado norteamericano.

Nosotros tenemos al día de hoy 84 restaurantes Pollo Campero en Estados Unidos. Y digo al día de hoy porque la semana que viene (la actual) vamos a tener 85 y la semana siguiente 86. Tenemos un plan muy agresivo de crecimiento en Estados Unidos con Pollo Campero. ¿Y por qué digo Estados Unidos? Porque es el mercado de restaurantes más grande del mundo, es el más competitivo, donde quisiéramos abrir en los próximos años alrededor de 80 restaurantes nuevos.

¿Qué esperan hacer en el Triángulo Norte de Centroamérica, una región que necesita muchos empleos?

Nosotros tenemos un plan agresivo de crecimiento de inversión en la región. Nosotros tenemos un poquito más de 40,000 colaboradores (empleados) directos en la región, si eso lo multiplicamos por los indirectos, son posiblemente más de 200,000. En Honduras tenemos más de 2,500 colaboradores (empleados), si vemos los indirectos, son posiblemente más de 10,000 y tenemos un plan de inversiones para los próximos años, 2022, 2023 y 2024, de cerca de mil millones de dólares en todos los países que operamos. De esa inversión, cerca de la mitad es para ese famoso Triángulo Norte, entre Guatemala, El Salvador y Honduras.

Eso va a implicar mucho más empleo, más innovación, más tecnología, más capacidades de crecimiento. Va a incluir una serie de inversiones en sostenibilidad, justamente en programas estilo Pollolandia, que nos permitan la sostenibilidad ambiental, mejor uso de los recursos energéticos, agua. Esa inversión incluye todos esos componentes: innovación, tecnología, capacidad, sostenibilidad y crecimiento.

Considerando dos años de pandemia, crisis de contenedores y la invasión en Ucrania, ¿qué hace esta empresa para sostener el equilibrio y lograr que los precios de los productos se mantengan y sean aceptados por el consumidor?

Primero, sí somos una empresa multinacional, pero yo creo que no somos una empresa multinacional, somos una empresa multilatina y algo muy importante es que somos una empresa familiar y somos una empresa familiar centroamericana.

¿Qué implica ser una empresa familiar centroamericana?: uno, que estamos viendo a largo plazo, estamos pensando en los próximos cien años de CMI, no estamos pensando en el próximo año, en los próximos dos años. Nuestras inversiones son para los próximos cien años. Lo otro es que tenemos un compromiso con la región y ese compromiso con la región, al ser centroamericano, implica reinvertir nuestras utilidades en la región. Es por eso que tenemos esos planes agresivos de crecimiento.

Respecto a todo lo que está pasando, desde el punto de vista mundial, yo creo que la manera de atacarlos (los problemas) justamente tiene que ver con nuestra raíz y esencia de empresa familiar, porque lo vemos como oportunidades de largo plazo, oportunidades de seguir generando valor y desarrollo y la manera de cómo hemos buscado esos retos ha tenido que ver con varias estrategias: una, innovación, innovar con nuevas tecnologías, nuevos productos, nuevas marcas. Tenemos nuevos productos que son de la más alta calidad que buscan democratizar la experiencia.

Pongo varios ejemplos: nosotros, el año pasado, aquí en Honduras, lanzamos una galleta que se llama ChocoWow, son galletas rellenas, galletas de chispas de chocolate, de waffle de chocolate. Es una galleta de primera clase a nivel mundial, la calidad, comparable o diría yo, mejor que cualquiera, pero a un precio mucho más asequible.

Esa innovación nos ha permitido ese tipo de producto y volver eficiente nuestra cadena. La otra cosa que hemos hecho es anticipar, anticipar las compras, anticipar la compra de granos, compra de equipos, por ejemplo, los equipos que vamos a necesitar para los restaurantes para el año que viene, ya básicamente los compramos. Eso nos permite tener los productos, garantizar la seguridad de nuestra cadena y tener precios razonables y asequibles.

Además de tener una oferta de productos en el mercado, ¿piensan producir sus propias materias primas en Honduras?

Parcialmente sí, porque gran parte de nuestra inversión en capacidad es capacidad para producir alimentos balanceados para animales, justamente eso es parte de las materias primas.

Nosotros no somos productores de materias primas, nosotros compramos las materias primas en el mercado y claramente es un tema muy importante, tener una compra muy eficiente de esas materias porque eso se traduce en que podamos producir alimentos inocuos de la más alta calidad, pero que sean asequibles para nuestra población latinoamericana y centroamericana.

¿Cuál es el plan específico de inversión para Honduras?

Sí tenemos un plan específico de inversión para Honduras. De ese monto que tenemos de inversión total, alrededor de un poquito más de 60 millones de dólares serán invertidos directamente en Honduras. Vamos a invertir en tres rubros: innovación y tecnología, aumento de capacidad y en sostenibilidad (eficiencia energética, tratamiento, asegurarnos de que esa nueva capacidad que estamos montando sea sostenible, que no sólo cumpla con las legislaciones, sino asegurar la sostenibilidad para el futuro).

¿Cuál es la expectativa que tienen sobre el Ovum 2022 para Honduras?

Creo que este evento es fantástico para Honduras. El Congreso Latinoamericano de Avicultura Ovum 2022 (celebrado en San Pedro Sula la semana anterior) sirve para el intercambio de ideas que nos permite ser más eficientes. Lo que uno quiere con este tipo de eventos es adoptar tecnología, innovaciones, que al final se traduce en mayor eficiencia, mejor calidad y mejores soluciones alimenticias. Al final, esto nos debe potenciar, a la industria avícola, a la industria agropecuaria en sí, a Honduras. Pone a Honduras en el mapa, realza la importancia del país y tendrá un fuerte impacto para toda la producción e industria de alimentos.