San Pedro Sula, Honduras.

El crecimiento en el sector noroeste es impresionante y se ha convertido en la zona de mayor plusvalía de la ciudad.

La zona contará con un bulevar de cuatro carriles. Puentes y zonas que estuvieron abandonadas se desarrollarán con la nueva ordenanza de zonificación y urbanización.

Uno de los proyectos que destaca en esa zona es Ciudad Jaraguá, un complejo arquitectónico residencial con una inversión de 35 millones de dólares (L800 millones) en cinco años, capital hondureño y un concepto diferente que ellos denominan “vida en verde”.

Ramón Enrique Leiva, representante del proyecto, dice que ciudad Jaraguá es una urbanización modelo en arquitectura y ecoamigable.

“Queremos que se armonice la comunidad con el medio ambiente, lo moderno y la tecnología ecológica, por ello es una vida en verde”.

La primera etapa del proyecto se tendrá desarrollada dentro de un año y en este momento se están finalizando algunos trámites.

Conceptos

El proyecto consiste en tres etapas: Prados, Bosques y Cumbres de Jaraguá, que estarán interconectados y funcionarán como una comunidad donde existirá inclusión social porque cada etapa va dirigido a cierto mercado y conforme a la capacidad económica se irá poblando.

Leiva asegura que cada residencial tendrá atributos y personalidad propia, adaptándose a la naturaleza del terreno en que se encuentran. Aseguró que en el diseño del proyecto han participad más de 20 profesionales, entre ingenieros, arquitectos, paisajistas nacionales y extranjeros, biólogos y técnicos con el fin de cubrir todos los aspectos. “Más que una solución habitacional es la forma inteligente para ordenar el crecimiento de la ciudad, en armonía con su medioambiente”, dijo. Detalló que las comunidades vecinas como Armenta son prioridad, por lo que ya se han desarrollado proyectos de responsabilidad social empresarial en salud, educación y calidad de vida.

El alcalde Armando Calidonio destacó la importancia de que se desarrollen proyectos con estos conceptos. El noroeste es un sector que crece y la idea de la convivencia en comunidad es importante, además de apegarse a una ordenanza de zonificación y urbanización.