02/10/2022
08:51 PM

Más noticias

El Cachiro dice que sobornó a Mel Zelaya, Ricardo Álvarez y JOH

Devis Leonel Rivera Maradiaga aseguró hoy en juicio de Geovanny Fuentes que entregó $250,000 para Juan Orlando Hernández, $500,000 a Ricardo Álvarez y también $500,000 a Manuel Zelaya.

Nueva York, Estados Unidos.

Devis Leonel Rivera, exjefe del cartel hondureño Los Cachiros, dijo este jueves en el juicio que se le sigue a Geovanny Fuentes Ramírez, que sobornó al actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, a su vicepresidente Ricardo Älvarez y al exmandatario Manuel Zelaya a cambio de protección.

Rivera contó que Los Cachiros entregaron a Hilda Hernández, hermana del presidente Juan Orlando Hernández, 250,000 dólares en efectivo en 2012, cuando éste era congresista y candidato a la Presidencia, a cambio de 'protección de que no nos fueran a capturar en Honduras, tanto la Policía Militar como la Policía Preventiva, 'que no fuéramos a ser extraditados yo y mi hemano (Javier) a Estados Unidos y que Juan Orlando Hernández seguiría dándonos contratos para lavar dinero del narcotráfico', dijo Rivera en un juicio en la corte federal de Manhattan.

Fiscales del distrito sur de Nueva York consideran al presidente de Honduras un 'co-conspirador' del presunto narcotraficante Geovanny Fuentes en el tráfico de toneladas de cocaína a Estados Unidos, pero Hernández niega todas las acusaciones.

Relacionada: Fiscal acusa a presidente de Honduras de ayudar a traficar toneladas de cocaína a EEUU

Rivera también dijo que en 2014, cuando Hernández ya era presidente, entregó 50,000 dólares en efectivo en un restaurante de Tegucigalpa a su hermano Juan Antonio 'Tony' Hernández porque éste 'prometió contratos para Inrimar', una empresa fachada de Los Cachiros para lavar dinero. Tony Hernández fue hallado culpable de narcotráfico en Nueva York en 2019 y su sentencia está prevista para el 23 de marzo.

Rivera, un testigo cooperante en el juicio de Geovanny Fuentes que se inició el lunes en Nueva York, relató asimismo que pagó medio millón de dólares al vicepresidente y exalcalde de Tegucigalpa Ricardo Álvarez en 2012, cuando éste era candidato a la presidencia de Honduras, a cambio de 'darnos protección de que no fuéramos a ser capturados en Honduras mi hermano Javier y yo'.

Álvarez 'prometió anular la ley de extradición de Honduras a Estados Unidos' y nuevos contratos gubernamentales para las empresas fachada de Los Cachiros, dijo Rivera, un jefe de la droga que ha confesado 78 asesinatos y trabajó para la agencia antidrogas estadounidense DEA en Honduras dos años, hasta que se entregó a las autoridades estadounidenses en 2015.

Lea: Presidente Hernández: 'Mantendré lucha contra el narcotráfico hasta mi último día en la presidencia'

El Cachiro dijo que sobornaron asimismo con medio millón de dólares del narcotráfico al expresidente Manuel Zelaya (2006-2009) en 2006, a cambio de 'poner como ministro de Seguridad a un primo mío', dijo Rivera al jurado, pero 'finalmente eso no sucedió', dijo el excapo, vestido con un traje de presidiario amarillo y con los tobillos encadenados.

El líder de Los Cachiros reveló asimismo que el Gobierno de Porfirio 'Pepe' Lobo (2010-2014) ayudó a Los Cachiros a lavar dinero. 'Nos dio varios contratos de carreteras. El gobierno de Pepe Lobo nos pagaba con cheques procedentes del gobierno de Honduras y así se lavaba el dinero del narcotráfico', dijo.

La Fiscalía estadounidense, como ya hizo durante el juicio contra el hermano del presidente de Honduras, Tony Hernández, celebrado a finales de 2019 en Nueva York, defiende que Honduras es un 'narcoestado'.

Reacciones

A raíz de lo asegurado por Devis Maradiaga, el expresidente hondureño Manuel Zelaya Rosales no escatimó en desvirtuar tales señalamientos.

'Hay una contradicción en el testimonio porque en 2006 yo no estaba en campaña política, ya era Presidente, reconozco que tuve presiones de la Embajada de Estados Unidos y otros sectores para nombrar a ciertos personajes, pero nunca pasó y tampoco hubo sobornos', aseveró Zelaya.

'Cuando yo era Presidente estabamos dirigiéndo el Partido Liberal, en ese momento habían diputados y líderes de Colón que me traían personalidades para recomendación, pero nunca implicó sobornos. Con ellos (Los Cachiros) nunca he tratado, solo sé lo que se ha dicho en los medios de comunicación, lo que dice él (Devis Maradiaga) es falso, no tengo por qué desmentir algo que no tiene sentido', insistió.

En tanto, el presidente Juan Orlando Hernández ha calificado los testimonios de Los Cachiros y otros narcotraficantes como 'mentiras obvias y en plena contradicción con los hechos'.

El gobernante hondureño ha reiterado que los narcotraficantes bajo proceso en Estados Unidos están buscando a través de 'sus testimonios falsos', bajar sus penas y al mismo tiempo 'tomar venganza', pensando que 'sus mentiras' les pueden funcionar como una “llave mágica”.

“Los narcos dan su palabra jurada que los narcos compraron la impunidad total, pero a 10 días de mi elección, Los Cachiros decidieron abandonar su imperio y negociar su rendición a USA”, subrayó el gobernante.

Ricardo Álvarez negó tener vínculo alguno con Devis Maradiaga o cualquier otra persona acusada de narcotráfico, 'no tengo nada que ocultar, dado que puedo comprobar la legalidad de mis ingresos y quedo a la disposición de las autoridades del país'.