Tegucigalpa, Honduras.

Unos 150 millones de personas pueden salvarse del covid-19 con una nueva vacuna que lleva el sello investigador de una hondureña. En la lista de “Héroes del año” de la revista Time hagan espacio para una catracha porque María Elena Bottazzi acaba de entrar en el olimpo de la Medicina.

¿El motivo? En India autorizaron esta semana el uso de emergencia de Corbevax, una vacuna en cuyo desarrollo participó la científica hondureña como parte del equipo de investigadores del Texas Children’s Hospital y Baylor College of Medicine y la farmacéutica india Biological E.

La llamada Vacuna Mundial Covid-19 utiliza una tecnología tradicional basada en proteínas recombinantes que permitirá su producción a gran escala, lo que la hará ampliamente accesible para inmunizar a la población mundial.

En entrevista, Bottazzi habla del importante logro alcanzado y con su visión sobre la aplicación de la vacuna en países como Honduras.

¿Cómo se desarrolló la vacuna Corbevax?

Nosotros tenemos 10 años de estar trabajando con nuestro centro en Houston, Texas, en Children’s Hospital and Baylor para desarrollar vacunas contra coronavirus. Obviamente primero SARS, luego MERS, entonces la verdad sobre cómo se creó viene toda la enseñanza de investigación que hicimos previo al covid-19.

Al empezar esta pandemia fue muy rápido poder adaptar los procesos para producir esta vacuna y crear este nuevo prototipo.

Es una proteína recombinante siempre contra el receptor acoplante de la proteína espiga y la producimos en células de levadura, es un proceso muy común.

¿A qué personas se les puede aplicar esta vacuna de Corbevax y bajo qué condiciones?

Ahorita está aprobada en la India para (personas) de 18 años hasta 30 años de edad, pero ya están terminándose los estudios pediátricos y creemos que en el giro de tal vez un mes y medio ya vamos a empezar a ver los resultados también en niños de cinco años en adelante. Cualquier individuo de 18 años en adelante puede recibir esta vacuna, y lo más importante es que se están haciendo estudios para poder combinarla (...).

El esquema es de dos dosis si usted nunca fue inmunizado, obviamente con 28 días de separación.

Fue evaluada específicamente contra delta y tenemos confianza de que va a trabajar muy bien contra ómicron porque estamos viendo ahorita que tiene niveles de efectividad por arriba del 90%.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar en la vacuna de Corbevax?

Trabajar con compañías manufacturadoras al alto nivel y calibre de Biological E es muy importante para mí como persona y también para todos nuestros científicos, y por eso es que es aún más el orgullo de tenerme a mí representando a Honduras en Aunque debo decir que hay varios hondureños en nuestro equipo de trabajo, nuestro asistente ejecutivo Douglas Soriano y una de nuestras científicas, María José Villar, que también son hondureños.

Así que como ve usted, por lo menos somos tres hondureños trabajando en este equipo. Hay que resaltar que es también una oportunidad para después traer el conocimiento a nuestro país, por eso es que estoy interesada en que resalten que este es un orgullo catracho.

¿Cree que llegue a Honduras esta vacuna?

Claro que sí, yo creo que especialmente ahora con la nueva administración yo creo que tendrán una visión más fresca de la problemática del país. La esperanza es que se apoyen a recibir estas tecnologías que son de acceso de costo, de cantidad, de calidad y que va a traer beneficios a comunidades pobres y remotas no solo de Honduras, sino que de Latinoamérica y otros países del mundo.