14/07/2024
12:12 AM

"Banco Atlántida regresa los 14.8 millones cobrados por una persona ya fallecida"

"

Ejecutivos del banco aclararon como institución no incurrieron en anomalías.

"

    "

    Tegucigalpa. El Banco Atlántida devolvió 14.8 millones de lempiras que el Fondo de Prestaciones Sociales de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (FPSENEE) había perdido producto de una estafa insólita.

    En conferencia de prensa, ejecutivos de la entidad bancaria anunciaron la regresión de los recursos para garantizar la “tranquilidad de los empleados” que cotizan en esa entidad y no porque hayan incurrido en anomalías en esta transacción.

    La devolución del dinero se hizo el martes en horas de la noche.“Nosotros en nuestra responsabilidad en ningún momento hemos fallado, el banco sigue todas las normas... y en ningún momento ha querido dejar sin protección a los empleados de la Enee”, dijo Guillermo Bueso, vicepresidente ejecutivo de Banco Atlántida.

    En la conferencia, realizada en la sede principal del banco, también estuvieron presentes el vicepresidente de auditoría, Luis Palma; el vicepresidente de operaciones, Manuel Alvarado y el gerente de Mercadeo, Carlos Girón. El 29 de julio de 2013 este banco certificó un cheque aparentemente emitido por el FPSENEE por 14.8 millones de lempiras (de la cuenta 1100125804 del FPSEENEE) a favor de una persona muerta que se llamó Max Geovanny Flores Torres.

    Banco Atlántida no pagó este dinero sino que certificó el cheque que luego fue depositado ese mismo día en un segundo banco por el timador y posteriormente este retiró los fondos.

    El retiro de fondos se hizo una parte en efectivo y otra mediante la emisión de tres diferentes cheques. El trámite de certificación del cheque se realizó en un autobanco por una persona a bordo de una motocicleta que se hizo pasar por conserje del FPSENEE. El mandadero presentó el cheque 22996 que en su dorso tenía una firma que simulaba ser la de Max Geovanny Flores Torres.

    El cheque fue depositado en el segundo banco el mismo 29 de julio y luego de que ese documento pasara una revisión en la Cámara de Compensación del Banco Central de Honduras (BCH) fue avalado, es decir se constató que tenía respaldo. El dinero fue retirado casi en su totalidad entre el 30 de julio y 1 de agosto de 2013 en el segundo banco implicado y no en Banco Atlántida.

    "