28/05/2024
11:28 AM

Alarmante contaminación en el río Chamelecón

San Pedro Sula, Honduras.

El 68% de la contaminación del río Chamelecón es producida en San Pedro Sula y por eso deriva la necesidad de construir las plantas de tratamiento con sus colectores, aseguran los miembros de la Fundación para el Desarrollo de San Pedro Sula.

La tardanza en la construcción y los niveles alarmantes de contaminación han llevado a la Fundación a realizar un esfuerzo para que el tema cobre importancia.

Por ello, en septiembre se llevará a cabo un foro que reunirá a especialistas en el ramo con el objetivo de analizar la temática y contribuir al saneamiento del municipio.

Realidad
Se necesitan $195 millones para tratar las aguas
La especialista en saneamiento ambiental, Diana Betancur, dice que San Pedro Sula ha estado en situación de incumplimiento de la Ley General del Ambiente desde que esta se creó. “Así como incumple las normas técnicas para la descarga a cuerpos receptores, también se viola el código sanitario y varios reglamentos. Los ríos que cruzan la ciudad son cloacas abiertas y casi todos son afluentes del Chamelecón”, manifestó.

Detalló que el río Chamelecón es el principal receptor y no puede ser utilizado aguas abajo de la descarga de San Pedro Sula para ningún uso benéfico por los riesgos sanitarios que presenta. La contaminación afecta a Choloma y Puerto Cortés.

La profesional indicó que la construcción de las plantas depuradoras se ha retrasado porque el contrato de concesiones fue elaborado en forma tal que solo favorece al concesionario. “Podría decirse que fue diseñado para afectar severamente los intereses de la ciudadanía. El contrato de concesión dio la responsabilidad a la Municipalidad de comprar las tierras para las plantas y a los sampedranos el pago vía tarifa por la inversión. “Ciertamente la Municipalidad aceptó un contrato sin analizar seriamente las desventajas y consecuencias que esto representaba para todos, excepto para el concesionario”, expresó.

3
Escenarios
Posibles hay para poder construir las plantas de tratamiento, según la consultora Lotti.
Participación

A juicio de la profesional han pasado varias Corporaciones Municipales desde la aprobación de ese contrato y no ha habido voluntad política para resolver esta situación.

“El tema es complejo, requiere diálogo y acuerdos que minimicen riesgos al municipio. Requiere que el Estado de Honduras intervenga y coparticipe en la inversión porque la ciudadanía no puede más con tanto impuesto y la frágil situación de ingresos”, aseguró. Esta es la segunda ciudad del país y la más importante desde el punto de vista económico y de desarrollo. Es necesario tomar una decisión seria al respecto. Pero la voluntad política, el diálogo y las decisiones que favorezcan a la colectividad y al ambiente son imprescindibles. El presidente de la Fundación para el Desarrollo de San Pedro Sula, Rubén Lozano, dijo que es alarmante la contaminación y el impacto que causa el no tratar las aguas residuales y su impacto .

“Con mucha preocupación vemos que San Pedro Sula es el único municipio que no está tratando las aguas residuales y crudas se están depositando a canales naturales como los ríos que cruzan San Pedro Sula y que caen al Chamelecón y se depositan en Puerto Cortés completamente crudas”, expresó.

Para el presidente de la Fundación la opción es que se construyan las plantas de tratamiento con los colectores. “Aproximadamente el 68% de la contaminación del Chamelecón es producida por la ciudad y de ahí se deriva la urgencia de las plantas. Son delitos ambientales y corre peligro el municipio y los aledaños”, detalló.

Lozano dice que la concesionaria ya lleva más del 50% del tiempo y ellos hablan de una inversión de más de $195 millones, pero eso puede variar para más o para menos.

Indicó que se realizará un muestreo por todo el recorrido que hace el río Chamelecón para conocer en que punto es mayor la contaminación.