25/01/2023
01:43 AM

Más noticias

Agilizan reparaciones para habilitar paso hacia El Florido

Para evitar atrasos, Aduanas recomendó a los hondureños usar otros puntos fronterizos hacia Guatemala como Corinto y Agua Caliente

Copán Ruinas, Honduras.

Las fuertes lluvias que continúan registrándose en el occidente nuevamente hicieron colapsar el tramo carretero entre Santa Rita y Copán Ruinas y que da acceso por la CA-11 hacia el punto fronterizo El Florido con Guatemala.

Las tormentas registradas la noche del jueves provocaron que se formara un dique en la parte superior de la montaña, el cual anegó de nuevo el trayecto en la carretera conocido El Mal Paso, donde se halla una falla geológica que ha causado daños desde hace ya dos décadas.

LEA: Alerta verde en Valle de Sula y occidente de Honduras durante 72 horas

La noche del miércoles, el mismo tramo provocó una enorme grieta en la calzada de la referida vía, y aunque se hicieron trabajos y se rehabilitó el paso, el jueves por la tarde, unas horas después cedió nuevamente ante las torrenciales lluvias.

A raíz de las tormentas no hubo paso de Honduras a Guatemala por Copán Ruinas por más de 20 horas debido a los trabajos que se desarrollaron para reparar la transitada vía.

Decenas de autobuses, rastras y vehículos particulares quedaron varados debido al colapso de la carretera, que es utilizada por el transporte pesado por la cercanía con el Puesto Fronterizo Integrado.

Además de afectar a los usuarios de vehículos particulares y pesados, las personas cruzaron la vía caminando y usaron un paso en medio de la maleza para trasladar productos y asistir a sus trabajos. Decenas de turistas que visitaron Copán Ruinas también se vieron perjudicados, ya que tuvieron que salir caminando y cruzar a pie por el tramo en reparación.

Julio Peralta, de origen nicaragüense, relató que unos seis autobuses procedentes de Nicaragua y que se dirigían a Guatemala a una cruzada evangélica quedaron varados por al menos 20 horas en el referido tramo.

Foto: La Prensa

El paso vehicular estuvo unas 20 horas interrumpido.

“Esta es una situación muy difícil porque la gente debe ir a sus trabajos y están esperando desde horas de la madrugada”, dijo Jaime Ruiz, quien esperaba en el lugar para cruzar en su vehículo.