Suspenden protestas, pero sí elevarán tiempo de clase

Educación revisará el caso de cada colegio, pero el tiempo de clase no se reducirá.

En las protestas de ayer resultaron estudiantes heridos, la Policía Nacional y Militar han tenido que intervenir.
En las protestas de ayer resultaron estudiantes heridos, la Policía Nacional y Militar han tenido que intervenir.

Tegucigalpa, Honduras.

Las manifestaciones de estudiantes de secundaria en las calles de la capital en contra de la jornada extendida se suspendieron ayer, tras llegar a un acuerdo con la Secretaría de Educación.

Parecía que no habría tregua, pues por la mañana, una vez más, cientos de alumnos de unos 13 colegios protestaron en Tegucigalpa y volvieron a enfrentarse con las autoridades de seguridad, aunque esta vez nadie fue herido. Los estudiantes salieron del bulevar Suyapa y otros puntos de la capital hondureña hacia Casa Presidencial, pero los policías preventivos y Cobras les impidieron llegar.

Todo parecía indicar que continuarían los enfrentamientos violentos, pero por la tarde hubo una reunión entre autoridades de Educación, estudiantes y padres de familia, en la que se llegó a un acuerdo para terminar con las protestas.

El origen del problema es que, según la Secretaría de Educación, cada clase debe durar 45 minutos para cumplir el tiempo estipulado en la ley, pero los estudiantes piden que sigan siendo de 40 minutos, pues algunos argumentan que deben viajar o no pueden salir tan tarde.

Si las pasan a ser de 45 minutos, los alumnos recibirían diariamente otros 35 minutos de clases.

El acuerdo

El compromiso entre estudiantes y Educación fue reanudar las clases y revisar individualmente el caso de cada centro educativo para definir qué medidas tomar y completar el tiempo de clases que exige la Ley de Educación.

En el acuerdo se establece que si los estudiantes afirman y demuestran que no pueden adicionar los minutos de clases de lunes a viernes, entonces completarán este tiempo asistiendo al colegio los sábados por la mañana o adicionando al calendario educativo establecido días de clases al final del año.

Otra opción que se les presentará es que entren más temprano al colegio cada día.

Las reuniones para definir la estrategia con que se cumplirá el tiempo de clase comenzarán el próximo lunes a las 9:00 am en la Dirección Departamental de Francisco Morazán.

En ella habrá alumnos y padres de familia de todos los centros educativos que han participado en las manifestaciones de los últimos días.

Desde ayer mismo por la tarde, algunos colegios públicos reanudaron las clases.

Pérdidas

Según la Secretaría de Educación, no impartir los 45 minutos completos en cada clase significaba una pérdida de un millón de lempiras diarios. Como el calendario educativo es de 200 días, esto suma que al año el Estado pierde 200 millones de lempiras, pues es tiempo de trabajo que no estaban cumpliendo los maestros.

Francis Ulloa, representante de la Secretaría de Educación, confirmó que aún no se ha obligado a ningún colegio a completar los 45 minutos y mientras siga el diálogo, seguirán durando 40 minutos.

Los alumnos presentes ayer en la reunión del acuerdo son del Instituto Tecnológico de Administración de Empresas (Intae), Técnico Luis Bográn, Técnico Honduras, Escuela Normal Mixta, Mixto Hibueras, Abelardo R. Fortín, Nueva Suyapa, Instituto Mixto Gabriela Núñez, Nimia Baquedano, Héctor Pineda Ugarte, Escuela Nacional de Bellas Artes, Instituto Luis Alfonso Santos y Jesús Aguilar Paz.

Sanciones

A pesar del acuerdo al que lograron llegar ayer los estudiantes y las autoridades de la Secretaría de Educación, se informó que continuará el proceso de sanciones contra el personal docente involucrado en las protestas.

Estas sanciones van dirigidas a los directores de distrito y centros educativos, coordinadores, orientadores, consejeros y también los maestros que participaron o fomentaron las manifestaciones de alumnos en Tegucigalpa.

La Prensa