Estados Unidos ve retroceso para frenar la corrupción en la región

Ricardo Zúñiga dijo que les preocupa la entrada de dinero del crimen organizado al proceso político hondureño.

El enviado especial dijo que con la desarticulación de la Maccih en el país quedaron decepcionados.
El enviado especial dijo que con la desarticulación de la Maccih en el país quedaron decepcionados.

Tegucigalpa

El enviado especial para el Triángulo Norte del Departamento de Estado de Estados Unidos (EUA), Ricardo Zúñiga, dijo ayer que hay preocupación “por la entrada de dinero del crimen organizado al proceso político hondureño a través de las donaciones a campañas”.

Zúñiga expresó que en el caso de Honduras, “nos preocupa que se hayan aceptado y firmado proyectos de ley, que a nuestro juicio fortalecieron la impunidad, bajaron los costos de la corrupción pública, y para nosotros eso no solamente va en contra de los intereses de EUA, más que todo afecta la confianza en la población”, dijo durante una conferencia de prensa con periodistas de Honduras, Guatemala y El Salvador. Apuntó que en Centroamérica ha habido un retroceso en cuanto a frenar la corrupción. “Lo hemos dicho muchas veces, quedamos muy decepcionados con la desarticulación de la Cicig en Guatemala, de la Maccih en Honduras y recientemente de las acciones con relación al Cicies en El Salvador porque pensamos que estas organizaciones jugaban un papel importante para fortalecer e implementar las leyes de cada país”.

Migración

Problemas como la corrupción y la falta de oportunidades incentivan la migración irregular en la región. Zúñiga dijo que esas condiciones en los países centroamericanos están causando un gran impacto a los intereses de EUA. Ante eso, el funcionario dijo que trabajarán en conjunto con los países y otros actores como sociedad civil y la empresa privada para abordar las causas de la migración.

El enviado especial habló sobre las estrategias que el Gobierno del presidente Joe Biden implementará para asegurar un manejo más seguro y humanitario sobre la migración, especialmente de los ciudadanos del triángulo norte. La estrategia para abordar esas causas esta basada en cinco pilares, los cuales establecen impulsar el crecimiento económico en la región, “pero un crecimiento que llegue a las comunidades más afectadas por el desplazamiento”, dijo.

Además, combatir la corrupción, la gobernanza y fortalecer el Estado de derecho, para que la población tenga confianza que puede tener un futuro en su propio país. Otros pilares son promover el respeto a los derechos humanos, combatir la delincuencia y el crimen organizado y prevenir la violencia sexual y doméstica.

Agregó que hay países que han mostrado interés en incrementar la cooperación con la región, “depende mucho de cuál es la especialidad que traen; hay mucha capacidad en términos de mejorar y ayudar a sistemas de salud, sistemas logísticos, pero eso todavía lo están definiendo ellos, también lo estamos trabajando nosotros”. El asesor principal de la administradora de USAID manifestó que firmaron un acuerdo con México para trabajar juntos en Guatemala, Honduras y El Salvador.

En la conferencia también participó Martha Youth, subsecretaria adjunta del Buró de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado, quien dijo que se está trabajando para ampliar el acceso a protección internacional y mejorar los sistemas de asilo nacional en los países de la región, también extender el acceso a las vías legales de protección y de oportunidad en los Estados Unidos para incentivar a las personas que usen las vías legales para emigrar.

Sépalo
La estrategia sobre la migración fue presentada la semana pasada en EUA por autoridades del gobierno.

“Con esta estrategia lo que estamos haciendo es tratando de incentivar a las personas de utilizar vías legales para llegar a los Estados Unidos, en vez de llegar irregularmente, porque es peligroso y pues no pueden acceder a protección. Las vías legales que estamos elaborando incluyen programas para menores centroamericanos que se reúnen con sus familias en Estados Unidos, estamos buscando extender el procesamiento de refugiados en la región, incrementar el exceso a las visas no inmigrantes temporales de trabajo y también mis colegas de la parte de Estado Consular se están enfocando en procesar las visas de no inmigrantes más rápido para las personas que están esperando”, dijo.

“Esta es la primera estrategia del gobierno de EUA que se enfoca en fortalecer los esfuerzos de cooperación a lo largo de Norte y Centroamérica para manejar la migración de forma humana, en estrecha colaboración con los gobiernos de la región estamos promoviendo el acceso ampliado a la asistencia y protección en la región”, dijo la subsecretaria.

La Prensa