Capitalinos se quedan por segundo día sin acceso a la vacuna Pfizer

Ciudadanos que no lograron recibir su primera dosis protestaron enérgicamente por la falta de inoculadores. “La Pfizer se ha vendido bien y es atractiva”, arguye la ministra de Salud.

Con sus papeles en regla, un numeroso grupo de personas protestaron porque les negaron el acceso al Campo de Parada Marte. Miles acudieron ayer nuevamente a los centros de vacunación con la esperanza de que se les aplicara la primera dosis de la vacuna contra el covid-19, pero la mayoría no lo logró.
Con sus papeles en regla, un numeroso grupo de personas protestaron porque les negaron el acceso al Campo de Parada Marte. Miles acudieron ayer nuevamente a los centros de vacunación con la esperanza de que se les aplicara la primera dosis de la vacuna contra el covid-19, pero la mayoría no lo logró. /

TEGUCIGALPA

Por segundo día consecutivo, los centros de vacunación en la capital de la república se desbordaron con miles de ciudadanos que desde horas de la madrugada hicieron largas filas para lograr ser inoculados; pero tuvieron como respuesta un indignante ¡no hay!

El descontento causado por no tener la oportunidad de vacunarse provocó que grupos de personas hicieran una hoguera y se tomaran por varias horas una de las vías del bulevar Fuerzas Armadas, a inmediaciones de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM). Similar situación ocurrió frente la Instituto Técnico Luis Bográn, en la colonia El Carrizal. La población quemó llantas y protestó en represalia a la falta de inoculantes.

No sirvió agendar. Teniendo en cuenta la enorme demanda de la población por acceder a una primera dosis del fármaco de Pfizer, la Secretaría de Salud informó la noche del martes que para ser vacunado en la modalidad de autoservicio los interesados debían hacer cita por Internet.

Muy pocos pudieron hacer ese trámite -de por sí engorroso- y a los que lo hicieron de poco o nada les sirvió porque al llegar al centro de vacunación les dijeron que los biológicos se habían acabado.

“Mientras las autoridades dan a entender que hay 14 millones de vacunas, la gente cree y va a los centros de vacunación. En el Luis Bográn se armó un zafarrancho porque había adultos mayores desde las 2:00 y llegó un busito con jóvenes de chalecos azules a ser vacunados, estos protestaron y casi se van a los golpes”, manifestó el doctor Marco Girón.

Apuntó “y como aquí estamos para hacer propuestas, yo propongo que las vacunas las envíen a los centros de salud, donde hay cadenas de frío y donde siempre se han vacunado, donde tenemos los expedientes de todos los pacientes”.

En respuesta a las aglomeraciones en los centros de vacunación, la ministra Alba Consuelo Flores expuso su teoría de lo que a su juicio pasa.

“La vacuna de Pfizer se ha vendido bien, es atractiva y por ello es que la población se ha volcado a los centros de la capital para ser inoculada”, afirmó la funcionaria. “No se va a poder cumplir con todas las personas porque no hay la cantidad de vacunas para ello”, lamentó.

La Prensa