Científicos hondureños y expertos en salud alertan sobre medicamentos para prevenir el Covid-19

Los especialistas señalan que ciertos tratamientos se han popularizado en redes sociales los cuales pueden llegar a causar desde intoxicaciones hasta la muerte.

Los expertos indican que es conocido que el 80% de las personas infectadas por el virus SARS-Cov-2 no experimenta la forma grave de la enfermedad.
Los expertos indican que es conocido que el 80% de las personas infectadas por el virus SARS-Cov-2 no experimenta la forma grave de la enfermedad.

Tegucigalpa, Honduras.

Médicos, farmacéuticos, salubristas, epidemiólogos y científicos hondureños alertan a la población sobre el uso de ciertos medicamentos que populares en redes sociales para tratar el Covid-19 y otras enfermedades, los cuales representan un riesgo latente.

Ante la desinformación que se ha producido, los expertos emitieron un pronunciamiento, firmado por Sir Salvador Moncada, exdirector del Instituto Wolfson para la Investigación Biomédica; Mary Vallecillo, especialista en Medicina Traslacional, María Elena Botazzi, doctora en Microbióloga e Inmunología, Julissa Villanueva, exdirectora de Medicina Forense; Karen Orellana, máster en Descubrimiento de Fármacos; Emilio Amador, licenciado y máster en Salud Pública; Julio Cesar Zúniga, master en Salud Pública; Orlando Garner, médico Intensivista y Luis Enrique Romero, infectólogo pediatra.

"De manera irresponsable, personas han argumentado que sustancias como el dióxido de cloro tienen propiedades para tratar no solo enfermedades infecciosas, sino también condiciones como el autismo, lo cual demuestra no solo falta de conocimiento, sino falta de respeto hacia la comunidad autista en Honduras y alrededor del mundo".

Además lea: Honduras recibe 10,000 reactivos para detectar nuevas variantes de covid-19

"Parece haber un interés creciente por prescribir o incentivar el consumo de varios medicamentos para prevenir o tratar el coronavirus, sin existir sustento científico hasta el momento, que demuestre su eficacia y seguridad en esta enfermedad, la terapia de soporte basada en la evidencia disponible sigue siendo el pilar fundamental en el tratamiento de esta enfermedad", señala el documento.

Detallaron que hasta el día de hoy, no existe ningún fármaco con perfil profiláctico que ayude a prevenir la Covid-19, de acuerdo con la comunidad de expertos, parece haber un interés creciente por prescribir o incentivar el consumo de varios medicamentos para prevenir o tratar el coronavirus, sin existir sustento científico hasta el momento, que demuestre su eficacia y seguridad en esta enfermedad, la terapia de soporte basada en la evidencia disponible sigue siendo el pilar fundamental en el tratamiento de esta enfermedad".

En cuanto al dióxido de cloro, agregaron que no cuenta con autorización para tratar ninguna enfermedad conocida, debido a que no existe evidencia sobre su eficacia y seguridad. Por su parte, la FDA advierte sobre efectos adversos al consumir dióxido de cloro, desde insuficiencia respiratoria causada por meta-hemoglobinemia, modificación en la actividad eléctrica del corazón, lo que puede llevar a ritmos cardíacos anormales y posiblemente mortales, baja presión arterial mortal causada por deshidratación, insuficiencia hepática aguda, anemia hemolítica y diarrea severa, entre otros.

Los expertos indican que es conocido que el 80% de las personas infectadas por el virus SARS-Cov-2 no experimenta la forma grave de la enfermedad, es por esto que cualquier intervención terapéutica interpretada de manera errática, puede atribuirse falsamente como un beneficio directo de dicha intervención, lo cual lamentablemente, ha sido un comportamiento común durante la pandemia derivados de la escasez de información y falta de formación científica, ocasionando una falsa sensación de seguridad en las personas y un grave riesgo a su salud.

Por ello, concluyen que las consecuencias del consumo indiscriminado de sustancias químicas y uso irracional de medicamentos, con fines de prevención o tratamiento de Covid-19 pueden ser diversas, desde la aparición de eventos adversos leves a moderados, hasta intoxicaciones que pueden conducir a un incremento de hospitalizaciones e incluso la muerte.

La Prensa