“El equipo médico está usado, en mal estado y sobrevalorado”: Óscar Chinchilla

El Fiscal General del Estado expresó que el Ministerio Público descubrió que el fabricante no tenía capacidad para suministrar los hospitales y que el equipo no era el adecuado.

VER MÁS FOTOS

TEGUCIGALPA.

Los siete hospitales móviles que el Gobierno compró a través de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) y que costaron 47.4 millones de dólares (1,174 millones de lempiras) son el resultado de una adquisición hecha al margen de la ley.

Así lo aseguró ayer el propio fiscal general, Óscar Chinchilla, quien afirmó tras la captura de Marco Bográn y Alex Alberto Moraes, exdirector ejecutivo y exgerente administrativo, respectivamente, que demostrarán todas las irregularidades halladas en el curso de una profunda investigación.

JF HospitalMovilTGS 090421(800x600)
El informe biomédico en poder de la Fiscalía estableció que el equipo médico adquirido está sobrevalorado y no cumple la función de atender pacientes con covid-19. Cama del hospital de la capital.

Estos hospitales ideados para dar respuesta a la epidemia del covid-19 se le compraron al guatemalteco-estadounidense Axel López, representante de Elmed Medical System y Hospitales Móviles.com.

“El Ministerio Público demostrará que las compras fueron hechas al margen de la ley, sin garantías de calidad, de cumplimiento, de mantenimiento y oferta, sin un plazo fijo de instalación y sin observar la garantía de pago”, afirmó Chinchilla en un video suministrado a los medios de comunicación.

Chinchilla señaló que la Fiscalía conformó un equipo en materia judicial, fiscal y académica para la investigación contra las acciones de los exfuncionarios de Invest-H.

“Esto significó que se haya concluido una investigación seria, responsable, rigurosa y muy minuciosa, que se traduce en la presentación de un requerimiento con la presentación de dos acusados, haciendo uso de las facultades que la normativa procesal da al Ministerio Público en el caso de la compra de los hospitales móviles”, explicó Chinchilla.

HOSPITALES HONDURAS.10(800x600)

Los delitos que imputa el MP contra Marcos Bográn son violación de los deberes de los funcionarios y dos por fraude. Chinchilla afirmó que la institución que dirige demostrará que las compras fueron hechas al margen de la ley, sin garantías de calidad, de cumplimiento, de mantenimiento y oferta, sin un plazo fijo de instalación y sin observar la garantía de pago.

Señaló además que el informe biomédico estableció que el equipo médico adquirido está sobrevalorado y no cumple la función de atender pacientes con covid-19 por problemas de diseño, de equipamiento, estaba vencido, usado y en mal estado.

“Denota que el fabricante no tenía capacidad ni técnica para construir, fabricar y equipar este tipo de hospitales”, indicó. El Fiscal General anunció que el MP pedirá la medida de detención judicial de los acusados, y en la audiencia inicial la prisión preventiva contra los dos imputados. Alegó que existe un peligro de fuga por parte de los dos acusados.

La compra de los siete hospitales se formalizó el 18 de marzo y 2 de abril del presente año entre Marco Bográn y Axel López.

Alfrente1h-090421(800x600)
El fiscal Óscar Fernando Chinchilla expresó que los hospitales móviles no cumplen con las garantías de calidad.

La Prensa