Paseo de los Girasoles, el nuevo espectáculo turístico de Copán Ruinas

Por un módico valor de 25 lempiras las personas pueden tomarse bellas fotos entre los girasoles.

Por accidente el lugar se convirtió en un nuevo atractivo turístico en el occidente de Honduras. Fotos:  Mariella Tejada.
Por accidente el lugar se convirtió en un nuevo atractivo turístico en el occidente de Honduras. Fotos: Mariella Tejada.

Copán Ruinas.

Localizado a 4 kilómetros de Copán Ruinas, en la comunidad de La Estanzuela, unas mil flores de girasol son las protagonistas del nuevo atractivo turístico de la ciudad maya, en el occidente de Honduras.

Se trata del Paseo de los Girasoles, el cual ha dejado maravillados a los centenares de turistas locales y nacionales que visitan el colorido lugar.

Pese a que es un destino nuevo, el Paseo de los Girasoles es visitado por personas de todas partes del país que quieren ponerse en contacto con la naturaleza y apreciar bellos paisajes engalanados por el amarillo de sus flores.

Los fines de semana, que es cuando más personas visitan el lugar, llegan aproximadamente 150 turistas que desean fotografiarse en medio de las parcelas de girasoles.

Girasoles2(1024x768)
Hermosas postales se pueden recrear en el Paseo de los Girasoles en Copán.

Mauro Cueva, propietario del lugar y productor de leche de Copán Ruinas, relató que los cultivos de girasoles comenzaron en octubre del año pasado con fines agrícolas, sin embargo, las tormentas Eta y Iota, devastaron sus haciendas y su producción agrícola quedó reducida en un 60 por ciento, pero curiosamente, la parcela de girasoles quedó intacta.

“Antes de los huracanes teníamos parcelas de plátano, maíz, sorgo y todo lo perdimos con las inundaciones quedando únicamente el girasol”, contó a LA PRENSA Mauro Cueva.

Sin imaginar que se convertiría en un destino turístico, la familia Cueva siguió cuidando los girasoles y las fotografías que tomaron en el lugar se hicieron virales en el occidente, convirtiéndose casi accidentalmente en un espectáculo natural que muchos quieren visitar.

Explicó Cueva que con el fin de mantener la floración todo el año, se están haciendo siembras escalonadas.

“Lo que más nos agrada es que se vive un ambiente familiar y vienen grupos enteros que traen incluso a sus mascotas. Queremos mejorar el lugar y ofrecer más servicios para la comodidad de cada uno de los visitantes”, relató.

El valor de la entrada al lugar es de 25 lempiras para adultos y se puede llegar hasta en mototaxi.

La Prensa