Demócratas proponen proyecto de ley para sancionar a presidente de Honduras

El ala más radical de los demócratas pide cortar la ayuda financiera y la venta de municiones a las fuerzas de seguridad hondureñas.

Estados Unidos

Senadores demócratas presentaron un proyecto de ley para sancionar al presidente hondureño Juan Orlando Hernández y las fuerzas de seguridad por su supuesta implicación en casos de corrupción, abusos de derechos humanos y tráfico de drogas.

La propuesta fue dada a conocer por el diario The Guardian y presentada por el ala más radical de los demócratas, en donde destaca que "cortaría la ayuda financiera y la venta de municiones a las fuerzas de seguridad del país hasta que la corrupción y las violaciones de derechos humanos dejen de ser sistémicas y los autores de estos crímenes comiencen a enfrentar la justicia".

El proyecto se presenta como contraparte al abordaje que el actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pretende hacer para afrontar las causas de la migración desde el triángulo norte de Centroamérica - Honduras, Guatemala y El Salvador - hacia ese país.

“Estados Unidos no puede permanecer en silencio ante la corrupción profundamente alarmante y los abusos contra los derechos humanos que se están cometiendo en los niveles más altos del gobierno hondureño”, dijo el senador Jeff Merkley, quien forma parte del comité de relaciones exteriores del Senado.

“El hecho de no responsabilizar al presidente Hernández, a los funcionarios nacionales y a la policía y al ejército por estos delitos alimentará la pobreza y la violencia generalizadas y obligará a más familias a huir de sus comunidades en busca de seguridad”, agregó.

La Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Honduras es copatrocinada por los senadores Jeff Merkley, Bernie Sanders, Patrick Leahy, Ed Markey, Elizabeth Warren, Dick Durbin, Sheldon Whitehouse y Chris Van Hollen y suspendería cierta asistencia de Estados Unidos al país centroamericano hasta que la corrupción y las violaciones de derechos humanos dejen de ser sistémicas y los autores de estos crímenes comiencen a enfrentar la justicia.

Esta es la primera vez que en el Senado de Estados Unidos se propone una legislación que podría amenazar con sanciones al actual mandatario hondureño y a las fuerzas de seguridad.

El presidente Hernández ha negado en repetidas ocasiones cualquier vínculo con el tráfico de drogas, incluido el conocimiento previo sobre el tráfico de cocaína y armas.

Según The Guardian, "a Hernández, quien hasta ahora ha disfrutado de una relación cercana con líderes militares y políticos clave, se le revocaría la visa a Estados Unidos y se congelarían los activos como parte de las sanciones propuestas".

El proyecto de ley también prohibiría la exportación de municiones, incluidos gases lacrimógenos, gas pimienta, balas de goma, cañones de agua, esposas, pistolas paralizantes, tasers y armas de fuego semiautomáticas hasta que las fuerzas de seguridad logren 12 meses sin cometer violaciones de derechos humanos.

También se suspendería la asistencia financiera, incluidos equipos y capacitación, aunque seguirían siendo posibles exenciones en interés nacional. Estados Unidos también votaría en contra de los préstamos de los bancos multilaterales de desarrollo a las fuerzas de seguridad.

“Esta legislación está diseñada para enviar un mensaje claro a Biden de que será imposible abordar las causas profundas de la migración sin deshacerse de Hernández y retirar el apoyo de las fuerzas de seguridad que tienen un largo historial de corrupción, crimen organizado y represión", dijo Dana Frank, profesora de historia de la Universidad de California citada en la publicación.

La Prensa