Gobierno y alcaldías de Santa Bárbara piden apoyo a cooperantes ante devastador informe

Las tormentas Eta y Iota dejaron a su paso por este departamento una destrucción en la infraestructura pública.

Los diferentes sectores coincidieron en la necesidad urgente de reconstruir sistemas de agua y saneamiento en el departamento. <br/>
Los diferentes sectores coincidieron en la necesidad urgente de reconstruir sistemas de agua y saneamiento en el departamento.

Santa Bárbara, Honduras.

Un total de 18 personas fallecidas, 105,865 afectadas, 13,000 albergadas, un sinnúmero de carreteras, caminos, vados, puentes dañados y destruidos, 2,530 viviendas afectadas y alrededor de 1,200 sistemas de aguas y saneamientos afectados y otros colapsados, es parte del balance de destrucción que dejaron las tormentas Eta y Iota en el departamento de Santa Bárbara, región que se considera la segunda más golpeada del país por los meteoros tropicales.

El balance del informe de daños fue presentado en una reunión en el municipio de Santa Bárbara por el delegado de la fuerza de trabajo de reconstrucción del departamento y secretario de Educación, Arnaldo Bueso.

En la presentación del informe participaron los secretarios de Gobernación Justicia y Descentralización Leonel Ayala; de Salud, Alba Consuelo Flores; de Transparencia, María Andrea Matamoros; las autoridades de Copeco; el gobernador del departamento, Ángel Paz; la representante en Honduras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) Piedad Huerta, y el representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Mark Conolly, encargado del tema de agua y saneamiento para todos los cooperantes.

Puede leer: El río Ulúa arrasó los campos de El Progreso, Yoro

Además, participaron representantes del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), la alcaldesa de Santa Bárbara, Fátima Juárez, y los ediles de la mayoría de los municipios del occidental departamento.

El informe revela que la mayor destrucción en la infraestructura pública se reporta en los sistemas de agua y saneamiento del departamento. Además, se proyecta que en total hay 209 sistemas de agua potable destruidos en su totalidad.

Los mayores daños en los sistemas de agua y saneamiento se reportan en los municipios de Petoa, con 52 sistemas destruidos, seguido de Las Vegas (30), Macuelizo (30), Gualala (20), Nueva frontera (20), Nueva Frontera (18) y Nuevo Celilac (16), entre otros.

La alcaldesa de Santa Bárbara, Fátima Juárez, aseguró que en su municipio las lluvias destruyeron en su totalidad el sistema de agua potable, por lo que actualmente más de 25,000 personas están sin el servicio de agua potable, y consideró importante no solo el apoyo del Gobierno Central, sino también de los organismos cooperantes para resolver el problema.

El estudio de daños registra que hay sistemas de aguas dañados parcialmente en Petoa, Macuelizo, Gualala, Nueva frontera, Ilama y Nueva Celilac.

santa.839(1024x768)
Son millonarias las pérdidas registradas en Santa Bárbara producto de los estragos de Eta y Iota.

Según el secretario de Educación, Arnaldo Bueso, tener 358 sistemas de agua dañados y destruidos fue lo que llamó la atención para que se convocara de emergencia una reunión con los alcaldes, parte del Gabinete de Gobierno y los organismos cooperantes para exponerles la necesidad de que puedan cooperar en atender las necesidades más urgentes mediante una hoja de ruta de reconstrucción.

“Es urgente y necesario en una emergencia la habilitación de los sistemas de agua dañados, es delicado, si dejamos pasar mucho tiempo sin atender esto, el problema se va a convertir en un problema de salud pública serio que no vamos a poder atender y estamos a tiempo para hacerlo”, señaló Bueso.

Además: Destinarán más de L38 millones para rehabilitar vías en Choloma

“El otro tema delicado es el colapso de los sistemas de agua en la mayoría de los municipios de este departamento, para reconstruir los sistemas de agua va a ser necesario e imperante el apoyo de nuestros cooperantes, que nos acompañen, porque aquí no se trata de reparar tuberías, este es un problema de salud pública serio que si no lo atendemos de inmediato va a tener consecuencias”, advirtió Bueso.

“Hemos invitado a los representantes de OPS, Unicef, al que maneja el tema de agua y saneamiento de los cooperantes, alcaldes, para que conocieran en detalle el problema crítico de los sistemas de agua y saneamiento que han colapsado en el departamento”, subrayó.

El secretario de Educación aseveró que el departamento de Santa Bárbara ha sido probablemente el más afectado, ya que “tenemos alrededor de los 28 municipios, 20 que han sido severamente afectados. De esos 20, 15 fueron casi devastados en varios aspectos como agua y saneamiento, el tema de los accesos en carreteras ha sido destruido totalmente y eso es preocupante porque este departamento vive del café y la cosecha del café ya viene, eso ha sido un caos y luego los daños en infraestructura”.

“Tenemos muchos damnificados, más de 13,000 personas damnificadas, así que es en base a eso que estamos trabajando y estructurando un mecanismo que nos permita atender todas estas necesidades”, explicó.

Como parte de las conclusiones de la reunión se acordó que el Fonac contribuirá al diseño y planificación de los proyectos, mientras que los alcaldes presentarán los perfiles de proyectos de agua, saneamiento y gestionarán directamente con organismos como Unicef para la gestión de recursos disponibles para este tema a través de otros países y organismos cooperantes.

También se pidió el apoyo directo a las alcaldías, para que los gobiernos locales puedan canalizar directamente la ayuda a sus comunidades en rehabilitación de sistemas de agua, caminos, en apoyo a albergues, alimentación y en ayuda médica.

El formato de evaluación de daños y análisis de necesidades es la principal herramienta para iniciar a elaborar los planes de inversión para la reconstrucción y aprobación de fondos del Gobierno Central.

Reprogramar planes e inversiones

El representante de Unicef, Mark Conolly, dijo que “la situación que Honduras enfrenta nos urge reprogramar todo, no importa si un donante dio algo para construir, el tiempo ahora es para reprogramar para la COVID-19, agua y saneamiento, todo para agua potable, ya que sin agua potable habrá más mortalidad y morbilidad, menos estudiantes y la pesadilla será mayor”.

“Todos nosotros estamos analizando presupuestos, planes y hojas de ruta, realmente tenemos que hacer esta reprogramación y gastar todo el dinero de Unicef. Es tiempo de invertir en agua, el agua es vida, si no resolvemos la situación de agua potable, la COVID-19 no va a ser COVID-19, va a ser COVID-19”, aseveró.

derrumbes.8(1024x768)
Para reparar los daños ocasionados en este departamento y volverlo a su normalidad se necesita un cifra de dinero bastante alta, según analistas.

“Si no arreglamos el problema de agua vamos a tener una tormenta perpetua de enfermedades infecciosas”, advirtió Conolly.

La representante de la OPS, Piedad Huerta, anunció que parte de las acciones inmediatas de cooperación es la dotación en el departamento de Santa Bárbara de 5,000 filtros y dispensadores de agua potable con sus respectivos químicos de cloración.

“Nuestro mensaje es de profunda solidaridad por parte de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), por la profunda situación que está viviendo no solo su departamento sino el país entero”, exteriorizó.

“Estamos ante una triple emergencia que puede convertirse en una quíntuple emergencia si no abordamos ciertos problemas urgentes en medio de esta emergencia”, dijo.

“Son escenarios cambiantes, es un torbellino, un día estamos ante un escenario, una semana después tenemos un escenario diferente, 30 días después tenemos otro, luego llegaron las dos tormentas que nos obligaron a cambiar por completo la situación”, subrayó.

Huerta sugirió a los alcaldes priorizar la elaboración de los perfiles de proyectos más urgentes que deben incluir en el plan de inversión. “Es importante priorizar ante un escenario que envuelve tanta destrucción de las vías de comunicación, peor que todos los sistemas de abastecimiento de agua potable, que incluye la devastación de viviendas, de centros de salud y encima una epidemia que venimos arrastrando”, señaló.

“Analicen con sus cabildos, con sus mesas intersectoriales, además con los ministros y la cooperación, qué es lo prioritario para salvar la vida de los conciudadanos”, insistió.


Datos de interés:

- Un total de 18 muertos dejaron las tormentas Eta y Iota en Santa Bárbara

- 3,702 personas evacuadas

- Cinco desaparecidos

- Un promedio de 132 heridos

- 185 sistemas de agua dañados

- 128 sistemas de agua destruidos

- 13 plantas de tratamiento de agua dañadas

- 54 pozos dañados

- 15 sistemas de alcantarillados dañados

- Un sistema de alcantarillado destruido

- 264 letrinas dañadas

- 271 letrinas destruidas

- 144 fosas sépticas dañadas

- 146 fosas sépticas destruidas

- 95 sistemas de energía dañados

- 766 viviendas destruidas

- 1,724 viviendas dañadas

- Cuatro centros educativos destruidos

- 16 centros educativos dañados


La Prensa