Sistema de represas salvará al valle de Sula

El Gobierno de Hernández anuncia que iniciará la construcción de represas antes de que concluya su administración y comenzará los estudios de otras.

Aerial view of the flooded municipality of Chamelecon, in the Valley of Sula, on the outskirts of San Pedro Sula, 240 km north of Tegucigalpa, taken on November 18, 2020 after the passage of Hurricane Iota. - Storm Iota, which made landfall in Nicaragua as a 'catastrophic' Category 5 hurricane Monday, killed at least ten people as it smashed homes, uprooted trees and swamped roads during its destructive advance across Central America. (Photo by Orlando SIERRA / AFP)
Aerial view of the flooded municipality of Chamelecon, in the Valley of Sula, on the outskirts of San Pedro Sula, 240 km north of Tegucigalpa, taken on November 18, 2020 after the passage of Hurricane Iota. - Storm Iota, which made landfall in Nicaragua as a 'catastrophic' Category 5 hurricane Monday, killed at least ten people as it smashed homes, uprooted trees and swamped roads during its destructive advance across Central America. (Photo by Orlando SIERRA / AFP)

SAN PEDRO SULA.

Aunque el actual Gobierno anunció el inicio de la construcción en 2015 y nunca la arrancó, hoy, el Ejecutivo vuelve a prometer que edificará la represa de usos múltiples El Tablón y un sistema de 13 embalses en todo el país para evitar las catastróficas inundaciones.

“El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández comenzará en lo que falta de su administración la construcción de un sistema de represas en todo el país, entre ellas, El Tablón, Los Llanitos y Jicatuyo”, dijo Ebal Díaz, ministro de la Presidencia en una entrevista telefónica con Diario LA PRENSA.

Objetivos
- Controlar los caudales del Ulúa y Chamelecón. La construcción de las represas El Tablón, Los Llanitos y Jicatuyo tiene como objetivo controlar los caudales de los ríos que cruzan el valle de Sula.

- Generación de energía hidroeléctrica. Las tres represas tendrían una capacidad para producir en suma unos 300 MW

El 31 de octubre de 2015, el Gobierno publicó en La Gaceta el decreto PCM-067-2015 por medio del cual designó a Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) como responsable de la construcción del proyecto denominado Presa de Usos Múltiples El Tablón para el cual tenía que contar con un desembolso inicial de $1,000,000 provenientes del Fideicomiso del Programa de Reactivación del Sector Agroalimentario y la Economía de Honduras (Firsa).

Esta presa, que, según Invest-H, sería construida en Santa Bárbara, en el río Chamelecón entre Quimistán y Petoa, costaría $212.5 millones si la hubiera edificado en siete años, entre 2015 y 2022, como el Gobierno lo anunció ese año.

Ahora, cuando los huracanes Eta y Iota han devastado el valle de Sula, Díaz considera que es “una prioridad para el Gobierno la construcción de esta represa, cuya construcción será iniciada antes de que termine la administración” Hernández; pero antes “habrá que actualizar los estudios” económicos y financieros.

jt-represas-211120.1(800x600)
jt-represas2-231120(800x600)
“Las represas ayudarán, pero necesitamos soluciones urbanísticas integrales”:Clauda Zúniga,
Presidenta del CICH.

De manera directa e indirecta, el Gobierno construirá alrededor de 13 represas en todo el país, entre ellas, un embalse en Choluteca (en el sur del país), el cual intentó comenzar la administración de Porfirio Lobo Sosa en 2011.

Hasta ahora, según Díaz, el Gobierno no tiene estimada la inversión porque necesita con anterioridad “tener los estudios de todas” las represas.

Según Díaz, los proyectos rentables serán concesionados por medio de alianzas público-privadas y los que no generen ganancias, debido a que son para controlar inundaciones y no para generar negocios, serán desarrollados por el Gobierno con dinero financiado por los Fondos Verdes.

jt-represas3-231120(800x600)
“Algunas represas las iniciará este gobierno, así como los estudios de otras": Ebal Díaz,
ministro de la Presidencia

“He dado instrucciones para que represas como El Tablón y Jicatuyo se tengan como prioridad para cuidar lo de las inundaciones, porque estas podrían crear el mismo efecto que El Cajón; pero también necesitamos represas que puedan evitar inundaciones, como Morolica y San Fernando”, ambas en el sur, publicó en Twitter el presidente Hernández cuando el país era azotado por el huracán Eta.

En los últimos días, el presidente Hernández con sus homólogos de Guatemala y Nicaragua han solicitado el apoyo financiero ante organismos internacionales, como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Banco Mundial (BM) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con el ánimo de desarrollar un plan de corto, mediano y largo plazo para reconstruir los países y encontrar soluciones ante los desastres causados por el cambio climático.

Díaz le explicó a Diario LA PRENSA que este Gobierno comenzará a construir las represas que están en “las fases avanzadas” e iniciará los estudios de otras para que las próximas administraciones comiencen o continúen la construcción.

La represa El Tablón, particularmente, es un proyecto que los Gobiernos lo han postergardo desde finales de la década de 1970, pero hasta en 2007 tomó una ruta aparentemente definitiva cuando el Congreso Nacional aprobó, por medio del decreto 90-2007, un contrato de consultoría suscrito entre la Comisión Ejecutiva para el Desarrollo Integral del Valle de Sula (Cevs) y la consultora canadiense SNC-Lavalin International Inc., para revisar y actualizar el estudio de factibilidad diseño detallado de ingeniería para la presa El Tablón, documentos y diseño de licitación y documento de licitación para su concesionamiento.

LC represas 241120(800x600)

El Gobierno de Honduras le pagó a SNC-Lavalin International Inc por la consultoría un millón de dólares donados por el Gobierno de Kuwait para ese fin. Sin embargo, el proceso del proyecto fracasó y perdió importancia con la disolución de la Cevs mediante el decreto legislativo 286-2009, el cual ordenó la asignación de los activos y pasivos de esa institución a la Secretaría de Planeación y Cooperación Externa.

Igual suerte corrieron las represas Los Llanitos y Jicatuyo. El Gobierno de Manuel Zelaya entró en negociaciones con la empresa brasileña Odebrehct con el objetivo de que las edificará con dinero financiado por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), pero los planes quedaron igualmente en papel.

A criterio de Claudia Zúniga, presidenta del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (CICH), la construcción de las represas en Santa Bárbara para controlar los caudales de los ríos Ulúa y Chamelecón “van a ayudar a que los embates de la naturaleza no nos golpeen tanto, pero no son soluciones completas”.

“Necesitamos soluciones urbanísticas integradas diseñadas por las municipalidades que son las que conocen los problemas de la ciudad. Necesitamos también mejores sistemas de agua potable, mejores sistemas de aguas lluvias, mejores sistemas de aguas residuales”, dijo en una entrevista con Diario LA PRENSA. Zúniga, segura de que en Honduras hay empresas capaces para desarrollar cualquier obra de infraestructura, insta al Gobierno “a ser transparente en el uso de los recursos económicos y seguir los diseños propuestos por los profesionales de la Ingeniería cuando desarrollan cualquier proyecto”.

Antes de comenzar la construcción de represas, es decir a corto plazo, el Gobierno debe reconstruir los muros de protección de los canales de alivio Maya y Chotepe y garantizar el constante mantenimiento para que no vuelvan a ocurrir las grandes inundaciones vistas este mes, según el Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras.

Estas nuevas represas contra inundaciones, que también producirán energía eléctrica y algunas podrían ser destinos turísticos, estructuralmente serán de menor escala que la Represa General Francisco Morazán, conocida como El Cajón, la cual tiene una cortina de 226 metros de altura, equivalente a un edificio de 75 pisos. De acuerdo con los últimos diseños que datan de más de una década, El Tablón tendría una cortina de 76 metros de altura, Los Llanitos 86.20 metros e igualmente Jicatuyo, equivalente al 38% de la cortina de El Cajón.

La Prensa