Más de 1,200 están incomunicados en los bajos de Choloma

Pobladores de varias aldeas que no quisieron ser evacuados ahora claman por alimentos y agua. Piden ser rescatados.

Más de mil personas están atrapadas en los bajos de Choloma y requieren alimento, agua, pañales y leche para niños. Muchos pobladores piden ser rescatados.  Fotos: Melvin Cubas.
Más de mil personas están atrapadas en los bajos de Choloma y requieren alimento, agua, pañales y leche para niños. Muchos pobladores piden ser rescatados. Fotos: Melvin Cubas.

CHOLOMA.

“Ayuda, ayuda, queremos comida, necesitamos agua”, son los gritos que se escuchan de cientos de pobladores que están atrapados en los bajos del municipio de Choloma, Cortés.

LA PRENSA hizo un recorrido de al menos dos horas por las zonas inundadas, adonde, según las autoridades, hay alrededor de 1,200 personas que no quisieron ser evacuadas y ahora están en peligro.

Para saber
- El sector de los bajos del municipio de Choloma es de los más vulnerables a las inundaciones.
- Pérdidas millonarias en cultivos La zona de los bajos es de gran producción agrícola y ganadera; hasta la fecha se reportan pérdidas millonarias.

En el trayecto se encuentran animales muertos, como cerdos, caballos, gallinas, entre otros, los cuales ya están en avanzado estado de putrefacción. Pobladores que están en las zonas manifiestan que debido a la contaminación en el agua ya están teniendo problemas de salud, pero muchos no evacuan por temor a que les roben las pocas pertenencias de sus hogares y los animales.

Para llegar a las aldeas más lejanas hay que atravesar por lugares muy peligrosos, donde la corriente del agua le ha dado vuelta a varias lanchas; sin embargo, los bomberos ya saben cuáles son los sectores por donde se puede llegar sin correr tanto peligro.

ar-bajos1-221120(800x600)
La principal zona de producción agrícola del municipio está destruida.

En los bajos de Choloma hay alrededor de 34 aldeas, en las que habitan unos 40,000 pobladores, de los que antes de la tormenta solo evacuaron al menos el 80%; otra parte ha sido rescatada en los últimos días, y el resto aún persiste en esas zonas, en las que solo por lancha y helicóptero se les puede llevar alimentos.

Emilio Rodríguez, comandante del Cuerpo de Bomberos de Choloma, manifestó que muchas personas que no quisieron ser evacuadas están en lo alto de los cerros, bordos y en casas de dos plantas. Después de varias horas en lancha se logró llegar a la aldea Las Rositas, La Laguna, Ticamaya y el cerro La Herradura, adonde las familias gritaban clamando por alimentos.

ar-irmabajos-221120(800x600)
“Necesitamos ayuda porque tengo tres hijos y también estoy a cargo de mis padres”: Irma Murcia,
pobladora de Choloma.

“Muchas personas están refugiadas en cerros, es por eso que nosotros les llevamos víveres proporcionados por Copeco y ayudas de otras organizaciones, y se hacen evacuaciones de algunas personas que por diferentes situaciones piden ser evacuadas”, agregó el bombero.

Uno de los pobladores manifestó que las pocas pulperías de la comunidad ya se quedaron desabastecidas y solo pasan a la espera de las ayudas que llevan los bomberos, ya que lo que más les urge es darles alimento a los niños. Los habitantes de esa comunidad aseguraron que de seguir subiendo los niveles del agua van a tener que evacuar porque, a pesar de estar en una zona alta, se hallan en constante peligro.

ar-elsybajos-221120(800x600)
“Habíamos limpiado la casa y con la nueva tormenta se volvió a inundar”: Elsy Díaz,
habitante de la aldea Fúnez.

En el cerro La Herradura, que está en el sector de Ticamaya, hay alrededor de 50 familias, quienes al ver que llegaban las lanchas comenzaron a correr, pues ya no tenían alimentos ni agua. Karen López, habitante de la aldea La Unión, dijo que con los 18 miembros de su familia se refugiaron en el cerro, pero que ya tienen 15 días de estar en ese lugar, por lo que les urgían alimentos. También hizo el llamado a las autoridades para que les lleven ropa, leche, pañales para bebés y medicinas, ya que hay varias personas enfermas.

Adán Mejía, habitante de la aldea Lupo Viejo, manifestó que son muchas las familias que requieren ayuda.

“Necesitamos plásticos para hacer champas, colchonetas, porque tenemos a niños durmiendo en la tierra. Estamos en los bordos y no hemos recibido suficiente ayuda por parte de las autoridades. No salimos de la aldea porque tenemos algunos animalitos”.

Mario Delgado es un hondureño que hizo gestiones para poder llevar alimentos a las familias que están incomunicadas en los bajos de Choloma.

“Por medio de Banco Atlántida se gestionaron las lanchas y estaremos ayudando a llevar comida a los lugares remotos donde no tengan alimentos y se harán traslados de personas sin que ellos tengan que hacer ningún costo”.

Heroísmo

Melvin Cubas, reportero gráfico de Diario LA PRENSA, mientras hacía el recorrido vio que a un can se lo llevaba la corriente, por lo que sin pensarlo dos veces se lanzó al agua y logró rescatar al animal.

Al poco tiempo en el mismo lugar otro perro era arrastrado por la corriente, por lo que los bomberos hicieron el rescate, lamentablemente uno de los rescatistas resultó mordido por el perro, por lo que fue asistido de emergencia por sus compañeros.

ar-cubasbajos-22112-(800x600)

Ayer, autoridades del comité de emergencia municipal (codem) se reunieron porque ya se están quedando sin alimento para abastecer a miles de personas que están en los albergues.

Aseguraron que el apoyo de la empresa privada ha sido fundamental para el sustento de miles de familias que tienen que recibir tres tiempos de comida diarios y la ayuda que dio el Gobierno ha sido insuficiente para tantas personas damnificadas.

El municipio de Choloma es uno de los más afectados por las tormentas Eta y Iota, y según las autoridades faltan por lo menos cinco días para que el agua empiece a bajar en esas aldeas.

ar-bajos8-221120(800x600)
La Prensa