De Venezuela viene mayoría de avionetas con droga que caen en Honduras

La mayoría de aeronaves utilizan matrículas falsas.

Desde marzo, las autoridades hondureñas han detectado un flujo de avionetas con droga que buscando aterrizar en pistas clandestinas han caído, en su mayoría, en Brus Laguna, Gracias a Dios, y también en Colón y Olancho.
Desde marzo, las autoridades hondureñas han detectado un flujo de avionetas con droga que buscando aterrizar en pistas clandestinas han caído, en su mayoría, en Brus Laguna, Gracias a Dios, y también en Colón y Olancho.

Tegucigalpa, Honduras.

Contrario a hace algunos años cuando la mayoría de narcoavionetas que descargaban droga en Honduras eran de Colombia, la mayoría ahora procede de Venezuela.

Las agencias antidrogas con sede en el país señalan que la mayor parte de la cocaína que viene en las aeronaves es propiedad del cartel de Los Soles.

El cartel de Los Soles es un grupo conformado por miembros corruptos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela y por el Gobierno de ese país, cuyo objetivo principal es el tráfico de cocaína, según la enciclopedia digital Wikipedia.

La información que manejan las agencias antidrogas en Honduras indican que el cartel de Los Soles utiliza, principalmente el departamento de Gracias a Dios, como escala para trasladar la droga a México y Estados Unidos.

“Es una ruta que sale de Venezuela a Norteamérica, con parada en Centroamérica, específicamente en Honduras. Esta es la ruta ideal para el cartel de Los Soles”, dijo en una entrevista, Claudio Sandoval, embajador de Juan Guaidó en Honduras.

Las aeronaves que más está usando este cartel son las Cessna, que cargan alrededor de 500 kilos de cocaína.

xo-aeronave22-191020(800x600)
Gran parte de las aeronaves se han accidentado

Estas avionetas son compradas por medio de intermediarios en Estados Unidos y buscan que sean de segunda o tercera mano. Tienen un valor que ronda entre los 600,000 y 1.2 millones de dólares.

Tras realizar el viaje con el cargamento de droga, las narcoavionetas son abandonadas, nunca retornan a Venezuela.

Los expertos antidrogas señalan que los venezolanos han cambiado el método, porque los colombianos no se deshacen de las avionetas.

Entre marzo y octubre de este año, ocho avionetas han sido interceptadas y custodiadas. Casi todas se ha accidentado en los departamentos de Gracias a Dios, Olancho y Colón, y en cuatro de ellas se encontraron paquetes con droga. En dos de los vuelos murieron los tripulantes.

Reformas a la ley

Los agentes antinarcóticos señalan que la cantidad de aeronaves con droga se ha disparado en los últimos cinco meses en el país debido a que el 15 de mayo de este año se aprobaron las reformas a la Ley de Protección de la Soberanía del Espacio Aéreo, la cual establece que las avionetas ya no se pueden derribar.

“Antes teníamos una ley que autorizaba el derribo, pero no teníamos quien diera las alertas. Ahora nos dan las alertas (el Comando Sur), pero no se pueden derribar.

xo-aeronave2-191020.1(800x600)
8 aeronaves accidentadas han caído en el país desde marzo, algunas con drogas y armas, en dos ha muerto la tripulación.

Debemos cumplir dos fases según la ley para obligarlos al aterrizaje o para hacer advertencias, pero el derribo ya no es opción”, explicó un agente antinarcóticos.

“No es que antes no venían aeronaves, sino que no se detectaban. Las pocas trazas (alertas) para ubicar la ruta de las avionetas nos la proporcionaba Guatemala.

Ellos nos apoyaban con información. Nos decían que venía una avioneta en camino y nos daban las características y ruta.

Entonces, en Honduras se alertaba a todos los sistemas antidrogas y eso ayudaba para la interdicción”, agregó el agente.

Matrículas falsas

La mayoría de las aeronaves que han caído en territorio hondureño tienen matrícula con registros de Colombia, Venezuela, Brasil y México; pero cuando se hace el rastreo para identificar a los propietarios de los aparatos se detecta que gran parte de esas matrículas son falsas.

“A esos vuelos se les llama vuelos negros porque son clandestinos, sin plan de vuelo, y en su mayoría las avionetas vienen con matrículas falsas. Los narcotraficantes buscan matrículas de aeronaves que ya no están en uso y las colocan en las avionetas, así no es fácil detectarlos”, informó uno de los investigadores.

Por ejemplo, la aeronave con matrícula N450JG, que cayó hace dos semanas en Guatemala, se detectó que perteneció a un jet que desde 2013 estaba sin usar.


Las trazas

El Gobierno de Colombia ha ratificado que la mayoría de los vuelos del narcotráfico con destino a Centroamérica y Estados Unidos sale de Venezuela.

“Desafortunadamente, la mayoría de las trazas detectadas y que terminan en Honduras pasan por territorio venezolano y eso nos preocupa”, refirió Gabriel Silva, ministro de Defensa de Colombia.

xo-aeronave24-191020(800x600)
La mayor parte de la cocaína pertenece al cartel de Los Soles.

Ahora son los radares del Comando Sur los que están detectando las aeronaves clandestinas y alertan a las autoridades en Honduras sobre la ruta que traen.

En la actualidad, el apoyo de Estados Unidos es fundamental, no solo por el rastreo de las aeronaves, sino también por el apoyo económico.

“En el seguimiento a las aeronaves son las Fuerzas Armadas y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic), las que mediante acuerdos con agencias estadounidenses se encargan de estos operativos”, detalló el agente.

Cementerio de avionetas

Para no dejar rastro, las avionetas son quemadas o les dañan el fuselaje. Brus Laguna, en Gracias a Dios, es su punto de operaciones.

Con relación a la mayoría de las avionetas que han caído en Honduras en lo que va de 2020, la mayoría se ha accidentado.

Un ejemplo es el de una avioneta con permiso de operación como ambulancia y que tenía bandera colombiana, la cual se estrelló en marzo en la zona rural de Claura Arriba, en el municipio de Iriona, Colón. La aeronave chocó mientras intentaba tocar tierra en una pista clandestina cuando era esperada por hondureños.

LC narcotrafico 261020(800x600)
La Prensa