Guatemala ya expulsó a más de 3,300 hondureños de caravana

El presidente Alejandro Giammatei dijo que era una obligación disminuir el peligro de contagio de covid-19.

México militarizó el río Suchiate, fronterizo con Guatemala, para impedir que los hondureños que iban en la caravana pasaran al otro lado. La gran mayoría fue deportada desde Guatemala.
México militarizó el río Suchiate, fronterizo con Guatemala, para impedir que los hondureños que iban en la caravana pasaran al otro lado. La gran mayoría fue deportada desde Guatemala.

Ciudad de Guatemala, Guatemala.

Guatemala repatrió a 3,384 migrantes hondureños de la caravana que se dirigía a Estados Unidos en medio de la pandemia de covid-19, informó el presidente Alejandro Giammattei.

En mensaje televisado dijo que las fuerzas de seguridad pudieron “contener” el éxodo migratorio que, según el gobernante, era un factor para la propagación del nuevo coronavirus.

“Hay un hecho que es real, y es que estamos viviendo una pandemia que en Guatemala nos ha costado controlar con meses de esfuerzos”, indicó el gobernante.

“Es una obligación de nuestra parte disminuir el peligro de contagio o rebrote de la enfermedad”, agregó Giammattei, quien anunció, además, haber superado el covid-19 tras haberse contagiado hace más de dos semanas.

LEA: Oficinas sanitarias internacionales vigilan ingreso de migrantes retornados

La caravana, de acuerdo con el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), entró el jueves en el este de Guatemala empujando un cordón militar en la frontera de Corinto y luego se fragmentó en grupos que buscaron llegar caminando a México, país que blindó sus fronteras.

Para viernes y sábado, cientos de policías y militares tendieron retenes en las carreteras, obligando a retroceder a los migrantes, entre los que se contaban niños pequeños y personas en sillas de ruedas. Quince personas de la caravana solicitaron refugio en Guatemala, según el IGM.

“Respetamos el derecho a la migración, siempre y cuando esta sea regulada y se cumpla con los requisitos y protocolos que han sido establecidos, y no como sucedió con este grupo de migrantes que irrumpió incluso con violencia en nuestro país”, fustigó Giammattei.

El covid-19 ha dejado desde marzo 93,963 contagios y 3,293 muertos en Guatemala, un país de cerca de 17 millones de habitantes, una letalidad de 3.5%. Desde julio, el país inició la reapertura de actividades económicas después de cuatro meses de restricciones.

La Prensa