Plan Prosolidar pone en alerta a obreros y Cohep

Ejecutivo turnó al CN propuesta para incorporar al IHSS a artistas, curas, pastores, taxistas, domésticas y lustrabotas; pero los sectores objetan que no se consultó al CES.

Los lustrabotas serán beneficiados mediante el Plan Prosolidar, consignado en la Ley Marco de Protección Social. Foto: Andro Rodríguez
Los lustrabotas serán beneficiados mediante el Plan Prosolidar, consignado en la Ley Marco de Protección Social. Foto: Andro Rodríguez

Tegucigalpa, Honduras

Como parte del mandato legal de universalizar la seguridad social en Honduras, el Gobierno turnó al Parlamento un anteproyecto de decreto que formalmente da vida al Plan para la Promoción Solidaria y del Auxilio Recíproco (Prosolidar), que busca la incorporación al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de miles de trabajadores independientes y del sector informal de la economía, que históricamente han estado marginados de ese beneficio. No obstante, la propuesta ha sido recibida con marcado recelo por parte del sector obrero y empresarial porque no fue consultada con los principales actores del capital y trabajo.

La iniciativa concede el beneficio de la seguridad social a los ministros de culto, miembros del clero, pastores evangélicos y demás colaboradores o ministros que sean acreditados como parte de iglesias cristianas como la Conferencia Episcopal y la Confraternidad Evangélica de Honduras, y otras denominaciones religiosas debidamente registradas en la Unidad de Registro y Seguimiento de Asociaciones Civiles (Ursac), de la Secretaría de Justicia, Gobernación y Descentralización.

969,048
beneficiarios reciben atención médica a través del Régimen de Atención de Salud del IHSS.

Además, incorpora a trabajadores domésticos, informales, temporales, autónomos o por cuenta propia, tales como conductores de taxis y buses, limpiadores de calzado o lustrabotas, trabajadores de limpieza, cargadores de mercaderías, vendedores ambulantes, entre otros sectores más de similar función y naturaleza.

Según la propuesta, el Plan Prosolidar se financiará inicialmente con un fondo de 50 millones de lempiras que se administrará a través de un fideicomiso constituido por la Secretaría de Finanzas en el Fondo Hondureño para la Producción y Vivienda (Banhprovi) por un plazo de 50 años.

Además, estipula que Finanzas hará las aportaciones anuales y perpetuas al Plan Prosolidar para garantizar su suficiencia y sostenibilidad financiera, gradual y progresiva, en cumplimiento del inciso 3 del artículo 44 de la Ley Marco del Sistema de Protección Social y el artículo 2 del decreto 031/2020 relativo a la Ley Especial de Aceleración Económica y Protección Social Frente a los Efectos del Coronavirus (covid-19).

La propuesta de ley consigna que la selección de la población beneficiaria, así como el requerimiento de cobertura para los potenciales asegurados, será determinado por la Secretaría de Desarrollo Social, dando preferencia a aquellos grupos organizados de trabajadores y servidores que en razón de su servicio social o labor solidaria dentro de sus comunidades se exponen a un mayor grado de vulnerabilidad y riesgo por no contar con la debida cobertura sanitaria o previsional.

Alerta

No obstante lo anterior, la iniciativa despertó la preocupación y las reservas del sector obrero organizado y de la empresa privada porque extrañamente no fue previamente consensuada en el Consejo Económico Social (CES) y, además, tendría un fuerte impacto económico en las finanzas del IHSS, que ambos sectores temen terminar pagando, en vista de que no consigna claramente las fuentes futuras de financiamiento del plan.

617,879
hondureños cotizan al Régimen de Previsión Social del IHSS.

LA PRENSA confirmó que antes de enviar el anteproyecto al Congreso Nacional, el Poder Ejecutivo no solicitó la opinión ni la venia del CES, que es el órgano de consulta compuesto por representantes del Gobierno, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y las organizaciones obreras y campesinas del país.

El artículo 5 de la iniciativa de ley consigna que la estructura de beneficios y servicios especiales que se deriven de la aplicación de esta ley, así como los esquemas de contribución, serán definidos mediante un reglamento especial elaborado y aprobado por el IHSS, en un plazo máximo de 60 días hábiles, a partir de la entrada en vigor de la ley.

dr-aperturadelunes-210920a(800x600)
El IHSS otorga a sus afiliados los servicios de atención en salud, riesgos profesionales e invalidez, vejez y muerte. Foto: AFP

Cronología

Mayo de 2015
Aprobación. En medio de amplios debates, el Congreso Nacional aprueba la Ley Marco de Protección Social de Honduras.

2 de julio 2015
Vigencia. El Gobierno publica en el diario oficial La Gaceta número 33771 el decreto 56-2015 contentivo de la Ley Marco de Protección Social.

22 de agosto 2015
Erratas. Mediante número de Gaceta 33,805 se publica la fe de erratas de diversos artículos de la referida ley aprobados por el Congreso.

7 octubre 2019
Derogación. El Colegio Médico de Honduras (CMH) exigió la derogación de la reforma a la Ley Marco de Protección Social que atenta contra las pensiones y jubilaciones de los afiliados del IHSS.

Abril de 2020
Asignación. El Congreso Nacional aprueba el decreto 33-2020, que establece una asignación perpetua para el Plan Prosolidar.

Debe ir al CES

Daniel Durón, secretario general de la Central General de Trabajadores (CGT), valoró positivamente la universalización de la seguridad social, pero advirtió que si no se identifica la fuente de financiamiento del Prosolidar y no se hacen los estudios actuariales pertinentes el Plan Prosolidar puede traer consecuencias nefastas para la salud financiera del IHSS.

Dijo que el temor que existe es que al no haber fuente de financiamiento definida para el Prosolidar al final la cuenta se la pasen a los trabajadores y a los empresarios, como ha ocurrido en el pasado, lo que en este momento de pandemia sería insostenible. Además, cuestionó el hecho de que la iniciativa no pasó por el CES antes de enviarla a aprobación del Congreso Nacional. “Nosotros exigimos que eso vaya al Consejo Económico Social, que es la instancia natural de discusión de estos temas”.

“Nos preocupa la cuestión actuarial del Seguro Social. En todo caso, si va a ser una iniciativa del Gobierno para ayudar al sector informal de la economía deben identificarse las fuentes de financiamiento, y hay precedentes que generan dudas”, manifestó.

Por su lado, German Leitzelar, miembro de la junta interventora del IHSS, expuso que el Plan Prosolidar es uno de los mecanismos para iniciar el proceso de universalización de la seguridad social en forma gradual, consignado en la Ley Marco del Sistema de Protección Social; pero es de la opinión que antes de aprobarse por el Congreso debe pasar por el CES.

Expresó que para echar a andar el Prosolidar se requiere la seguridad de la fuente de ingresos para proporcionar los servicios de jubilación, salud y de invalidez, vejez y muerte a los nuevos afiliados porque el IHSS no tiene los fondos para eso. “El Prosolidar debe ser financiado por el Estado e incluso por instituciones sin fines de lucro que puedan otorgar los fondos que se requieren para prestar esos servicios, y hay que crear un fideicomiso para que el IHSS pueda recibir esos fondos, administrarlos y ejecutarlos, ya que eso no se puede aceptar con una simple promesa”, manifestó el interventor.

Asimismo, señaló que se debe realizar un estudio actuarial para determinar el costo o la inversión que se hará para conceder el beneficio a esa enorme masa de nuevos afiliados.
Leitzelar expresó que el fondo de 50 millones inicial aportado por el Gobierno no es suficiente para comenzar a atender a los sectores que recibirán el beneficio de la seguridad social.
En ese contexto, enfatizó en que “no debe aprobarse esa ley sin crear un consenso con todos los sectores, y para crear ese consenso es necesaria una reunión del CES”.

Universalización de la seguridad

El Plan para la Promoción Solidaria y del Auxilio Recíproco (Prosolidar) tiene por objeto propiciar la universalización de la cobertura de seguridad social a través de la afiliación gradual y progresiva de los trabajadores no cubiertos por la seguridad social, con énfasis en trabajadores y servidores sociales en condición de vulnerabilidad socioeconómica.

claves.96(800x600)
Prosolidar primero debe ser consultado al CES: Sikaffy

El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, advirtió que antes de aprobarse la Ley del Plan Prosolidar debe ser previamente consultada con el Consejo Económico Social (CES).

“El Plan Prosolidar se crea con la Ley Marco del Sistemade Protección Social en el año 2015, por lo que cualquier reforma que implique a este plan, que es para ayudar a la población con programas sociales, debe ser consultado previamente en el CES, es allí donde vamos a plantear nuestra posición como sector privado”, enfatizó el líder empresarial.

Rompimiento de techos. Por otro lado, dijo que desconoce que haya un planteamiento de la junta interventora del IHSS en el sentido de romper los techos de cotización para enfrentar los efectos de la pandemia del covid-19.

“La comisión interventora del IHSS no ha realizado ningún planteamiento de rompimiento de techos o incremento de los porcentajes, conforme al acuerdo de gradualidad y que consta en el acuerdo ejecutivo STSS-390-2020”, manifestó.

Explicó que para que se puedan incrementar los porcentajes pactados en ese acuerdo se debe presentar un estudio actuarial del IHSS, lo cual no se cumple, y, además, presentar los avances del Plan Integral de Salud del Seguro Social, que tampoco se ha presentado.

“Estos son temas que se deben ver a la luz de la situación que hoy viven las empresas.

Debemos ser cuidadosos, ya que cualquier lempira que suba a las empresas por cualquier concepto solo puede promover su paso a la informalidad o que cierre en forma definitiva.
El Cohep, en su condición de patrono, es el principal aportante al Seguro Social.

La Prensa