Militares rechazan críticas y aseguran que resguardarán hospitales

El general Tito Livio Moreno respondió a quienes piden abrir el Hospital Militar a la población civil.

Tegucigalpa, Honduras

El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Honduras, general Tito Livio Moreno, reaccionó de manera airada ante las críticas que se hacen a la institución castrense por no facilitar sus instalaciones para el tratamiento de enfermos por el Covid-19.

"Estamos para luchar juntos contra este virus, no es para estar con palabras, queriensdo decir cosas que no ayudan a combatirlo. Es con hechos, es de frente para ayudar al que lo necesita. Ustedes saben quiénes son los que nos critican y no es el momento de estar dividiendo al pueblo hondureño para ganar notoriedad", aseguró al finalizar una misa en conmemoración al 51 aniversario del cese de hostilidades de la guerra entre Honduras y El Salvador en julio de 1969.

Sobre la propuesta de abrir el Hospital Militar para atender a pacientes con Covid, Moreno Coello, dijo que ese sanatorio atiende a 250 mil personas que son los oficiales activos, retirados y sus familias.

Agregó además que el Hospital Militar lo mantienen los miembros de las Fuerzas Armadas con el aporte del seis por ciento de su salario, mes a mes, es decir que no es una carga y en este momento está lleno con familiares de los miembros de la institución castrense.

Hospitales y corrupción

El militar destacó que en el caso de los hospitales móviles, las Fuerzas Armadas van a contribuir en todo lo que sea necesario para que estén lo más pronto posible sirviendo al pueblo hondureño.

"En ese sentido vamos a hacer la custodia y poner técnicos para colaborar con los expertos que vienen del extranjero para armarlos y ponerlos en función y después se dará la protección necesaria para que se mantengan".

Aseveró que, si así lo requiere el Estado de Honduras, las FFAA, van a poner a disposición a sus mejores oficiales con mayor capacidad financiera, administrativa y conocimiento hospitalario para administrar los hospitales.

Además se mantuvo al margen de opinar sobre el mal manejo de los fondos destinados a atender la crisis por la pandemia,

"Las Fuerzas Armadas no son un ente judicial, y esa institución castrense está de frente sirviendo y para eso está la institucionalidad del Estado de Honduras como los organismos contralores y el Ministerio Público. Yo los invitó a los que no están haciendo nada, más que criticar que se sumen y que después de que pase esta pandemia hagan lo que tengan que hacer, pero ahorita es el momento de que nos unamos y luchemos juntos contra esta pandemia”, insistió el general.

La Prensa