Cruz Roja y Media Luna piden a Honduras proteger a migrantes durante pandemia

Autoridades dijeron que una de las principales acciones humanitarias de la organización es "brindar la debida protección a las personas migrantes".

La respuesta ante la propagación de la COVID-19 se debe 'adaptar a las circunstancias específicas de las personas migrantes más vulnerables', indicó el Movimiento Internacional de la Cruz Roja en un comunicado.
La respuesta ante la propagación de la COVID-19 se debe 'adaptar a las circunstancias específicas de las personas migrantes más vulnerables', indicó el Movimiento Internacional de la Cruz Roja en un comunicado. /

Tegucigalpa, Honduras.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en Honduras hicieron este miércoles un llamado a las autoridades a reconocer, respetar y atender los derechos y las necesidades de los migrantes en medio de la pandemia del coronavirus.

La respuesta ante la propagación de la COVID-19 se debe "adaptar a las circunstancias específicas de las personas migrantes más vulnerables", indicó el Movimiento Internacional de la Cruz Roja en un comunicado.

"Las necesidades de las poblaciones en movimiento son cambiantes en torno al contexto" y durante la pandemia "se han identificado nuevas necesidades como el acceso a la información, medidas de autocuidado, apoyo psicosocial, equipo de protección personal, entre otras", añadió.

El presidente de la Cruz Roja Honduras, José Juan Castro, dijo que una de las principales acciones humanitarias de la organización es "brindar la debida protección a las personas migrantes".

PRIMERA LÍNEA DE RESPUESTA

"Cruz Roja Hondureña en su rol de auxiliar los poderes públicos en acciones humanitarias, no ha dejado de lado la atención a las poblaciones en movimiento, atendiendo a los hondureños migrantes retornados y migrantes en tránsito, aún en estos tiempos excepcionales”, señaló.

La Cruz Roja Hondureña, con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Federación Internacional de las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y Media Luna Roja, ha estado en la primera línea de respuesta ante el coronavirus "sin descuidar en ningún momento las otras acciones" que desarrolla en el país para "tratar de asegurar que ninguna persona es dejada atrás, trabajando desde hace muchos años en la asistencia a los migrantes y las comunidades de tránsito y acogida".

Las restricciones de circulación y el cierre de fronteras deben respetar el derecho internacional, por lo que "no pueden ser discriminatorias y deben ser necesarias, proporcionadas y razonables en relación con el objetivo de proteger la salud pública", agregó.

Esas medidas no deben "forzar a los migrantes a regresar a sus países de origen si manifiestan que su vida e integridad física/psicológica estarían en riesgo con el retorno", señaló la Cruz Roja.

FORTALECER RESPUESTA

“Es importante fortalecer los planes de respuesta para toda la población migrante, tanto retornada como en tránsito, que se encuentre en centros de aislamiento temporal como albergues y aquellos fuera de estos espacios que afrontan condiciones de vulnerabilidad como resultado de haber quedado varados por la pandemia”, indicó el jefe de Misión del CICR en Honduras, Karim Khallaayoun.

Destacó que la ayuda humanitaria para "la supervivencia y el acceso a mecanismos de protección para esta población debe estar garantizado, así como la continuidad de estos servicios”.

En las últimas semanas, el Movimiento Internacional de la Cruz Roja ha dado asistencia humanitaria a migrantes retornados como en tránsito a través de atención primaria en salud, alimentación y agua, llamadas telefónicas gratuitas, apoyo psicosocial y jornadas formativas.

La organización también monitorea las necesidades de protección de los migrantes y mantiene un diálogo constante con las autoridades de Honduras, con el fin de "promover el pleno acceso a derechos de esta población".

HOGARES DE EMERGENCIA

Instó a las autoridades hondureñas a facilitar a los migrantes alojamiento y hogares de emergencia adecuados que cumplan con las medidas de prevención y control de infecciones.
“Para nosotros como Movimiento Internacional de la Cruz Roja lo principal es salvar vidas y que se respete la dignidad de las personas migrantes”, indicó el jefe del Clúster de la Federación Internacional de la Cruz Roja para Centroamérica, Nelson Aly.

Destacó la importancia de garantizar que los migrantes reciban "un trato humano y protección contra la estigmatización y la violencia”.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja en Honduras expresó su disponibilidad para apoyar a las autoridades en el desarrollo de "respuestas eficaces" ante la COVID-19, que deja cerca de 500 muertos y más de 19.500 contagios en el país centroamericano, para proteger la salud y garantizar el respeto de los derechos de los migrantes.

La Prensa