Solo dos pasajeros en taxis y uno por asiento en buses en reapertura del transporte

Ya hay un borrador de protocolo para transporte con las medidas de bioseguridad que serán aplicadas, pero no tiene fecha de inicio.Solo se permitirá un pasajero por asiento en buses.

Los transportes de buses, taxis y mototaxis han sido golpeados por la pandemia del COVID-19. (Photo by ORLANDO SIERRA / AFP)
Los transportes de buses, taxis y mototaxis han sido golpeados por la pandemia del COVID-19. (Photo by ORLANDO SIERRA / AFP)

TEGUCIGALPA.

La reapertura del transporte público de pasajeros es incierta en las ciudades de mayor concentración poblacional como Tegucigalpa y San Pedro Sula, dado que este rubro es una fuente de contagio del coronavirus y su reanudación requerirá de estrictas medidas de bioseguridad y una fuerte inversión que no compensarán los costos operativos, indicaron fuentes del sector.

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) aprobó los programas piloto para la reanudación del sector taxi en Siguatepeque, Comayagua y Marcala, La Paz, exceptuando Tegucigalpa y San Pedro Sula, que hasta ayer reportaban 1,103 y 2,419 contagios positivos, respectivamente.

Afectados
Se estima que en la capital circulan al menos 18,000 taxis y otros 5,000 en San Pedro Sula.

Gerardo Aguilar, dirigente del transporte de la capital, dijo a LA PRENSA que este sector moviliza el 70% de la población hondureña y hasta ahora han venido trabajando con las autoridades de Transporte en un borrador de protocolo de bioseguridad, que, por lo pronto, solo determina las condiciones en las que se va a operar, pero no las fechas de inicio de funcionamiento.

Reconoció que el transporte es uno de los principales focos de contagio y reabrirlo sin tomar las medidas adecuadas dispararía la propagación del virus.

km-taxis-130520 (1).2(800x600)

“Anunciar que estamos listos para una reapertura no es posible porque todavía no hemos llegado a la parte que el Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT) denomina estrategia de operación, porque apenas estamos en el tema de bioseguridad determinando cómo se van a desinfectar las unidades, cuántas personas van a abordar y los requisitos para hacer uso del transporte”, dijo.

El dirigente explicó que, entre otras cosas, el protocolo contempla limitar el número de pasajeros en las unidades, por ejemplo, en los taxis solo se permitirán dos pasajeros y en los buses grandes y pequeños uno por cada asiento.

Estimó que eso representa una pérdida millonaria en operación, sin tomar en cuenta los costos de bioseguridad como desinfección de los zapatos y manos de los usuarios y descontaminación de la unidad por cada recorrido, lo que implica que cada vehículo tendrá que lavarse diez veces al día.

Capacitación
En el programa piloto el IHTT y Sinager darán capacitaciones a los taxistas para prevenir el COVID.

“Si a eso se suma que la operación está limitada a la movilidad y que no vamos a cubrir los costos básicos operacionales, más la suma de los compromisos con la banca y los grupos de extorsión, la actividad se vuelve completamente insostenible”, apuntó.

Rony Rodríguez, subcomisionado regional de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), confirmó a LA PRENSA que no han sido aprobados los protocolos de bioseguridad presentados por el sector, pero que continúa el diálogo entre ambas partes.

Nelson Fernández Toro, dirigente del transporte, aseveró que no los están incluyendo, pese a ser un sector que aporta fuertemente a la economía del país, tomando en cuenta que solo en la Capital Industrial y alrededores circulan unos 1,500 buses urbanos y 5,000 taxis colectivos.

Fernández reconoció la dificultad de reanudar labores, pues los trabajadores no podrían subsistir con la cantidad de pasajeros que trasladarían. “Digamos que por unidad tengan que viajar siete personas, con esos pasajes no se ajusta ni para el combustible. El pasaje tendría que cobrarse a L25 por lo menos”.

Transportistas convocarán a paro nacional si no hay respuesta del Gobierno a demandas

TEGUCIGALPA. De no tener una respuesta favorable del Gobierno para esta semana, los transportistas convocarán a un paro nacional para el próximo lunes como medida de presión.

Julio Fernández, presidente de los taxis colectivos de San Pedro Sula, refirió que están contemplado esta acción, ya que tampoco han conseguido el bono compensatorio de L7,000 que exigen por los tres meses que llevan sin trabajar.

Detalló que el dinero será utilizado en parte para comprar insumos de bioseguridad y el resto para cubrir necesidades alimenticias, pues muchos de sus compañeros están en calamidad alimenticia desde hace semanas.

Gerardo Aguilar indicó que este rubro sostiene a unas 100,000 familias a nivel nacional que están en calamidad.

MS_BUSES (9).1(800x600)
La Prensa