Más de 50 ciudades se reactivarán con el 40% de la fuerza laboral

Tegucigalpa y SPS arrancarán con el 20% por tener más contagiados.Centros comerciales harán pruebas piloto.

San Pedro Sula: Imagen de archivo.
San Pedro Sula: Imagen de archivo.

SAN PEDRO SULA.

Las empresas y las organizaciones sociales, como las iglesias, de La Ceiba, Choloma, La Lima, El Progreso, San Pedro Sula y Tegucigalpa, los más afectados por el coronavirus, comenzarán a operar el lunes próximo con el 20% de su fuerza laboral, mientras otras ciudades intermedias, como Santa Rosa de Copán, Copán Ruinas y Gracias, Lempira, con el 40%.

La Mesa Multisectorial para la Apertura de Sectores Económicos y Sociales, integrada por el sector privado, el Gobierno y organizaciones de la sociedad civil, creó las regiones uno, dos y tres, en las cuales agrupó los municipios que, considerando la densidad poblacional, casos positivos de COVID-19, relevancia económica y cantidad de hospitales y centros de salud, podrán reactivar la economía y la actividad social de manera progresiva.

La región tres, por tener más casos de COVID-19 y mayor población, demorará 75 días en lograr la reactivación completa. En esta categoría se hallan La Ceiba, Siguatepeque, La Entrada, San Pedro Sula, Choloma, Pimienta, Potrerillos, Puerto Cortés, San Manuel, Villanueva, La Lima, Distrito Central y El Progreso.

Fase cero

Del 1 al 7 de junio, las empresas y todas las organizaciones deben establecer medidas de bioseguridad.

Las empresas y otras organizaciones radicadas en estos municipios reanudarán las actividades con el 20% de la plantilla laboral y cada 15 días (en cinco fases) sumarán 20% de empleados hasta lograr el 100% el 15 de agosto.

En la región dos, donde hay menos casos de COVID-19, comenzarán con el 40% de la población laboral y en cuatro fases, cada 15 días, las empresas agregarán 20% hasta lograr la reactivación plena el 30 de julio.

En este grupo hay más de 50 municipios, entre ellos, Tela, Trujillo, Sonaguera, Tocoa, Comayagua, Santa Rosa de Copán, Copán Ruinas, Omoa, San Francisco de Yojoa, Choluteca, Danlí, Valle de Ángeles, Villa de San Francisco, Intibucá, Roatán, La Paz, Gracias, Ocotepeque, Juticalpa, Goascorán y San Lorenzo.

En la región uno, donde la incidencia de COVID-19 es baja, las empresas comenzarán el lunes con el 60% de la fuerza laboral y cada 15 días sumarán 20% hasta lograr el 100% el 15 de julio.

En esta categoría hay más de 230 municipios, como Santa Cruz de Yojoa, San José de Comayagua, Corquín, Cucuyagua, San Antonio de Cortés, Santa Cruz de Yojoa, El Paraíso, Talanga, La Esperanza, Jesús de Otoro, Roatán, Guanaja, José Santos Guardiola, Utila, Lepaera, Olanchito, Juan Francisco Bulnes y Ramón Villeda Morales.

Alden Rivera, uno de los representantes del sector privado en la mesa multisectorial, explicó que de manera separada a este plan “existe un régimen de excepciones para restaurantes y centros comerciales”, los cuales serán abiertos mediante “pruebas pilotos en los próximos días”, según decida la Secretaría del Trabajo.

Para que el país inicie la reactivación el lunes, tal como lo ha propuesto la mesa multisectorial, el Gobierno obligatoriamente tendrá que autorizar a los empresarios del transporte urbano para que pongan a circular sus buses bajo ciertas normas de bioseguridad; sin embargo, hasta ahora no han logrado acuerdos.

Nelson Fernández, presidente de la Federación de Transporte de Servicios Especiales de Honduras (Fetraseh), informó que el sábado anterior los transportistas tuvieron una reunión y decidieron bloquear las entradas de las ciudades “si esta semana no hay una solución”. “Si no hay una solución esta semana nos iremos a un paro general porque no están dando nada, la gente del transporte está con problemas económicos y no tienen comida, y el Gobierno no da una solución a esta situación”, expresó.

Diario LA PRENSA le consultó a Rafael Ruiz, comisionado del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), sobre las negociaciones entre el Gobierno y los transportistas y respondió que están definiendo los beneficios que le otorgarán a los propietarios de los autobuses.

LC economia 030620(1416x870)
La Prensa