Deuda de Enee aumentó más de L2,500 millones

Pasivos pasaron de 71,498 millones en enero a 74,016 millones a marzo de 2020

Junta Interventora de la Enee dice que $600 son para pagar diferentes deudas
Junta Interventora de la Enee dice que $600 son para pagar diferentes deudas /

Tegucigalpa, Honduras.

Entre enero y marzo del presente año, los pasivos de la Enee pasaron de 71,498 millones a 74,016 millones de lempiras, lo que indica que la crisis financiera de la estatal eléctrica lejos de resolverse se ha venido profundizando al registrar un aumento de su deuda en más de 2,518 millones de lempiras en el primer trimestre del año.

Así lo reflejan sus estados de resultados y su balance de situación financiera correspondiente a los meses de enero, febrero y marzo, publicado en su portal de transparencia, justo antes de que el Gobierno decretara el estado de emergencia nacional a causa de la pandemia del COVID-19.

IMPORTANTE
La recuperación de pérdidas de la Enee ha sido un proyecto fallido que más bien le ha pasado una alta factura a la empresa.

En este periodo, según el documento financiero, la Enee reportó cuentas por pagar a los proveedores o generadores privados de energía por el orden de los 15,099 millones de lempiras y una deuda externa e interna de largo plazo de 36,606 millones de lempiras, y una deuda interna y externa de corto plazo de 10,616 millones de lempiras.

LEA: Se desata feroz guerra entre EEH y el Gobierno

A esos se suman otros compromisos como cuentas e intereses por pagar y un pasivo laboral acumulado de 694 millones de lempiras.

Pese a las medidas implementadas por la Junta Interventora de la Enee, el déficit acumulado de la empresa estatal ascendió a más de 57,372 millones de lempiras.

46,000 millones de lempiras
Es el monto de la deuda interna y externa a corto y largo plazo que registra la Enee a marzo de 2020.
Claves
1. PÉRDIDAS
La imposibilidad de reducir las pérdidas técnicas y no técnicas de la empresa estatal en los últimos tres años desde que inició operaciones la Empresa Energía Honduras (EEH). Según Manitoba Hydro, las pérdidas de la estatal se ubicaron en marzo en más de un 30%.
2. EEH
El contrato con la Empresa Energía Honduras (EEH) ha sido una fuente de deterioro de las finanzas de la empresa estatal de electricidad. La Enee paga a EEH por cargos fijos un total de 10.5 millones de dólares mensuales. A la fecha EEH ha cobrado L12,135 millones.
3. CONTRATOS
Los leoninos contratos de generación negociados en el pasado han sido una carga pesada para las finanzas de la institución. La renegociación de contratos ha sido un elemento importante planteado por los técnicos para el rescate de la Enee.
4. DEUDAS
Hasta marzo de este año, la Enee reportó el pago de diferentes compromisos con acreedores internacionales, uno de ellos el Bank of China que financió la construcción de Patuca III. Al mes de marzo solo la deuda interna y externa de largo plazo asciende a 36,000 millones de lempiras.
FP-EEH-270519 (4)(800x600)
La Enee sigue sumida en una profunda crisis financiera que se ha ensanchado con el COVID 19.

Bonos soberanos.

Estas cifras cobran especial connotación, ya que este jueves el Congreso Nacional autorizó a la Secretaría de Finanzas la colocación de bonos soberanos por el orden de los 600 millones de dólares, unos 15,000 millones de lempiras para realizar gestión de pasivos de la Enee, en el marco de la reforma del sector energía, que comprende reperfilamiento de sus deudas, pago anticipado de títulos valores emitidos, préstamos y cualquier otra obligación contratada por dicha empresa estatal.

Estos recursos serán otorgados a la Enee a través de un convenio de préstamo reasignado en las mismas condiciones que se coloquen, incluidos costos y gastos asociados a la colocación.

24,834
millones de lempiras facturó la empresa estatal de energía en la venta de electricidad durante 2018, y una cantidad similar en el año siguiente.

Asimismo, el Congreso autorizó al Gobierno emitir una cantidad indefinida de bonos soberanos para gestión de pasivos para la recuperación financiera de la empresa estatal de energía.

Aún cuando el Gobierno, a través de la Secretaría de Finanzas, logre colocar los 600 millones de dólares aprobados por el legislativo, la cantidad será insuficiente para cubrir los pasivos que acumula la empresa hasta marzo de este año.

dr-planenee-050819..(800x600)
El pago del contrato por el orden de 10 millones de dólares mensuales a EEH ha profundizado la crisis de la empresa.

Pago de deudas.

Gabriel Perdomo, miembro de la Junta Interventora de la Enee, dijo que la visión estratégica de la comisión es darle certidumbre al mercado eléctrico y certeza de que la precaria salud financiera de la empresa estatal no va a arrastrar el sector y a todo el país. “En este sentido, estas medidas de endeudamiento nos van a ayudar a respirar financieramente para enrumbar nuevamente a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica”, dijo el funcionario.

Precisó que los fondos provenientes de la colocación de bonos soberanos se destinarán para atender muchos pasivos, entre ellos, la deuda histórica que el Estado tiene con los generadores privados de electricidad. “Esto es muy importante honrar debido a que le crea una distorsión al mercado y a los generadores, no pagarles casi un año de deuda de las facturas eléctricas por generación que ellos han producido”, afirmó.

1.9
millones de clientes registra en su base de datos la Enee, el 90% se encuentra en el sector residencial. Le sigue el sector comercial e industrial.

Indicó que la deuda histórica que la Enee arrastra desde 2018 con los generadores privados de electricidad asciende a unos 9,000 millones de lempiras. En ese sentido, indicó que la Comisión Interventora de la Enee está procurando que esa deuda histórica no se siga ensanchando producto de la pandemia del COVID-19.

“La idea principal es cancelarle en su totalidad esta deuda histórica y el pago de los generadores privados se quiere honrar en su totalidad, pero los pasivos de la Enee son mucho más, es decir, hay varios bonos, hay varios préstamos sindicados que se deben honrar todavía porque se vencen este año, además del déficit que hemos tenido por parte de la recaudación producto de la pandemia; entonces, son para varias situaciones que se van a utilizar estos recursos”, dijo.

Juan Carlos Ávila, miembro de la Comisión de Energía del Congreso Nacional, aseveró que la aprobación de estos fondos que se obtendrán mediante la emisión de bonos soberanos fue bastante azarosa en el seno del parlamento, por consiguiente, indicó que la Junta Interventora debe saber administrarlos muy responsablemente y contar con una agenda muy clara para rescatar a la Enee.

“Tenemos que ser bien claros y objetivos, son 600 millones de dólares que tendrán disponibles y no queremos que en un año o en año y medio estén volviendo a solicitar más bonos, porque sería estar botando más dinero en un saco roto y ahí quedaría demostrado que esta Junta Interventora solo vino a dañar las finanzas y a dañar el sistema eléctrico si no lo gran recuperarlo”, objetó.

Por su lado, Kevin Rodríguez, director ejecutivo de la Asociación Hondureña de Productores de Energía Eléctrica (Ahpee), resaltó que la aprobación de estos $600 millones para la Enee son la continuación del plan de rescate de la empresa que comenzó en 2019 con la aprobación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el fortalecimiento de la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) y la creación del Operador del Sistema (ODS).

Recordó que la deuda que se tienen con los generadores privados data desde noviembre de 2018, y hasta finales de 2019 ascendía a más de 12,000 millones de lempiras, dinero que a su vez los productores privados lo deben a los bancos financistas de sus proyectos.

Según el balance financiero de la Enee, esa deuda aumentó a 15,000 millones en este año.

Detalló que Honduras cuenta con 102 plantas generadoras entre públicas y privadas, de las cuales 91 son privadas de tecnología renovable y no renovable con una capacidad instalada de 2,087 megavatios. Honduras posee los costos de generación más baratos después de Guatemala.

Cifras negativas no avalan la gestión de Junta interventora

sar.1071(1024x768)
La Enee sigue sumida en una profunda crisis financiera que se ha ensanchado con el COVID19.

Los números negativos que registra la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) en el primer trimestre del presente año no avalan la gestión de la Junta Interventora de la Enee, con un déficit de más de 57,000 millones de lempiras y pasivos por el orden de los 74,000 millones a marzo del presente año.

La Junta Interventora, integrada por la directora del Servicio de Administración de Rentas (SAR), Mirian Guzmán; Yanuario Hernández y Gabriel Perdomo, asumieron sus funciones formalmente el 10 de enero del presente año con la misión de sacar a flote la empresa, pero tras cinco meses los resultados han sido bastante pobres.

En su gestión, el déficit de la empresa se colocó en 57,372 millones de lempiras y los pasivos aumentaron de 71,498 millones a 74,016 millones de lempiras en el primer trimestre del presente año.

Se supo que esta situación ha generado fuertes presiones hacia los interventores, que iniciaron sus funciones con una serie de operativos de cortes de electricidad a clientes morosos para recuperar la millonaria mora que arrastra la institución desde hace varios años. Sin embargo, estas y otras medidas no han sido suficientes para darle un respiro a la Enee.

Renuncia. Fuentes oficiales confirmaron a LA PRENSA que la titular de la Junta Interventora, Mirian Guzmán, interpuso hace algunos días su renuncia al frente de la empresa estatal, pero se conoció que el Poder Ejecutivo no se la aceptó.

La PRENSA intentó confirmar la información con la unidad de comunicación de la SAR, pero sus responsables indicaron que no tenían ninguna información al respecto. Dos fuentes de entero crédito consultadas indicaron que, en efecto, la renuncia se efectuó, pero no fue aceptada por el presidente Juan Orlando Hernández.

La Prensa